Sociedad

Crece contaminación por desecho de cubrebocas


Lectura 2 - 4 minutos
Crece contaminación por desecho de cubrebocas
Sociedad
Lectura 2 - 4 minutos

Crece contaminación por desecho de cubrebocas


  • Like
  • Comentar

La Propanem prepara un programa de trabajo conjunto con los municipios para el desecho final adecuado de las mascarillas.

La Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de Morelos (Propanem) prepara un programa de trabajo conjunto con los municipios para el desecho final adecuado de los cubrebocas.

De acuerdo con especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México la contaminación por estas piezas se incrementa de forma exponencial y cada vez es más común encontrarlos en las calles, ríos y barrancas. 

Carlos Saldívar Salazar, titular de la Propanem, indicó que se elaborará un protocolo para el manejo de las mascarillas, que será presentado como propuesta a los municipios. Recordó que los ayuntamientos son la autoridad encargada de los servicios de recolección y disposición final de los desechos en el estado.  

El funcionario estatal señaló que se trata de un problema importante de contaminación, porque como sucede con los chicles y las colillas de cigarros, muchas veces la gente los tira en la vía pública y por su composición no se degradan. Además, suele suceder que los revuelven con la basura común.  

Destacó que los cubrebocas, que en Morelos son de uso obligatorio, se deberían manejar de forma especial, pues podrían estar contaminados con covid-19.  

Con la aparición de la variante omicrón aumentó el uso de diversos tipos de mascarilla desechables o no lavables.  

Cabe recordar que la anterior procuradora  de Protección al Ambiente, Blanca Selena Corona Marquina, declaró en entrevista para La Unión de Morelos en noviembre del año pasado  que esta instancia inició un estudio preliminar para identificar y recabar datos específicos, ya que se observó un incremento importante en desechos sólidos en tiraderos y rellenos sanitarios de los municipios, debido al uso de cubrebocas, así como de envases plásticos y otros materiales asociados con la protección del contagio del SARS-Cov-2.

Sin embargo no había una cuantificación, ni cifras estimadas confiables sobre este problema. 

De acuerdo con Víctor Manuel Luna Pabello, investigador del Laboratorio de Microbiología Experimental de la Facultad de Química de la UNAM, los cubre bocas están elaborados con telas que evitan la reproducción de bacterias y a la vez son hidrorepelentes y antifluidos. Dichas telas pueden contener poliéster, polipropileno nylon y/o poliéster. 

La elaboración involucra tres capas. Dos de ellas, la interna y la externa, de tela no tejida; es decir, elaborada con fibras unidas por procedimientos mecánicos, térmicos o químicos. La tercera capa, ubicada en medio de las otras dos, es de una tela a base de microfibras de polipropileno fabricadas con el proceso de fusión por soplado.  

En términos generales –señala el también coordinador del Grupo Académico Interdisciplinario Ambiental de la Facultad de Química– los plásticos empleados en los cubre boca son considerados no biodegradables o difícilmente biodegradables, por lo que al depositarse en el ambiente ocasionan contaminación, lo mismo en suelos que en cuerpos de agua y generan daño a la flora y fauna silvestre, tanto acuática como terrestre. 

Pero de acuerdo con el especialista, la mayor contaminación ambiental ocurre una vez que los cubrebocas y materiales sanitarios han sido empleados, ya que tienen diferentes destinos. En el caso de que se encuentren contaminados o relacionados con el cuidado y atención de pacientes enfermos de covid-19 deberán ser manejados como residuos biológico infecciosos, desde su separación, envasado, almacenamiento, recolección y transporte, hasta su disposición final. 

Por lo general -señala dicho estudio dado a conocer por el área de Divulgación de la UNAM- los cubrebocas que no tienen carga viral comprobada son depositados como residuos sólidos urbanos o bien desechados indebidamente en espacios públicos, “generando focos de infección y alterando el paisaje”. 

De acuerdo con las estimaciones referidas por Luna Pabello, hasta el octubre de 2020, ya se calculaba que en el mundo se producen alrededor de 40 millones de cubre bocas al día. De esa cantidad, China producía la mitad. En cuanto a México, anotó- “la información disponible indica que se elaboran aproximadamente un millón de cubrebocas por día”.

 

Inicia sesión y comenta

Tlaulli Preciado

22,874 Posts 86,648,068 Views
Enviar mensaje Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter
Ant. Pendiente, fideicomiso para jubilaciones: SITAUAEM
Sig. Inician queja por negocios irregulares en Ahuatepec

Hay 5058 invitados y ningún miembro en línea

© 2024 LaUnión.News. All Rights Reserved. Design & Developed by La Unión Digital Back To Top

Publish modules to the "offcanvas" position.