Publicado en Radiografia del Poder Sábado, 12 Marzo 2016 05:01

Caso Uber, un dilema

Escrito por

Messeguer, ni sí ni no

El titular de la Secretaría de Movilidad y Transporte (SMyT), Jorge Messeguer Guillén, pasa por un momento crítico, la presencia de la empresa Uber en la prestación del servicio del transporte público le vino a mover el tapete y el señor parece que anda enredado, porque los concesionarios del resto de la competencia le han exigido que manifieste su postura en torno al tema.

Se ve que no encuentra la manera se zafarse, porque además le dieron un término específico para que se deslindara o definiera cuál es la posición de la dependencia a su cargo al respecto. El hombre ni dijo una cosa ni otra, simplemente lo contrario, se enredó en sus palabras, lo que lleva a considerar que hay algún interés en torno al asunto.

La reacción de la mayoría de las organizaciones de taxistas fue inmediata, mostraron que cuando ven amenazados sus intereses hacen a un lado cualquier diferencia entre ellos y mire que las hay, porque siempre habrá motivos de disputa cuando se opera en el territorio y los caminos se encuentran.

Lo hemos dicho reiteradas veces, el tema del transporte público no es fácil de resolver, su problemática es diversa, acabar con los vicios que ahí imperan pareciera imposible, porque llevamos media vida escuchando los mismos discursos de las autoridades sobre el asunto, es decir que ahora sí será modernizado, que se terminará con el pirataje, se modernizarán unidades o se civilizará a los conductores.

El caso es que al menos durante los últimos 26 años, no se ha dado un solo paso en ese sentido y por el contrario cada vez se aprecia el ambiente más enredado y lo que estamos viendo entra en esa dinámica de la que los concesionarios no aceptan salir.

Habrá que ver qué rumbo toma el caso, pero será bastante complicado que Uber logre resistir a las presiones que vienen de todos lados y a las que el propio Poder Legislativo se ha sumado, al considerar que la nueva modalidad adolece de los permisos respectivos para seguir operando.

El hecho de que la SMyT procediera ya a la detención de las primeras unidades de dicha empresa, es sin duda producto de los reclamos y demandas. Y mire que cuando los permisionarios se ponen de acuerdo en algo, es una fuerza suficientemente grande como para doblegar a las mismas instituciones, que lo que menos quieren son problemas.

Y ya la advertencia a Messeguer Guillén es en el sentido de que resuelva o renuncie a su cargo, y eso seguramente le viene causando frío y no precisamente por las bajas temperaturas, sino porque entiende que tendrá que escuchar a los quejosos o la podría sufrir y fuerte.

Igual y lo que desde la administración pública se intentó, fue medir el tamaño de los opositores a la puesta en marcha de nuevas modalidades en la prestación del servicio, a fin de impulsar la modernidad en el tema, pensando en el proyecto que traen desde que asumieron la directriz del gobierno estatal, implantar en Cuernavaca y el área conurbada el morebús.

No es sensato pensar que sin consentimiento alguno de la autoridad se comenzara a trabajar en la oferta de taxis en referencia, seguramente es un experimento para saber cuál es el tamaño del monstruo que se enfrentaría y de esa forma seguir o cancelar la intención, por ahí debe ir la cosa.

Ciertamente que la calidad en la prestación del servicio público del transporte en Morelos, ya sea de taxi o colectivo, no es la mejor, sin embargo quienes se dedican a ello enfrentan hoy una saturación de unidades en el mercado, porque la SMyT continúa regularizando concesiones sin medida.

Messeguer y su equipo de operadores en todo el territorio estatal vienen haciendo el gran negocio, muy sigilosamente venden o regularizan permisos para sacar dinero, sin considerar la oferta y la demanda, eso parece ser lo que menos les interesa, van por lo suyo.

Es decir, sobra oferta en el área conurbada de la capital y sobre todo con la modalidad del taxi metropolitano que puede circular lo mismo en Cuernavaca, que en Temixco, Jiutepec o Xochitepec. Bueno, en los municipios de la zona poniente, de Miacatlán a Coatlán del Río los del gremio debieron quejarse ante las instancias competentes, porque ya se les estaban metiendo hasta aquel rincón.

Lo que no hay es calidad, seguridad y comodidad, es la parte más débil y como que ahí se justifica la presencia de Uber, porque efectivamente, algunas unidades que  andan circulando no muy legalmente, suelen usarse hasta para la comisión de delitos y por eso la desconfianza de los usuarios.

Pero esta actividad ha sido motivo de sendos negocios de diversas administraciones gubernamentales en turno, todavía recordamos que en tiempos de Antonio Rivapalacio López, cuando se aproximaba el final del sexenio, liberó dos o tres mil permisos de taxis. Lo mismo hizo el ahora ex gobernador Sergio Estrada Cajigal en la transición de su gestión con la de Marco Adame Castillo.

No obstante, este gobierno no se esperó hasta el final, muy tempranamente inició la comercialización de permisos y a la fecha ni los empresarios del ramo saben a ciencia cierta cuántos han puesto en circulación, pero son miles, que les han representado cientos de millones de pesos, y que evidentemente no son reportados en las arcas públicas, son fondos que en su mayor porcentaje van a los bolsillos de los funcionarios públicos.

Comenzaron simulando abrir modalidades como aquello de las mujeres taxistas, el taxi turístico o el ejecutivo, pero el fin era justificar la aparición de agrupaciones nuevas que son negocio para unos cuantos. En la modalidad de servicio sin itinerario fijo, hemos platicado con los taxistas, no es nada fácil conseguir siquiera la cuota a pagar a los concesionarios.

La competencia en la calle es bárbara entre ellos, sobre todo en las horas pico, se puede observar cómo, en el primer cuadro de la ciudad capital, pareciera desfile de autos de alquiler, buscando desesperadamente un usuario, porque además el consumo de gasolina es constante, pero se dejaron que les saturaran el mercado y ahora se sienten amenazados por Uber, aunque sólo tenga unas cuantas unidades trabajando.

 

Publicado en Radiografia del Poder
Etiquetado como

Lo último de Daniel Alcaraz Gómez

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.