Publicado en Radiografia del Poder Sábado, 21 Octubre 2017 06:14

Morebús, el adiós

Escrito por

Más municipios

La cancelación del proyecto de aterrizar en la capital del estado y municipios conurbados el modelo de servicio de transporte colectivo denominado morebús  era algo largamente esperado; la verdad es que nunca se dio el primer gran paso, en lo que a la infraestructura para tal propósito se refiere, aunque sí se logró que el Congreso local aprobara una partida presupuestal para ello.

En su oportunidad se insistió mucho en que la llegada a la Secretaría de Movilidad y Transporte (SMyT) de Jorge Messeguer Guillén, luego de que perdiera la elección por la presidencia municipal en Cuernavaca en el 2015, llevaba implícita la instrucción de acelerar esa misión, pero tampoco logró hacer mucho al respecto.

Bueno, tras el anuncio oficial de la suspensión del proyecto, entendemos que Messeguer se quedó sin chamba, porque al salir de la secretaría citada se informó que quedaba a cargo del asunto en referencia, sólo que ya no hay nada que hacer sobre el asunto, que insistimos, daba señales claras de que no llegaría a nada.

No parecía mala idea, sobre todo porque en algunas ciudades de buen tamaño, como Acapulco o la capital del país, sí ha mostrado utilidad para los usuarios, sin embargo, las condiciones viales son muy distintas; acá, no se diga en la ciudad de la eterna primavera, unidades de tal tamaño provocarían conflictos viales enormes, porque nuestras calles y avenidas son reducidas.

Pero además, nunca se logró alcanzar algún acuerdo con los empresarios del servicio de transporte, que se sentían agredidos en sus intereses  en caso de entrar en operación el morebús, que en un primer derrotero, cubriría la ruta de Progreso, en el municipio de Jiutepec, hasta la Paloma de la Paz, al norte de Cuernavaca, en un especie de experimento a fin de valorar la conveniencia o no de seguir avanzando, porque teóricamente se presentaron otras rutas como Temixco a la glorieta Emiliano Zapata, igualmente al norte de la capital estatal.

Fue tema que polarizó posiciones, entre autoridades del ramo y permisionarios y que llevó a protestas, marchas y manifestaciones públicas de resistencia de aquellos que se mantuvieron en sentido contrario. Se ha dispuesto que parte del presupuesto liberado por el recinto legislativo local durante este año para tal propósito, se canalice para apoyar a damnificados por el terremoto del pasado 19 de septiembre en una suma de 500 millones de pesos.

Sin embargo, la partida global es de más de mil millones de pesos, habrá que ver qué destino tiene el resto, porque, reiteramos, es un rubro ya aprobado para ser invertido. Ahora bien, igualmente se tendría que analizar si jurídica y legalmente basta con hacer un anuncio público para poder disponer de ese dinero que venía ya etiquetado. Es de considerar que el mismo poder legislativo debería pronunciarse al respecto.

E independientemente de este tema, también hay otros que por los motivos que sean, se quedaron en el camino y en el escritorio, como aquel relacionado con la apertura de ciclopistas en determinadas zonas de la ciudad, para fomentar el transporte en bicicleta y disminuir la presencia del automóvil. Luego de la presentación se hizo a un lado el caso y nunca más se le dio trato.

Más allá del anuncio oficial de la cancelación del morebús, que hace meses se veía venir, sigue siendo inaplazable que se obligue a los empresarios del transporte público a modernizar y mejorar la oferta, porque la calidad y el trato a los usuarios no es muy bueno que digamos, pero el Secretario David Martínez Martínez no muestra voluntad para trabajar al respecto, como que el cargo le quedó grande y además, sigue pensando en ser candidato a la comuna de Temixco, en cuyo intento fracasó en el 2015.

MÁS MUNICIPIOS

Y todo indica que ahora sí se validará la erección de cuatro nuevos municipios, cuyas comunidades de Xoxocotla, Coatetelco, Hueyapan y Tetelcingo venían reclamando desde hace unos años. En realidad, son más los que demandaban independizarse de sus respectivas cabeceras municipales, como Santa Catarina, en el municipio de Tepoztlán, pero se entiende que por lo pronto, se favorecerá a esos cuatro.

Y lo que genera polémica, discusión y análisis de algunos observadores, es lo relacionado a si existen o no condiciones como para que esos nuevos ayuntamientos tengan autonomía, sobre todo financiera y de ingresos propios. Muchos no les conceden tales atributos, sin embargo, quienes comenzaron a impulsar esos proyectos, desarrollaron un trabajo ejemplar como propuesta que en efecto, les daría esas posibilidades de vivir mejor que ahora con lo que les corresponda de presupuesto público y sus ingresos diversos.

El diseño es bastante interesante y audaz; uno de los artífices de lo anterior es Juan López Palacios, de Xoxocotla, quien conjuntamente con líderes de otros pueblos logró redondear el plan que se antoja casi perfecto; sólo que depende de algo trascendente para llevarlo a la práctica; impedir cualquier indicio de corrupción; elegir a las autoridades mediante asambleas populares; que éstos cuenten con ingresos de acuerdo a las condiciones sociales en que se vive; o sea, que entiendan que van a servir, no a servirse.

Esa propuesta original, sin embargo, ha sido objeto de toda clase de presiones, porque desde el mismo poder legislativo y quizás por instrucciones superiores, se buscó permanentemente descarrilarla, a fin de quitarle la originalidad tras el riesgo de que funcionara y exhibiera toda clase de vicios que se practican hoy día en los ayuntamientos y que son el origen del derroche y de cuantiosos desvíos por parte de los “servidores públicos”.

Si se llegara a aplicar la propuesta antes mencionada, no habría mayores dificultades; bueno, ahí se advierte que en el caso de algunos servicios como la emisión de actas de nacimiento, pudieran ser gratuitas. Sólo que esas fuerzas contrarias han logrado modificar sustancialmente el proyecto e intentan reproducir normas y reglas tradicionales que acabarían por empujar a las nuevas presidencias municipales a más de lo mismo.

La pregunta insistente es de dónde se sacará dinero para las alcaldías en ciernes y de entrada, se respondería que quitándole proporcionalmente una parte del presupuesto a los ayuntamientos a los que pertenecieron; en éste caso, a Cuautla, con Tetelcingo; Puente de Ixtla, en el caso de Xoxocotla o Miacatlán en lo referente a Coatetelco.

Modificado por última vez en Sábado, 21 Octubre 2017 08:45
Publicado en Radiografia del Poder
Etiquetado como

Lo último de Daniel Alcaraz Gómez

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.