Domingo, 25 Noviembre 2018 05:33

Denuncian abandono de NGS a agremiados

La organización sindical que dirige Bulmaro Hernández Juárez dejó a su suerte a trabajadores despedidos de Chedraui y de constructoras en Jiutepec y Yautepec, acusan.

Sindicatos “blancos” medran con el maltrato y abandono de sus representados: Molina Nava.

“No obstante los esfuerzos que se han hecho en materia de impartición de justicia laboral, todavía existen sindicatos blancos que medran con el maltrato y abandono de sus representados, como en el caso del Nuevo Grupo Sindical”, aseguró Isauro Molina Nava, integrante de la dirigencia del Sindicato de Trabajadores de la Industria del Auto Transporte (STIAT).

Y recordó que “nos ha tocado sacar adelante diversos conflictos por incumplimiento de pago a grupos de trabajadores, que se supone, están afiliados al NGS, pero que sólo los tiene ahí para cobrar las cuotas sindicales y proteger los intereses de los patrones”.

Se refirió al caso de trabajadores de Chedraui y de constructoras, tanto en Yautepec como en Jiutepec, que fueron echados a la calle sin ninguna compensación y pago de salarios de dos o tres semanas, “pero cuando se les reclama, dicen desconocer los acuerdos y compromisos”.

Molina Nava manifestó que “hace unos días, los compañeros de Chedraui vinieron a demandar la intervención de la Secretaría del Trabajo para que mediara con la empresa, a fin de que los liquidaran y, casualmente, el responsable del NGS, Bulmaro Hernández Juárez, salía de una reunión de palacio”.

“Cuando lo abordaron, dijo que no los conocía y que ese sindicato no estaba adherido a su organización, a pesar de que le mostraron documentos con el logotipo respectivo”. Simplemente dijo que seguramente se trataba de documentos falsos, destacó Isauro Molina.

Y agregó que “a ese nivel de cinismo han llegado supuestos defensores de los derechos laborales, por eso hay una descomposición total que lleva a violaciones recurrentes en todos los sentidos, porque tampoco las instituciones competentes en la materia hacen algo por corregir anomalías”.

Pero eso se aprecia por todos lados, agregó, “ahí está el caso de más de mil cortadores de caña del Ingenio Emiliano Zapata de Zacatepec, ubicados en Tlaltizapán, a quienes la Federación de Trabajadores de Morelos (FTM) y el sector cañero tienen olvidados, sin prestaciones, salario digno, vivienda y, desde luego, tampoco servicio médico”.

Reiteró que uno de los personajes que se ha beneficiado con todo lo anterior es Amado Orihuela Trejo, quien por décadas ha estado al frente de la sección en lo que se refiere a la zona surponiente de la entidad. Pero se quejó de que no obstante denuncias y reclamos, “el señor no ve ni oye”.

 

 

Publicado en Sociedad
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.