Publicado en Radiografia del Poder Jueves, 29 Junio 2017 05:50

Movilidad y Transporte ¿Y los pendientes?

Escrito por

Las presiones derivadas de una serie de irregularidades que se venían cometiendo en la Secretaría de Movilidad y Transporte (SMyT), obligaron al ya ex titular de esa dependencia, Jorge Messeguer Guillén, a abandonar el cargo; por lo menos eso es lo que oficialmente se ha informado.

Queda a cargo, suponemos que momentáneamente, David Martínez Martínez, aquél que en su desesperación por ser candidato a la presidencia municipal de Temixco en el proceso del 2015, ideara lo que se consideró siempre como un autosecuestro.

La salida de Messeguer deja sin embargo una serie de pendientes y compromisos por resolver, el más significativo, la puesta en marcha de ese modelo de servicio urbano de pasajeros denominado Morebús, del que tanto se ha hablado, pero en cuyo proyecto no se ha puesto la primera piedra para la construcción de la infraestructura al respecto.

Se esperaba mucho más del ex funcionario, sobre todo porque se trata de un personaje con cercanía al jefe del Poder Ejecutivo, lo cual genera posibilidades de lograr apoyos, tanto morales como económicos para dejar huella, no obstante, su paso por esa secretaría no deja gran cosa.

Si bien es cierto que no logró abonar nada en lo referente al Morebús, tampoco resolvió deficiencias, vicios y conflictos ancestrales en lo relacionado al sistema de transporte público, por el contrario, su salida seguramente obedece a hechos de corrupción que comenzaron a aflorar y se salieron de control.

Fue la Secretaría de la Contraloría General de Gobierno, a cargo de Adriana Flores Garza, la que alertó sobre el caso, dando a conocer que había tenido que llegar al cese de algunos funcionarios presuntamente relacionados con sucesos delicados al interior de la dependencia.

El tema fue objeto de una serie de reacciones y se refiere que en medio de reclamos de concesionarios del servicio en referencia, sobre todo porque se pretendía suspender el proceso de regularización de concesiones, iniciadas y acordadas en 2014, el propio secretario de Gobierno Matías Quiroz Medina debió intervenir para calmar las aguas y quizás fue a partir de ahí que se consideró necesaria la salida de Messeguer Guillén.

Manejar la SMyT es muy complicado, hay que hacerle frente a una serie de intereses creados a través de décadas, porque se permitió el surgimiento de poderosos monopolios que se convirtieron en monstruos indomables y a los que si no se les conceden privilegios, son capaces de poner de cabeza a cualquier figura pública.

Bueno, pues son esos entes los que siguen obligando a que se posponga la puesta en marcha del Morebús, ya que daña parte de sus intereses al pretender quitarles algunos de los derroteros, convirtiéndolos en rutas de alimentación.

Sin embargo, es obligación de quien esté al frente de esa instancia abonar en la corrección de muchos vicios que hacen de la prestación de dicho servicio una oferta de pésima calidad, que ha llevado a un reclamo eterno de los usuarios, porque nadie es capaz de enderezar el rumbo.

Cerca del 50% del padrón de rutas y camiones que circulan por las calles de las ciudades, pueblos y municipios, son conforme a la ley en la materia, obsoletas y tendrían que ser sustituidas por otras en mejores condiciones, sin embargo se les permite continuar operando.

El pirataje es algo casi irremediable, no porque resulte imposible combatirlo sino porque no hay la decisión para hacerlo, los intereses deben ser muy fuertes como para que pasen años, gobiernos y funcionarios, sin que se observe algún avance en esa materia.

Suponemos que el ascenso de David Martínez será efímero, porque como que le queda grande la silla, él llegó ahí para seguir cobrando parte de la factura que seguramente considera le deben, por haber declinado –más a fuerza que de ganas- en sus aspiraciones a la candidatura por la comuna de Temixco, pero no porque conozca y tenga experiencia en el ramo. Venía de haber ocupado igualmente una responsabilidad en el Instituto de la Educación Básica del Estado de Morelos (IEBEM), aunque fuera por las mismas causas y motivos.

Se requiere por lo tanto de alguien que tenga proximidad y acercamiento, tanto con las organizaciones más fuertes del transporte como con los primeros niveles de autoridad del estado, a fin de que se logre mantener un equilibrio en el desarrollo del sistema de transporte a nivel estatal. Y lo decíamos, David no tiene esas ventajas, por eso es de suponer que a la menor brevedad tiene que ser sustituido, para que además exista formalidad.

Pero además, el señor sigue considerando que para la elección que viene sí será candidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD) por Temixco. Al respecto, hace unas semanas confió a algunos de sus colaboradores, que ya incluso ha empezado a desarrollar trabajos preelectorales en dicho territorio a fin de reclamar ese derecho.

Para el cumplimiento de algunas metas o compromisos adquiridos de parte de la SMyT, los tiempos se agotan y  referíamos que en el caso del Morebús era necesario ya contar por lo menos con las bases. No es un modelo malo, de acuerdo a lo que se ha mostrado, para los usuarios representaría a lo mejor alguna economía en el costo de traslados de larga distancia.

Sólo que su funcionamiento traería serias complicaciones por lo inapropiado de la mayoría de las vialidades en Cuernavaca, donde se haría el primer experimento. La intención es abrir el primer derrotero de Progreso, en el municipio de Jiutepec, a la Paloma de la Paz al norte de la capital, en un trayecto por la avenida Plan de Ayala y Cuauhnáhuac.

Pero lo anterior reduciría en un carril de cada lado ese acceso al resto del tránsito y eso provocaría congestionamientos bárbaros, particularmente en horas pico de afluencia vehicular. Ese es el principal obstáculo para el objetivo, la ausencia de calles y avenidas lo suficientemente amplias para algo así.

Y ahora con la salida de Jorge Messeguer como que algunos proyectos se pospondrán, mientras se vuelve a tomar el control de los mismos, pero nos encontramos en la recta final de un sexenio, cuando más bien hay que empezar el cierre de actividades administrativas y contables para llegar a una entrega en forma.

Publicado en Radiografia del Poder

Lo último de Daniel Alcaraz Gómez

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.