Sociedad

¿Cómo vivir sin morir en el intento?

TXT Eugenia Sivertsen
Lectura 2 - 3 minutos
¿Cómo vivir sin morir en el intento?
Sociedad
Lectura 2 - 3 minutos

¿Cómo vivir sin morir en el intento?

TXT Eugenia Sivertsen
  • Like
  • Comentar

“La vida es muy corta como para no disfrutarla”, eso nos decían desde niños; que nacimos para ser felices, que la meta a la que se tiene que llegar es tener una vida bonita y feliz; que podemos dedicarnos a lo que más nos apasiona y vivir momentos entrañables. Pensábamos que no iba a ser tan difícil lograrlo, que con solo ser felices ya tendríamos la vida resuelta… cuando en la realidad eso no pasa, por lo menos no así.

Un día te despiertas, te das cuenta de que ya tienes veintitantos y que tienes que salir de casa de tus papás para intentar conseguir eso que tanto te dijeron.

El chiste de que somos la generación sin terreno deja de ser chistoso para volverse preocupante y el meme de Carlitos de los Rugrats diciendo “ya no quiero ser adulto” cobra un sentido profundísimo.

Intentas elaborar un plan para conseguir la felicidad como meta final y dirigir tu vida hacia ese rumbo, pero te encuentras con más caminos pantanosos que rectos y ahí te das cuenta de que lo que nadie te dijo nunca es que tener una vida feliz no es fácil.

Según las influencers, para ser feliz necesitas: tener un buen trabajo pero que no se vuelva rutinario, tener lujos pero no tener deudas, tener una pareja estable pero que te proponga matrimonio en la Torre Eiffel, ser productiva pero darte un tiempo para ti, dedicarte a lo que te apasiona pero también tener para pagar tu renta, hacer ejercicio, skincare, meditar, levantarte todos los días a las 5:00 am, comer saludable, tener una vida social súper activa, ver tus películas favoritas, leer libros, ser emocionalmente estable, ser buena persona, y más, más más, mucho más.

Ahí, querido amigo, pierdes la batalla, porque te das cuenta de que con suerte cumples solo con dos de estos requisitos y tiras la toalla porque piensas ¿qué estoy haciendo mal?

La realidad es que al ser seres sociales tenemos que regirnos por el mundo en el que vivimos. Es decir, sí necesitamos trabajar, sí necesitamos tener para la renta, sí necesitamos pagar impuestos, sí necesitamos ser adultos con todas las responsabilidades que eso conlleva y sí, cumplir con todo eso nos hace renunciar a veces a lo que nos apasiona y nos hace felices.

Pero no todo está perdido, dentro de lo pesado que es ser adulto, también podemos ser felices. El secreto, es tener un balance entre lo que TENEMOS que hacer y lo que QUEREMOS hacer.

Si dejamos de ver la felicidad como un estado eterno y como una meta a la que se tiene que llegar y la empezamos a ver como pequeños momentos de desahogo dentro de la rutina adulta, podremos encontrar el balance perfecto para vivir sin morir en el intento.

Inicia sesión y comenta
Ant. Preocupa a la Aepaf relajamiento de medidas sanitarias
Sig. Mexicano de estado

Hay 5573 invitados y ningún miembro en línea

© 2024 LaUnión.News. All Rights Reserved. Design & Developed by La Unión Digital Back To Top

Publish modules to the "offcanvas" position.