Publicado en Radiografia del Poder Martes, 25 Julio 2017 06:13

Vía Exprés ¿y las ventanas?

Escrito por

Dice Vera que no, pero…

Inmersos en una batalla por sacudirse responsabilidades de lo ocurrido en el Paso Exprés el pasado 12 de julio, el Estado y la Federación vienen descuidando aspectos fundamentales relacionados con demandas populares respecto al uso de esa vía de comunicación, porque a pesar de haber sido inaugurada a principios de abril, no ha funcionado al 100 por ciento.

En principio de cuentas, se cortó el listón inaugural cuando todavía no estaba concluida la obra física, el tráfico tenía que circular en medio de toda clase de barreras y corte de carriles, por la presencia de máquinas y hombres aún desarrollando acciones complementarias, lo que se denomina detalles. Todo eso provocó decenas de accidentes que terminaron en pérdida de vidas. El conteo supera las 400 almas.

Después  de casi cuatro meses de su puesta en operaciones, sigue siendo de una utilidad a medias, porque tras los desafortunados sucesos, buena parte de la afluencia vehicular prefiere usar vías alternas al interior de la capital morelense, por el miedo a sufrir algún percance parecido, pero eso es lo de menos; la gran molestia se da por la privatización de los cuatros carriles centrales, donde se pide a gritos que por lo menos se abran unas cuatro ventanas de entrada y salida para favorecer al tránsito local.

Entretenidos en la búsqueda de sacudirse responsabilidades y culpas, en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) parecen estar ciegos y sordos, no ven ni escuchan a nadie, lo que menos parece interesarles es resolver problemas de la vida cotidiana de los morelenses, que parecían estar mejor con el viejo libramiento que con el famoso Paso Exprés Tlahuica que sólo ha ofrecido desgracias a causa de la insensibilidad de esos “servidores públicos”.

La paciencia comienza a agotarse, ya hay advertencias en el sentido de que si no responden a las demandas sociales, se tendrá que pensar en alguna forma de defensa popular, porque está visto que sólo con la presión se logran algunos objetivos y nos parece que por ahí irá la cosa en lo sucesivo.  Frente a tanta soberbia y desprecio de las autoridades, siempre hay que llegar a los extremos, que a veces no son los más aconsejables, porque la mayoría de los movimientos terminan por afectar a terceros, no obstante es la única vía que le dejan a la sociedad.

La población se cansa de tantas incongruencias e injusticias, como gobernados estamos hartos de la ineficiencia y corrupción, de que nuestros impuestos sean utilizados en función de los intereses de unos cuantos, que amafiados entre sí se los roban de manera descarada. Esa obra debió costar poco más de mil millones de pesos, si no es que menos, porque no tiene la calidad requerida, pero se facturó en más de dos mil 200 millones y aún se sigue invirtiendo. Es decir, el presupuesto se infló en más del 100 por ciento para que todos ganaran, autoridades y constructores a costa de nuestro dinero, y no obstante el derroche, les importa un bledo la queja pública.

El nuevo delegado Héctor Armando Castañeda Molina deberá aprender rápido y mostrar voluntad para cumplir su papel al frente de esa dependencia, porque su antecesor José Luis Alarcón Ezeta, quien debería estar tras las rejas, nunca supo donde estaba parado, sólo se aseguró de hacer algunos negocios jugosos al amparo del cargo. No hay vuelta de hoja, o permiten el uso del tránsito local en toda la vialidad o esto se empezará a calentar y convertirse en un conflicto permanente.

DICE VERA QUE NO, PERO…

En otro asunto, el rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) Alejandro Vera Jiménez rechazó que su presencia en el acto de toma de protesta de los nuevos dirigentes del CDE, se debiera a que milita en dicha institución y que sólo fue como invitado especial porque se lo pidieron algunos legisladores del tricolor, sin embargo hay señales de que sí existe un acercamiento, sobre todo con personajes de primer nivel del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Ya hemos insistido mucho en que Cuernavaca es una plaza fundamental en política, cualquier partido que en verdad considere dar la batalla por la gubernatura, está obligado a ser competitivo en la capital estatal, de otra manera difícilmente obtendría los votos necesarios para alcanzar la gubernatura y en lo que se refiere a los priistas no tienen cuadros que garanticen esa rentabilidad y el rector sería una figura que podría dar la batalla.

Claro, por aspirantes a la comuna no queda, hay fácilmente media docena de interesados en ser candidatos, pero sinceramente no tienen nada que ofrecer, darles oportunidad sería anticipar la derrota y de forma estrepitosa, así que lo más sensato es que se busque a alguien con mayor capital político y Vera Jiménez lo tiene.

Y si eso fuera así y compitiera por un cargo público, algo así como la alcaldía de Cuernavaca, pues se viviría una jornada electoral bastante interesante, porque de parte de otras trincheras hay aspirantes que también arrastran cierto peso electoral. El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) puede ir con José Luis Urióstegui, que ya fue candidato en el 2012 y que parece incluso haber ganado, pero negociaron la posición. Es un hombre experimentado y con prestigio profesional.

El Partido Acción Nacional (PAN) puede llevar como abanderado al sacerdote Antonio Sandoval Tajonar. La batalla sería muy pareja, pero además cualquiera de ellos tres garantizaría una buena administración en la capital, lo que posibilitaría resarcir el retroceso en el que se encuentra la ciudad.

La verdad sería lo mejor que le pudiera suceder a la Ciudad de la Eterna Primavera, porque incluso los tres bien pudieran ser aspirantes a la gubernatura. Y como decíamos, es el Revolucionario Institucional el que no parece tener algún gallo propio para incrementar su caudal de votos en la metrópoli, de ahí que deba pensar en alguien con rentabilidad y ése pudiera ser Vera Jiménez.

 

 

Publicado en Radiografia del Poder
Etiquetado como

Lo último de Daniel Alcaraz Gómez

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.