El cambio climático impacta cada vez más

Escrito por  Martes, 09 Mayo 2017 06:07

Sabemos que el calentamiento global nos está afectando de manera personal. Hablamos sobre el tema casi como expertos del cambio climático. Pensamos en las lluvias o en las olas de calor, como la que estamos sufriendo actualmente en el estado de Morelos. Sin embargo, otras consecuencias que tal vez no son tan obvias, nos pegan con igual fuerza.

El aumento en el número de personas que ahora sufren alergias por el polen es notorio. Yo misma sufro de alergias, lo cual es reciente para mí. Tengo algunos años viendo los árboles de Cuernavaca en primavera con sus flores espectaculares y en lugar de llenarme de alegría me llenan de alarma. Estoy sentada en este momento, escribiendo esta nota, con los ojos llorosos y molestias tremendas. Ya llevo así desde los primeros días de enero y francamente estoy harta de sentirme tan incómoda por tanto tiempo. Muchas personas hoy en día sufrimos alergias, algo que no pasaba antes.

El cambio climático también nos hace pensar en temperaturas más altas que antes, en glaciares que están derritiéndose a toda velocidad, en inundaciones inesperadas y terribles, entre otras importantes aflicciones que han experimentado muchas partes del mundo. Pero algo que no sabía y que considero muy interesante es el tema de la turbulencia en la atmósfera. Al parecer, a causa de vientos más violentos las corrientes o los flujos de aire son más fuertes, inestables y dados a cambiar su dirección en cualquier momento. Todo esto crea lo que se conoce como turbulencia de aire claro, la cual impacta negativamente las aeronaves porque podría ser en exceso violenta. Para los pasajeros nerviosos es muy alarmante. Irónicamente, la industria aeronáutica es responsable por la generación de una enorme cantidad de emisiones de carbono y otros gases al ambiente que, como bien sabemos, contribuyen fuertemente al calentamiento global y al cambio climático. Está pagando por ello un precio muy alto…

Otra consecuencia del cambio climático es el incremento en la incidencia de icebergs en los océanos que resultan ser un peligro para los buques comerciales y los cruceros. Las rutas marítimas son las vías a través de las cuales pasa el transporte marítimo comercial y sobre las cuales hoy día los icebergs –pedazos enormes de hielo flotantes que se desprenden de las capas de hielo de los polos– están causando serios problemas. Las tormentas y los vientos fuertes los empujan a distancias enormes, creando una amenaza terrible para los buques. No olvidemos la famosa historia del trasatlántico Titanic y su desastroso accidente al chocar con un pedazo de hielo flotando en el mar, de tamaño inmenso...

Otros fenómenos que los científicos están registrando son las mayores incidencias de truenos y rayos. Incluso hablan de la posibilidad de mayor actividad volcánica debido al cambio climático. Muchas consecuencias del cambio climático nos impactan cada vez más. Claro, queremos el agua de lluvia para seguir viviendo bien; por supuesto, el sol nos da gusto y nos encanta nadar en las albercas; y qué rico cuando ahorramos lo suficiente para irnos de viaje en avión.

El cambio climático nos afecta de diferentes maneras y, a la vez, nos obliga a considerar otras opciones para adaptarnos a la situación. Este año el Festival de cine y medio ambiente, Cinema Planeta, nos dio mucho material para contemplar el futuro. Entre otros objetivos, tenemos que insistir y exigir la inversión financiera de parte del gobierno en aun más energías renovables y limpias. Será la única manera de co-existir con el cambio climático.

 

Rosalind Pearson

Rosalind Pearson es ecologista, comunicóloga, maestra, escritora e instructora de yoga Kundalini. Actualmente trabaja para Ideograma, consultores de diseño e identidad corporativa, en Cuernavaca.

Sitio Web: ecologiaentusmanos.blogspot.com