Publicado en Vida y Estilo Lunes, 15 Febrero 2021 10:34

¿Por qué mi perro ladra sin motivo? Podría ser un deterioro en específico

Escrito por Loretta Chantiri

A diferencia de los gatos que rara vez maúllan para comunicarse, los perros ladran en muchos momentos del día y por distintas razones específicas pero, ¿qué pasa cuando mi perro ladra sin motivo alguno o al menos sin un motivo aparente?

Esto puede significar una situación muy específica, pero antes, definamos por qué es que ladran los perros y cuáles son las causas que provocan que nuestro lomito se ponga a gritar como loquito durante todo el día.

¿Por qué ladran los perros?

Los ladridos de los perros pueden significar cosas según la situación y el contexto en el que emiten dicho sonido. Cuando un perro ladra, lo usa como medio de comunicación vocal con otros canes o con los humanos.

Los motivos más comunes según explica Paloma Ballester, veterinaria de AniCura Velázquez Hospital Veterinario en la ciudad de Madrid, España, son los siguientes:

  • Defensa de su territorio.
  • Ruidos que le sobresalten o que ya reconozca y le indiquen que algo está por suceder como por ejemplo el timbre la casa el cual le anuncia la llegada de un extraño.
  • Soledad y aburrimiento ya que un perro siempre querrá estar acompañado.
  • Alegría como por ejemplo cuando tomas la correa y tu perro ladra porque sabe que es hora del paseo que tanto le gusta o como cuando llegas a casa y ladra de emoción por verte.
  • Ansiedad por separación.
  • Al ver a otros perros ya sea para jugar, por miedo o en forma agresiva.

Claro que todos los motivos de ladrido dependerán mucho de cada perro, si este es educado por sus dueño, si lo sacan a pasear y a convivir con otros perros con regularidad, si es tratado de manera respetuosa y cariñosa, etc.

Ya que para que un perro no ladre, es esencial que reciba una buena educación desde cachorro. Un buen adiestramiento en el que se contemplen las órdenes básicas con el fin de se convierta en un perro equilibrado sin problemas de conducta como el ladrido.

Por otra parte, si se adopta un perro adulto, lo más adecuado es recurrir a un profesional para que ayude al can a adaptarse a su nuevo hogar, sobre todo si tiene un problema de ladridos.

Por su parte la veterinaria Paloma Ballester señala que “si un perro ladra de vez en cuando pero si le dices que se calle, lo hace, no debemos considerarlo como un problema. Sin embargo, cuando un animal no obedece y sigue ladrando sin parar debemos consultar con un profesional para que nos ayude a tratar este comportamiento”.

Es muy importante no recurrir a gritos o maltratos ya que eso puede empeorar la situación, además de hacer sufrir al animal y por ende generarle otro tipo de conductas o trastornos.

Por ello, la primera regla para que tu perro deje de ladrar es utilizar una orden firme pero calmada. Por ejemplo, decir ‘silencio’ pero sin gritar mientras te llevas el dedo a los labios para que asocie este gesto con una acción.

También hay que recordar que los perros pueden ladrar por ansiedad así que resulta importante saber cómo ayudarle a calmar dicha ansiedad a nuestro lomito. Para tratar este problema, es necesario la ayuda de un profesional veterinario experto en conducta animal, quien pueda orientar de manera más precisa para ir modificando dicho trastorno poco a poco.

Aunque si el problema no es demasiado grave, siempre puedes recurrir a algunos juguetes con comida escondida que ayudarán a tu perro a calmarse mientras estés fuera de casa.

¿Pero por qué ladran sin motivo?

Finalmente, si tu perro nunca ha tenido problemas de comportamiento o de ansiedad y a la par atiendes todas sus necesidades básicas y afectivas, entonces, ¿por qué ladra tanto?

La explicación es que debido a la edad, por ejemplo si tu mascota tiene más de 9 años y empieza a tener comportamientos distintos como ladrar sin motivo o a deshoras, es posible que esté sufriendo algo similar a un deterioro cognitivo.

“Los ladridos sin motivo son un síntoma de que nuestro perro se hace mayor y es aconsejable que se lo comentemos a nuestro veterinario, puesto que existen tratamientos que pueden ayudar a nuestra mascota”, señala Paloma Ballester.

Y además de los ladridos, el deterioro cognitivo en perros suele manifestarse también con problemas de incontinencia de sueño o “vagabundeos” por la casa.

Finalmente hay que mencionar que, según la veterinaria Ballester, este trastorno no se trata de una enfermedad, sino de una consecuencia del paso del tiempo, pero que existen maneras de frenar o mejorar la actividad cerebral.

Por otro lado, señala que los perros no suelen utilizar el ladrido cuando se encuentran mal.

“Si un propietario observa que su perro ladra sin motivo de repente, y sobre todo, si es mayor, debe comentarlo a su veterinario. Pero no debe asustarse ya que no suele ser una señal de enfermedad, porque no suele ser una manera de manifestar dolor. Y si el perro es joven lo habitual es que se trate de un problema de conducta”, advierte.

 

Publicado en Vida y Estilo
Etiquetado como
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.