Jueves, 08 Octubre 2015 01:00

¿Qué es el Mando Único?

Escrito por

Corporaciones infiltradas

1.- ¿Qué es la estrategia de seguridad pública llamada Mando Único en el Estado de Morelos? ¿Cuáles son sus antecedentes? Aunque ayer se habló largo y tendido sobre el tema en el Congreso local durante la comparecencia del comisionado Jesús Alberto Capella Ibarra, hoy retomaré la columna que escribí el 5 de febrero de 2013. 

Es importante subrayar que el 1 de octubre de 2012, cuando Graco Ramírez se hizo cargo del Poder Ejecutivo morelense, los ínclitos diputados locales de la época ya habían aprobado la promulgación de la Ley Estatal para la Asunción del Gobierno de la Función de Seguridad Pública de los municipios y las Policías Preventivas Municipales y de Tránsito Municipal (así de extenso es el nombre de dicha normatividad), cuya iniciativa fue turnada al Congreso por el gobernador panista Marco Antonio Adame Castillo.

2.- Algo ocurrió el 5 de febrero de 2013. Tras varios meses de intenso forcejeo e innumerables especulaciones, teniendo como escenario el Centro de Convenciones de Xochitepec, fue firmado el convenio que le otorgó al gobierno estatal, a través de la Secretaría de Seguridad Pública, la facultad de asumir el control de las policías preventivas municipales. Es decir: surgió el Mando Único Coordinado de Policía Morelos, proyecto que buscó consolidar el ya citado Marco Antonio Adame Castillo, sin conseguirlo. A escasos meses de concluir su mandato, el panista heredó al entonces gobernador electo, Graco Ramírez, la posibilidad de lograrlo mediante dicha ley. Escribí allá y entonces: “Lo deseable es que todos los presidentes municipales se hayan convencido sobre las bondades del nuevo control policiaco (a cargo de la SSP estatal en seis regiones) buscando cristalizar el principal objetivo de la nueva estrategia: abatir el índice delictivo y recuperar la seguridad pública en cualquier rincón de nuestra entidad”.

3.- El Mando Único era observado por las autoridades estatales como la panacea para resolver la problemática de inseguridad, dentro de un contexto donde las 33 corporaciones municipales se encontraban estigmatizadas e infiltradas por el crimen organizado. Ejemplos de ello abundan en las hemerotecas. Aquí es importante comentar que la infiltración de corporaciones continuó desde febrero de 2013 hasta… ¿la actualidad? Con ese respecto recordaré las dos columnas recientes donde transcribí el análisis enviado a este columnista por un policía en activo, con 14 años de servicio. Ahí quedó establecido que a pesar del control del Mando Único todavía persisten antiguos vicios en las corporaciones municipales. ¿Cuál era la esencia de los convenios que firmaron los alcaldes en febrero de 2013 y que algunos presidentes municipales electos probablemente buscarán invalidar una vez entronizados en el cargo a partir del 1 de enero de 2016?

4.- Siempre me ha parecido que en el ánimo de todos los ediles subsistían las obvias reservas o discrepancias respecto al financiamiento para operar las corporaciones municipales, de las cuales una parte se subordinaría a la entonces Secretaría de Seguridad Pública (recuerden que la dependencia fue sustituida en enero de 2014 por la Comisión Estatal de Seguridad, dependiente de la Secretaría de Gobierno) para cumplir operativos específicos de intervención en delitos de alto impacto y acciones de investigación, mientras el resto constituirá la policía de proximidad, en tanto las policías viales se dedicarían a lo mismo. El gobierno estatal pugnaría por evitar la falta de coordinación y unidad de mando, así como la asimetría en los salarios policiacos, la falta de requisitos de ingreso, los inadecuados procedimientos de reclutamiento y selección, la precaria obtención de recursos y la ausencia de evaluaciones al desempeño. El control de confianza sería una de las partes torales.

5.- De manera concreta, los principales objetivos del Mando Único Coordinado de Policía son mantener y, en su caso, restablecer la paz y el orden público; estructurar y operar de forma integral en el Estado las políticas públicas en el ámbito de seguridad pública respecto de las funciones de policía preventiva; optimizar la labor de las instituciones de la policía estatal y municipal en una colaboración para combatir la delincuencia y prevenir la comisión de los delitos; eficientar la capacidad de respuesta de las policías en el Estado a través de la articulación de acciones conjuntas; adminicular la operatividad táctica en el ámbito de la seguridad proactiva y reactiva; optimizar los recursos humanos, materiales y presupuestales que estén disponibles para el combate de la delincuencia y la prevención de los delitos y participación ciudadana; y capacitar y adiestrar al personal operativo del municipio por conducto de las autoridades estatales que desarrollan funciones de seguridad pública.

6.- Como ya lo indiqué líneas atrás, una parte del personal operativo y administrativo de la Policía Preventiva Municipal se sometió al control de la SSP estatal. Empero, los elementos que proporcionara el ayuntamiento utilizarían sus propios equipos, vehículos, armamento y municiones, durante las acciones coordinadas una vez operando el Mando Único. Asimismo, tocante al caso de la comuna cuernavacense, le correspondería aplicar y ejercer el gasto corriente del ejercicio fiscal respectivo, para el pago de nómina de los elementos operativos transferidos al Mando Único. “El uso y disfrute de los bienes muebles e inmuebles, equipo, parque vehicular, armamento, sistemas, bienes intangibles y, en general, todo lo que esté afecto al servicio de los elementos de policía preventiva municipal seleccionados, serán materia de acuerdo específico. Tocante a la Policía Preventiva Municipal, con fines de proximidad y la prestación del servicio de tránsito, serán controlados por el ayuntamiento, pero coadyuvarán en determinados operativos del Mando Único, cuando se requiera”, dice el convenio de nuestra capital.

7.-  “Las erogaciones que surjan por cuestiones administrativas relativas al mantenimiento preventivo, correctivo, mejoras y equipamiento de las unidades utilizadas por los elementos operativos municipales, como patrullas de la policía preventiva municipal, correrán por cuenta del presupuesto asignado para tal efecto, por lo que deberá tomarse en consideración dicho presupuesto en la planeación de las acciones coordinadas por el Mando Único. Se insiste en que las autoridades estatales en ningún caso se considerarán patrón sustituto ni titular de las relaciones laborales o administrativas correspondientes a las agrupaciones de policía preventiva municipal. Y todas aquellas asignaciones adicionales a los ingresos que perciban los elementos de la policía preventiva municipal integrados al Mando Único, sean en efectivo o en especie, provenientes de partidas presupuestales del Estado, deberán ser consideradas dotaciones complementarias mediante transferencias”. Luego le seguimos… El pesedista Julio Yáñez Moreno anunció ayer que el alcalde electo de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, entabló diálogo con autoridades federales para que el Ejército Mexicano patrulle la capital morelense. Desde luego, recordó que la comuna cuernavacense no renovará el convenio del Mando Único. A ver.

 

 

Guillermo Cinta

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.