Publicado en Estrategias Viernes, 13 Diciembre 2019 05:12

El día que Graco “explotó”

Escrito por

La escena es sólo comparable con ese video que circula en redes sociales y que frecuentemente utilizan para parodias políticas bajo el nombre de “Hitler se entera de que…”, tomado de la película “Downfall” con una magistral actuación del suizo Bruno Ganz en el papel del führer.

Fue en septiembre del 2014 en la casa de gobierno, y –aunque a nadie se le ocurrió hacer la parodia- ésta debió llamarse: “Graco se enterá de que los diputados aprobaron una auditoría especial al crédito de 2 mil 800 millones de pesos”.

Los que estuvieron presentes recuerdan que, al igual que el Hitler de la película, Graco temblaba de coraje y amenazaba a gritos, para terminar levantándose de la mesa, ante la mirada atónita de unos legisladores que ya no sabían qué hacer.

“Creo que aquí ya no va a haber cena compañeros, mejor vámonos”, dijo tímidamente alguien. Y se fueron a comer tacos a “El Chiringuito”, en Plan de Ayala.

Recordemos que el 10 de mayo de 2013, Graco Ramírez envió al Congreso de Morelos, un oficio en el cual solicitaba un crédito para el estado y sus 33 municipios, por casi 2 mil 300 millones de pesos, justificándolo únicamente con las solicitudes de 4 municipios que deseaban integrarse a dicho préstamo.

Autorizado en tan solo cinco días, la contratación registró serias irregularidades, entre estas, destacan las violaciones a la Ley de Deuda Pública del Estado, debido a que este financiamiento debió destinarse a obras de inversión pública y no al pago de gasto corriente.

Pero la principal queja de los diputados era que Graco no informaba en qué se estaba gastando el dinero.  La inconformidad fue creciendo y cada vez era más fuerte la insistencia en pedirle cuentas al gobernador.

La 52 Legislatura (cuando todavía eran 30 integrantes) estuvo representada por cinco partidos y tenía integrantes que hoy son de renombre: Carlos de la Rosa, Manuel Martínez Garrigos, Lucía Meza Guzmán, Jordy Messeguer, Juan Ángel Flores Bustamante, María Teresa Domínguez, Tadeo Nava, Isaac Pimentel Rivas, Manuel Agüero, Rosalina Mazari, Alfonso Miranda, Javier Bolaños, Ángel García Yañez y Roberto Yañez.

Total que lograron juntar 21 votos y que aprueban el punto de acuerdo a pesar de la oposición de incondicionales de Graco como David Martínez y Jordy Messeguer (hijo del secretario de Gobierno) y algunos más.

Casualmente ese día tenían una cena en la casa de gobierno que habían convenido con anterioridad, así que se presentaron la mayoría.

Ya estaba puesta una enorme mesa con cubiertos para todos los asistentes, y el menú que se anunciaba era suculento además de los vinos que ya ofrecían los meseros.

Fue entonces que apareció el “dueño del palacio”. Graco Ramírez lucía desencajado y no esperó ni un minuto para comenzar su regaño a quien consideraba unos “traidores”.

-¿De qué se trata? ¿Cómo es posible que hayan aprobado esa pendejada?- le espetó a los legisladores.

-Es que mis compañeros y yo no hemos recibido ninguna información sobre el uso que se le está dando a los recursos Graco- le contestó Juan Ángel, quien había sido su secretario particular años atrás.

- Eres un traidor Juan Ángel, y tú también Carlos de la Rosa, después de todo lo que hice por ustedes me pagan con esto-.

- Sólo queremos transparencia en el uso de los recursos, no estamos pidiendo nada más- contestó el abogado.

- ¿Qué no se dan cuenta que le están dando armas a nuestros enemigos políticos?- insistió el gobernador-. No sé cómo le vayas a hacer pero necesito que den marcha atrás a ese acuerdo o se atienen a las consecuencias.

- Nos estas amenazando Graco. No olvides que somos uno de los tres poderes- le replicaron.

- Si no dan marcha atrás voy a declarar que ustedes me pidieron dos millones de pesos cada uno, y que como no acepté ustedes tomaron venganza con esto- gritó el anfitrión.

- Pues yo nada más te recuerdo que 21 votos pueden servir para mucho- dijo Juan Ángel, quizás ya esperando que su ex jefe le soltara un golpe.

Pero Graco ya no contestó. Se levantó de la mesa, masculló algo así como “pinche bola de ingratos” y se retiró del comedor.

Hubo silencio por algunos segundos hasta que una diputada comentó: “nunca lo había visto tan enojado”.

Luego vino la propuesta de ir a cenar al Chiringuito, pues se vería muy mal que después de la regañada todavía pidieran a los meseros que sirvieran la cena, en ausencia del anfitrión.

El más afectado con ese intento de rebelión fue Juan Ángel Flores. Aunque seguía siendo el presidente de la Junta de Gobierno, los casos que le interesaban al gobernador los manejaba a través de Lucía Meza (quien a la postre también lo traicionaría yéndose a Morena).

Juan Ángel compitió por la presidencia municipal de su pueblo natal, pero perdió en las votaciones del 2015 con el candidato del PSD, Alfonso de Jesús Sotelo. Volvió a competir en 2018, ahora por Morena, y ganó la alcaldía.

El hoy alcalde de Jojutla está seguro de que Graco metió las manos para que perdiera en 2015, pues nunca le perdonó lo que él consideró una traición por haberle pedido cuentas del empréstito que le habían aprobado un año antes.

HASTA EL LUNES.

 

Modificado por última vez en Martes, 17 Diciembre 2019 09:38
Publicado en Estrategias
Etiquetado como

Lo último de La Redacción

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.