Gastar menos esta Navidad

Escrito por  Martes, 13 Diciembre 2016 05:51

Se dice que con la edad el tiempo pasa más rápido. ¡Para mí es muy cierto! No todos son como yo, pregúntale a cualquier niño. Para ellos el tiempo es mucho más lento y la Navidad no puede llegar más rápido: para los pequeños y los adolescentes es el día del año más especial. Hay que reconocer que esta celebración se ha vuelto muy comercial, ya no tanto religiosa, y para los padres de familia es una fecha que implica un mayor gasto no sólo en regalos sino también en los alimentos que se consumen en una comida o una cena especial. Hoy esta columna te ayudará a no gastar tanto, si las siguientes recomendaciones para ti tienen sentido.

Si insistes en poner un árbol de navidad real y vivo, será bueno examinar tu conciencia primero. Al escoger uno que ha sido talado, ya está muriendo y será imposible salvarlo o plantarlo de nuevo. Pobres árboles: su destino es morir en tu casa y eso es muy triste. Si viene plantado en una maceta podrá ser trasplantado después, lo cual es totalmente aceptable. Sin embargo, ésos cuestan mucho, lo que le pega duro al presupuesto familiar en el mes de diciembre. Buscando una alternativa aceptable –ésta es la única cosa hecha de plástico que recomiendo– un árbol de navidad artificial es una opción perfectamente viable. Se trata de una sola inversión, no estarás matando un árbol y es algo que se puede reciclar las veces que uno quiera, siempre y cuando se guarde en un lugar seco y limpio el resto del año.

En general, es vital evitar la compra de cosas hechas de plástico de ser posible, por favor. Aquí una lista de recomendaciones que espero te sea de mucha utilidad:

Comprar sólo los alimentos y las bebidas que realmente vayas a consumir, para no gastar demasiado.

No tirar alimentos que sobren de la cena navideña; el recalentado es delicioso si no es que mejor el día siguiente. Si comiste pavo, los huesos son excelentes para hacer caldo.

Depositar todos los residuos orgánicos en la composta.

Evitar comprar juguetes que necesiten pilas para su operación. Si es absolutamente necesario, asegurarse de conseguir pilas recargables que pueden ser utilizadas muchas veces.

Comprar regalos que realmente sean de utilidad y no objetos que terminen tirados y abandonados unos días o unas semanas después.

Separar tu basura y reciclar lo que se pueda, sobre todo el vidrio, las latas, el plástico PET, etcétera.

No tienes que invertir mucho en decoraciones navideñas. Simplifica tu vida y acuérdate que eres muy creativo. Todos somos creativos y con un poco de imaginación es posible crear decoraciones muy originales utilizando lo que nos da la naturaleza: ramas, flores, hojas, semillas, etcétera. Utilizando listones o tiras de tela coloridos o pintura es increíble lo que se puede lograr. Si te hace faltan ideas sólo tendrás que buscar inspiración en Pinterest (pinterest.com), donde hay miles y miles de ideas muy creativas y bonitas.

Entonces, el mensaje más importante para esta Navidad es gastar menos siendo más creativo, evitando el plástico, reciclando, simplificando tu vida y pasándola bien con toda tu familia. La Navidad, celebrada por las razones que sean, ofrece un momento de alegría y de convivencia familiar. La vas a disfrutar aún más si fuiste consciente y gastaste menos de lo que pensabas.

 

 

Rosalind Pearson

Rosalind Pearson es ecologista, comunicóloga, maestra, escritora e instructora de yoga Kundalini. Actualmente trabaja para Ideograma, consultores de diseño e identidad corporativa, en Cuernavaca.

Sitio Web: ecologiaentusmanos.blogspot.com