Empecemos con la buena noticia…

 

En el estado de California, justo al noroeste de nuestra frontera, los ciudadanos han votado por prohibir las bolsas de plástico. Cientos de miles de millones de bolsas de plástico actualmente circulan en ese estado, la mayoría de ellas regaladas a consumidores que realizaron sus compras en supermercados, tiendas, mercados, tiendas departamentales, restaurantes, etcétera. Pero, para 2017, ¡ya no habrá ninguna!

Lo sorprendente de esta nueva ley que prohíbe las bolsas es que fue por voto democrático, decidido por los ciudadanos del estado. Ganó la propuesta con el 53%, lo cual significa que todavía hay resistencia, pero con este resultado entra en ley casi de inmediato. La resistencia más bien viene de parte de la industria, como se puede imaginar, pero por fin la gente se mostró decidida a favor de la eliminación de las nocivas bolsas de plástico. Una gran noticia que tendrá una repercusión muy favorable sobre la salud de los ecosistemas, la vida silvestre y la limpieza de los ríos, lagos, calles, las playas y el mar.

 

Y aquí la mala noticia…

 

La región ártica tiene actualmente la menor cantidad de hielo en la historia. Las temperaturas registradas en la región hoy son 20°C más de lo normal. 20°C más que lo normal. Se vale repetir el dato por lo terrible que es y por lo que implica. Por ello no hay tanto hielo como es debido; por ello los científicos están muy preocupados. La temperatura normal en noviembre es de -25°C, cuando apenas está alcanzando algunos grados por encima del punto de congelación. Por tanto “calor” es casi imposible que se forme el hielo y la región se está derritiendo a mayor velocidad que nunca.

Se mide no sólo la temperatura ambiental sino también la temperatura del mar para llegar a una conclusión tan seria. En los meses de octubre y noviembre el mar registraba un aumento en su temperatura de 4°C en promedio.

Es vital esta noticia: está claro que impactará y causará fenómenos climáticos severos y nunca antes vistos en regiones lejanas, no importa donde estén, aquí y al otro lado del planeta. Estas temperaturas causan una alta emisión de gas metano proveniente de la tierra que ya no está cubierta con una capa de hielo. Habrá vegetación creciendo en la tundra, en donde ya no hay nieve; por su color más oscuro la vegetación absorberá más calor que la nieve de color blanco. El impacto sobre el ecosistema ártico y la flora y fauna locales será catastrófico.

No me agrada compartir tantas malas noticias, pero es importante estar informados de lo que está pasando. El tema de la protección del medio ambiente está lleno de altas y bajas y por eso estoy compartiendo una buena noticia también, para contrarrestar un poco la mala. No sólo los californianos sino todos nosotros debemos de prohibir las bolsas de plástico de ahora en adelante. Es la única manera. Escribo esto cuando el huracán Otto está azotando a Centroamérica, prueba adicional de fenómenos climáticos inesperados. Por vez primera un huracán toca tierra en esta zona, afectando los países de Panamá, Nicaragua y Costa Rica. Y esto después de establecer un récord por formarse en una fecha tan tardía del año. No podemos evitar la dura realidad: el mundo está cambiando...

Rosalind Pearson

Sitio Web: ecologiaentusmanos.blogspot.com Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.