Altas temperaturas e incendios forestales

Escrito por Martes, 19 Abril 2011 09:21

Quiero volver a los temas del calor y los incendios forestales. He escrito sobre ellos en notas anteriores; este año me parece importante tratar estos temas de nuevo porque están relacionados y actualmente provocan muchos problemas.

El respeto para el ser humano

Escrito por Martes, 12 Abril 2011 09:36
Quiero hacer hincapié en la revista Expansión, cuya última edición trata de todo lo bueno que tiene México: que estamos creciendo muy bien en términos económicos, que hay mucha inversión extranjera en nuestro país y que hay mucho por qué dar gracias. Esto después de una semana bastante extraordinaria para los ciudadanos de Cuernavaca cuando miles y miles de personas salieron a la calle para pedir paz y tranquilidad para nuestra ciudad, para el estado, para la nación.

¡Hace mucho calor!

Escrito por Martes, 05 Abril 2011 10:02

El calor fuerte ya llegó. Durante el día estamos experimentando mucha sequía, casi no hay humedad en el ambiente y el aire contiene partículas de polvo que causan alergias y enfermedades. Necesitamos cuidarnos del calor y buscar la sombra a como dé lugar para evitar los peligrosos rayos del sol que nos queman.

Los incendios forestales: culpa nuestra

Escrito por Martes, 29 Marzo 2011 10:53

Cada año sucede lo mismo, desafortunadamente. Me refiero a los incendios forestales que destruyen miles de árboles y vegetación en México.

Seguramente en estos días has notado las plumas de humo en las montañas alrededor de Cuernavaca. Si has ido a la Ciudad de México recientemente, las fumarolas están muy cerca de la carretera. La Comisión Nacional Forestal, conocida como Conafor, llama la atención a esta situación tan grave. En su página www.conafor.gob.mx nos exhorta así: “Evita incendios forestales. Haz uso responsable del fuego”.

El terremoto, el tsunami y el tema nuclear

Escrito por Martes, 22 Marzo 2011 13:44

Yo creo que no hay nadie que no sepa del desastre en Japón. México es un país que ha sufrido terremotos desde siempre, y cada vez que escuchamos noticias de un temblor, ya sea en nuestro continente o en otro, somos muchos quienes pensamos en el de 1985 cuando la Ciudad de México fue el lugar desafortunado.