En camino al desastre climático

Escrito por  Martes, 15 Noviembre 2016 05:56

Una realidad que tenemos que confrontar es esto: La protección del medio ambiente está estrechamente ligada con el gobierno de un país. Depende de los líderes si nuestro país avanza mucho o poco en los temas ambientales. Lo menciono porque el tema está en la mente de los ambientalistas más que nunca, dado el resultado sorprendente de la elección presidencial de nuestro país vecino, los Estados Unidos.

 Vimos con angustia muchos de nosotros los resultados de la elección la semana pasada. Somos testigos de cómo los candidatos llevaron a cabo una amarga batalla que entretuvo el mundo entero durante los dos últimos años. A través de la televisión, la radio, el internet, las redes sociales nos enteramos más que nunca sobre los dos candidatos, sus creencias, sus promesas, sus mentiras… Fuimos espectadores y testigos de cada palabra que dijeron. La opción frente a los estadounidenses: elegir la primera mujer presidenta de Estados Unidos o un empresario famoso por sus casinos, programas de reality TV, sus esposas y su reputación dudosa.

Para los fines de esta columna el único candidato digno de ganar fue Hilary Clinton, dado su claro compromiso con el medio ambiente. El hecho que haya ganado Donald Trump ha llenado a los ambientalistas con terror, dada su falta de consciencia sobre el estado de nuestro planeta Tierra.

Los Estados Unidos es un país con cerca de 320 millones de habitantes con una economía tan importante que influye a todos los demás países del mundo, sobre todo los con que comparte frontera: México y Canadá. Para nosotros que nos preocupamos y trabajamos por el futuro saludable y sustentable la llegada de Trump a la Casa Blanca (en enero de 2017) es una muy mala noticia.

Les compartí hace unas semanas la buena noticia de la cantidad importante de países que han firmado el acuerdo de París. Este acuerdo muestra un claro compromiso de los firmantes por trabajar fuertemente para bajar sus emisiones de carbono al ambiente. Hemos escuchado de la boca de Trump su aseveración que el cambio climático fue inventado por los chinos, con el fin de molestar a los estadounidenses. Dicho de otra manera, él no cree en el cambio climático ni en la necesidad por invertir en energías renovables o trabajar en contra del terrible fracking, o preocuparse por la deforestación, entre muchos, muchos otros temas. Una de las primeras cosas que quiere hacer es deshacer el acuerdo de París, es decir, cancelar el compromiso de los Estados Unidos por apoyar dicha iniciativa. Esto será un verdadero catástrofe, sin ninguna duda.

El nuevo gobierno estará conformado por republicanos que niegan rotundamente el cambio climático. La industria petrolera históricamente ha sido controlada por empresarios republicanos y es bien conocido como influye a las políticas del gobierno estadounidense. Si este país, con la economía más importante del mundo, regresa a una economía totalmente financiada no sólo por el petróleo sino también por el carbón y el gas natural pues la situación se vuelve insostenible y crítica. El reto de controlar el calentamiento global será imposible lograr sin la participación de EU. Es importante entender que la Tierra está en camino a desastre climático.

Las acciones en cuanto a la protección del medio ambiente durante los próximos cuatro años son de temer, no sólo por los ciudadanos de EU sino por los mexicanos y los canadienses. Es más, el mundo entero será afectado negativamente por una política desastrosa. Entre todas las razones por no votar por este hombre, y son muchas, pues ésta es la que más nos va a impactar. El nuevo presidente es conocido por su inmenso egoísmo, su ignorancia, su necesidad por ganar dinero y sobre todo, su ceguera… por no utilizar palabras más feas, y esto es lo que va a negar un futuro sostenible para nuestros hijos y nietos. El hecho que haya ganado, aunque Hillary Clinton ganó el voto popular, es un desastre para todos nosotros. Podemos llorar pero nos tocar actuar aún más, marchar si es necesario. Lo que tenemos que entender es que la situación, si bien estaba muy mal, ahora es totalmente desastrosa.

Lamento profundamente la situación. Soy incapaz de ofrecerles esperanza, debido a la estupidez de nuestro país vecino.

 

 

Rosalind Pearson

Rosalind Pearson es ecologista, comunicóloga, maestra, escritora e instructora de yoga Kundalini. Actualmente trabaja para Ideograma, consultores de diseño e identidad corporativa, en Cuernavaca.

Sitio Web: ecologiaentusmanos.blogspot.com