Publicado en Radiografia del Poder Jueves, 15 Diciembre 2016 08:24

La libra el Cuau

Escrito por

Por lo menos en lo que resta del año

Llama Vinicio a la calma

Por más esfuerzos que se hicieron por sacar de la jugada a Cuauhtémoc Blanco Bravo, en su carácter de presidente municipal de Cuernavaca, todo indica que por lo menos sobrevivirá lo que resta del presente año, porque con base en el procedimiento a seguir en lo que corresponde a la demanda de juicio político en el Congreso local, el señor cuenta con 15 días hábiles para poder sortear el problema.

 

El edil fue nuevamente citado ayer para que compareciera ante el recinto legislativo, pero de todas formas, a pesar de los movimientos orientados a fin de cumplir con el compromiso de deponerlo del cargo antes de que concluya el 2016, se les está yendo vivo.

Algo tardío, pero ya comienza a recibir algunas muestras de apoyo desde trincheras que cuentan con cierto peso en el equilibrio de fuerzas políticas y económicas a nivel nacional, eso podría por lo menos ir empantanando el proceso y alargarlo indefinidamente, porque aunque el jurista Raúl Carrancá y Rivas, quien interpuso el recurso, sostenga que el alcalde está indefenso ante ello, porque no procederá en lo sucesivo algún amparo o suspensión, el asunto es político –por eso es juicio político- y entonces se puede resolver por esa vía.

Ya incluso en lo local, hay voces que empiezan a demandar de las partes en conflicto bajarle a la disputa y abonar en la concordia, porque todo esto se refleja en muchos espacios, los comercios y empresas se ven afectadas por una serie de conflictos colaterales que parecieran empujar hacia la ingobernabilidad.

Ayer buena parte de la ciudadanía capitalina se vio afectada por un bloqueo de tránsito a la altura de los Patios de la Estación y de la Selva, el argumento era válido, vecinos se quejaban de falta en el servicio de agua potable, pero como que se prestaba para considerar que tenía la intención de complicar más los escenarios.

La legislatura local se va de vacaciones, ha intentado dejar el tema listo para empezar a presionar con el arranque del año y esa espera tendrá que hacer reflexionar a quienes se encuentran metidos en la vorágine, para que reconsideren cambiar de actitud, el daño que le causarían a la capital del estado con una decisión de ese tamaño, no sería menor y las facturas políticas a pagar por parte de los responsables, tampoco.

Nos atreveríamos a decir que algunos estarían arriesgando su carrera política. Igual y advierten que difícilmente podrán volver a “representar” al pueblo, y entonces hay que aprovecharse de todo lo que caiga para aguantar el futuro, sin embargo, la mayoría de ellos no piensa así, aún albergan la esperanza de mantenerse colgados del presupuesto público muchos años más.

No pocos valoran el asunto y estiman que todo esto tiene otro propósito al paralelo, es decir no únicamente la finalidad de renunciar a Blanco Bravo, sino intentar obligarlo a ceder y sentarse a negociar. O sea, que acabe aceptando las condiciones que le pongan sus adversarios políticos, sin embargo conociendo el carácter del ex futbolista, no creemos que eso suceda.

El hombre sigue mostrando fuerza y carácter como para aguantar mucho tiempo más. Es cierto, no es político, pero ese sólo hecho pareciera darle mayor fortaleza ante su gente, por lo menos, además de una figura de fama deportiva, es hoy un personaje público que con cada golpe que recibe gana voluntades y aprecio, mientras que en sus detractores ocurre todo lo contrario y mire que tiene los poderes encima, cualquier alcalde, en otras circunstancias, hace buen rato que habría sucumbido.

LLAMA VINICIO A LA CALMA

En otro tema, al interior de la Federación de Trabajadores de Morelos (FTM), filial de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), se vivió un conflicto bastante complicado el pasado fin de semana, a partir de que algunos integrantes de las estructuras de mandos medios, intentaron dar  algo así como un golpe de estado al secretario general Vinicio Limón Rivera.

Como que la información se salió de control y a pesar de que Limón Rivera andaba –sigue aún fuera- atendiendo algunos temas sindicales en el exterior, fue informado de lo que se venía y todo indica que pudo desarticular la asonada. Es decir, aprovechando su ausencia, buscaron madrugarlo con la dirigencia, sólo que la intentona abortó.

El secretario general no menciona nombres, pero envía un mensaje a sus bases, dando por hecho que sí se intentaba algo así en su contra, entre otras cosas refiere que “no nos dejemos sorprender por la intriga e intereses políticos oscuros, que buscan la destrucción de la FTM”.

Y les recuerda que “en tiempos de Sergio Estrada Cajigal se intentó hacer lo mismo, desafortunadamente algunos compañeros se prestaron a ello, hoy se busca lo mismo”. Luego destaca que “los hombres somos pasajeros, ayer Gonzalo Pastrana, luego Manuel Montalvo, ahora yo y mañana cualquiera de ustedes estará al frente, así que hagamos las intrigas a un lado y sigamos adelante”.

“La unidad está por encima de cualquier cosa, la lealtad es un factor indispensable para mantener al sector en unidad por el bien de miles de familias, cuyos jefes tienen un empleo por la vía de la FTM”, dice, para luego advertir que no caerá en provocaciones.

Las expresiones son claras, no menciona específicamente  en qué consiste el conflicto, pero por otras vías, pudimos enterarnos de que se buscaba quitarlo de en medio, lo que lleva a considerar que aquellos que se vieron involucrados en el asunto, pudieran estar en dificultades, porque igual y puede darse un ajuste de cuentas.

Y como dice Vinicio no es la primera ocasión que ocurre algo así, en su oportunidad, se dieron desprendimientos y algunos de quienes formaron parte de las estructuras de la dirigencia en la federación, terminaron constituyéndose en organizaciones alternas, una de ellas es el Nuevo Grupo Sindical con Bulmaro Hernández Juárez.

Hasta la fecha, subsiste una rivalidad entre ambos frentes, éste último ha buscado, con base en acuerdos poco transparentes con el régimen en turno, adjudicarse la mayoría de los contratos de obra pública y en algunos casos se ha llegado hasta el enfrentamiento físico, uno de ellos ocurrió en lo que corresponde a la ampliación de la autopista La Pera-Oacalco hace ya un buen tiempo.

 

 

 

 

 

 

Publicado en Radiografia del Poder
Etiquetado como

Lo último de Daniel Alcaraz Gómez

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.