Publicado en Andanzas en Femenino Domingo, 26 Enero 2020 06:36

Viajar para ayudar

Escrito por

Enero es el mes de las rebajas en vuelos, es muy tentador que te lleguen las alertas de ese viaje soñado con descuento, pero el boleto de avión no es el único gasto en un viaje, sobre todo si es internacional, pero ¿Sabías que hay organizaciones sociales que te pueden dar hospedaje y comida a cambio de trabajo voluntario?

Los voluntariados gratis son la forma más económica de dar la vuelta al mundo. Tu viaje puede incluir varias ONGs o solo una que apoyen la causa principal de algún país vecino.

Esta modalidad para apoyar causas sociales o ambientales alrededor del mundo suelen garantizar a las y los voluntarios una cama, desayuno y cena. La alimentación gratuita, además de ser económica, proporciona un verdadero contacto con la cultura culinaria local pues muchos restaurantes acaban sirviendo adaptaciones o platos que no forman parte del día a día de la comunidad.

Cuando trabajas como voluntario, estar dentro de una organización o comunidad local te puede también representar una forma más segura de involucrarte con su realidad. No serías un turista, vivirías en su misma realidad.

Además, muchas veces también representa facilitarte un poco la logística pues pueden ir por ti al aeropuerto, tal vez hablar tu idioma o ayudarte a entender el suyo mejor, prestarte bicicletas o vehículos para conocer el territorio, te invitarán a sus fiestas, y seguro hasta te darán uno que otro paseo.

Encontrar un vuelo barato para ir a un país y establecerte trabajando como voluntario, te permitirá también reducir los costos de viajar a países vecinos, sobre todo en regiones como Latinoamérica o África.

Para encontrar una organización no gubernamental que solicite voluntarios internacionales, puedes consultar una página llamada Worldpackers, o bien una llamada Workaway. Los turnos propuestos por las ONGs registradas en Worldpackers varían en una media de 4 - 5 horas al día y ofrecen como mínimo un día libre para explorar la ciudad. Además, en la mayoría de opciones de los proyectos de impacto social, las y los voluntarios pueden tomar su día libre los fines de semana. Esto hace posible planear viajes cortos haciendo autostop o en autobús a otras ciudades o pueblos que ofrecen estas posiciones:

También se puede hacer voluntario intercambiando conocimiento. Dominar otro idioma puede ser tu pasaporte para hacer trabajo voluntario en el extranjero. Tú puedes ser el profesor de inglés, francés o chino de esa comunidad que te interesa ayudar.

Otros beneficiarios de tus ganas de ayudar pueden ser los animales. Independientemente de tus actividades como voluntario, lo más importante es tener ganas de ayudar, ser proactivo y tener motivación. Para ello, busca una ONG con una causa que te mueva. Ninguna es mejor que las otras, solo debe apasionarte. Un refugio de elefantes en Australia, orangutanes rescatados en El Congo o granjas sustentables en Europa, siempre hay una alternativa.

Por ejemplo, si lo tuyo son los derechos de los animales, viaja a Italia. El refugio Agripunk tiene una posición perfecta para ti. Fue fundado en 2005 y busca rescatar animales de grandes granjas. Ellos son veganos y luchan por los derechos de sus amigos.

También puedes viajar a la India para cuidar tortugas, delfines y otros animales de agua dulce y salada en el centro EcoDEVA.

Si te interesan los derechos de las mujeres, puedes prestar tu talento como community manager en organizaciones africanas o latinoamericanas que atienden a víctimas de violencia de género.

Visita aldeas masái en Tanzania llevando alimentos y enseñando profesiones a los adolescentes que están atravesando dificultades. Huérfanos, víctimas de abuso sexual, embarazadas, víctimas de casamientos precoces y mutilación genital femenina. Lamentablemente, los problemas en algunas regiones del mundo son demasiados y manos siempre harán falta.

Independientemente de tu profesión remunerada o de tu área de estudio actual, puedes aprovechar este viaje para desarrollar otros pasatiempos y pasiones. Hay oportunidades para los que saben sacar su lado artístico o su amor por los niños y niñas, su pasión por la tecnología, en fin, lo que se te ocurra.

¿Por qué hacer un voluntariado social? El motivo de tu viaje intercambiando trabajo por alojamiento, comida y ayudas de otro tipo que cubran parte de tus gastos es muy personal debe ser realmente querer vivir otro tipo de experiencias, mucho más humanas. Yo viajo para reconstruir mis ideas a partir de otras vivencias. Hoy escucho más a mi corazón y pido más ayuda.

Cuando escribo sobre las personas que he conocido, intento poner un poco de lo que aprendo cuando observo y escucho. El trabajo voluntario transforma la condición de jefe y empleado en una relación de intercambio. Cuando una parte necesita de la otra, se ayudan entre sí y ocurren cosas mágicas.

Además, estas opciones de voluntariado te llevarán fuera de las rutas turísticas tradicionales a las que probablemente nunca hayas pensado ir. Piensa fuera de la caja y que nada corte tus ganas de ayudar y viajar.

Publicado en Andanzas en Femenino

Lo último de Elizabeth Palacios

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.