Publicado en Estrategias Martes, 29 Septiembre 2020 05:41

De violadores y acosadores

Escrito por

Primero fue el diputado Marcos Zapotitla Becerro, ahora el regidor de Derechos Humanos de Tlaltizapán, Félix Bahena Ríos. Al primero lo denunciaron por un presunto delito de violación; al segundo le interpusieron una querella por el posible ilícito de acoso sexual, en agravio de quien fuera directora de Recursos Humanos del municipio mencionado, donde apenas hace unas semanas el tesorero fue encarcelado por haber golpeado a su esposa.

De acuerdo a la denuncia que quedó radicada en la Fiscalía Regional con sede en Jojutla, el pasado 25 de septiembre hubo una visita de trabajo a la comunidad de Barranca Honda, municipio de Tlaltizapán, por lo que abordaron una camioneta de uso oficial la hoy denunciante junto con otros funcionarios de la administración que encabeza Alfredo Domínguez Mandujano.

Estando en ese lugar, mientras la víctima platicaba con otra mujer, se acercó el regidor Félix Bahena, estando cerca las ciudadanas Ángeles Figueroa, Yadira Flores Martínez y Mireya Osorio, pretextando que necesitaba información referente a la inscripción al servicio militar nacional, por lo que las mujeres antes mencionadas se adelantaron a realizar labores de faena, ya que de eso se trata el programa “Un día en tu comunidad”.

Le informó al regidor que el servicio estaba detenido por la falta de material por parte de la Sedena, a lo que el miembro del Cabildo le contestó: “Mira, con las cartillas debes ir a hablar con el sargento para que no te vayan a hacer tramitar el montón de constancias de inexistencia a los remisos. Es bien fácil, venir a sentarte a cobrar seis mil pesos sin hacer nada. De a madre: me hago pendejo y cobro”.

La mujer le hizo notar que se equivocaba, pues ya había gestionado dos capacitaciones y estaba actualizando los manuales de organización, en eso el regidor la interrumpe y le dice: “Nada se da de a gratis, te lo tienes que ganar; estarán muy chulos tus ojos, joven y de bonito cuerpo, pero uno se tiene que ganar las cosas”.

Posteriormente agregó lo siguiente: “Ponte chingona, no te quiero pendeja. A veces uno se tiene que meter al lodo para salir victorioso, pero qué rico sabe el éxito cuando lo alcanzas. Cuanta vieja pendeja hay que da las nalgas a cambio de flores, hay que ser inteligente y dárselas a la persona correcta, de todos modos es como comer plátano y limpiarse la boca, es como ir al baño y bajar la palanca”.

Refiere la denunciante que el regidor contestó una llamada y ella hizo el intento por retirarse pero le hizo señas de que se esperara, y al terminar de atender la llamada le siguió dando “consejos”:

“Ya no te acerques tanto a Mireya, ella no te va a defender; tú estás de paso, en dos o tres meses te van a correr, a los guaruras también. Nomas se va a quedar Gamarra, pero para que tú tengas información privilegiada necesitas relacionarte con todas las áreas, hacer pinches rondines y alianzas con todos los directores. Te falta visión. A ver, Mireya teniendo tanta cancha para bailar se limita a llegar a sentarse, a ella la toleran por ser la vieja del Cuananis pero a ti te van a correr fácil. Ya te dije, no te quiero pendeja, te quiero chingona, así que cuando quieras pasa a mi oficina, se trata de dejar huella cueste lo que cueste, para qué ir por ahí tirando piedras y escondiendo la mano, mejor dar lo que se tenga que dar pero que valga la pena, yo tengo muchas formas de trabajo, muchas ideas, ahí pasas el lunes a la oficina y hablamos”.

La servidora pública le comentó lo sucedido al alcalde Alfredo Domínguez Mandujano, quien le contestó: ¿Lo grabaste?, a lo que ella le mostró su teléfono celular “muerto” por falta de pila.

“Consigue una grabación y vemos qué hacemos”, le dijo y se retiró.

La víctima presentó su renuncia al cargo y también una denuncia ante el Ministerio Público por acoso sexual.

Sin embargo, no se puede esperar mucho de ese Cabildo, pues ya se tiene el antecedente de lo que ocurrió con el tesorero, Germán Rodríguez Sánchez, quien le dio una golpiza a su esposa por lo que estuvo unos días en la cárcel, pero salió bajo fianza y está yendo a firmar. Cuando abordaron el tema en Cabildo, el presidente municipal lo defendió diciendo que se trataba de un asunto personal y que debían esperar a que terminar el proceso penal. Y sigue en el cargo.

Recientemente publicamos en esta misma columna la historia del “herrero con suerte”, que sin conocimientos académicos pudo llegar hasta el máximo cargo a nivel municipal, pero lo que vino después es digno de un guión de una película de Luis Estrada, el de “La Ley de Herodes”.

Y es que, al igual que Juan Vargas (el personaje central de La Ley de Herodes), Alfredo Domínguez comenzó a gobernar con su muy peculiar estilo. Repartió los cargos entre sus amigos y compañeros de campaña sin importar si reunían los perfiles para ellos.

“Su principal error es que “Cuananis” lleva un año festejando su triunfo, y cuando decimos festejando nos referimos a verdaderas borracheras en los establecimientos de la región, con cuentas de muchos miles de pesos, y algunas veces en las propias instalaciones del Ayuntamiento.

A esas francachelas nunca faltan el tesorero German Rodríguez y el regidor priísta, Cristian Gutiérrez, quien se ha convertido en su principal aliado en el Cabildo que le ha permitido absolutamente todo.  Esas celebraciones se han trasladado hasta el vecino país del norte, a donde los funcionarios antes mencionados han ido por lo menos dos veces en el último año, o ya de menos al puerto de Acapulco”, publicamos el pasado 27 de agosto.

Cuando ocurrió la detención del tesorero, la diputada Tania Valentina “condenó actos de violencia de género por parte del tesorero del Ayuntamiento de Tlaltizapán” y pidió que fuera separado del cargo, pero después guardó un sospechoso silencio al igual que sus compañeras legisladoras.

Tampoco le importó la actitud misógina del alcalde al presidente del Partido Encuentro Social (PES), Jorge Argüelles Victorero, quien apenas unos días después del bochornoso acontecimiento, invitó a “El Cuananis” a integrarse como miembro de este partido, y el alcalde de Tlaltizapán aceptó, en un acto celebrado en suntuoso hotel del municipio de Tepoztlán.

Ciertamente el caso de Marcos Zapotitla es mucho más grave por tratarse de uno de los delitos más graves en la legislación penal, pero lo que está ocurriendo en un municipio gobernado por un “pesista” Alfredo Domínguez Mandujano debería preocupar a la dirigencia estatal pues se trata del partido en el poder.

No puede Jorge Argüelles ir recogiendo lo que van tirando los demás partidos para presentarlos ante la ciudadanía como los próximos aspirantes a cargos de elección popular. Debe ser selectivo si quiere realmente llegar con un partido fortalecido a las próximas elecciones, y tanto Zapotitla como “Cuananis” (y otro diputado con antecedentes penales) no son las personas que los votantes quisieran ver como candidatos del PES.

Luego no pregunten por qué perdieron.

HASTA MAÑANA.

 

 

Modificado por última vez en Martes, 29 Septiembre 2020 09:40
Publicado en Estrategias

Lo último de Jesús Castillo

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.