Malditas drogas Malditas drogas
Publicado en Sociedad Sábado, 20 Febrero 2021 06:57

Malditas drogas

Escrito por Mario Villa

Ya llegó su "papas fritas". ¡Ahora sí, que chille la mosca! "Sabadrink", tiempo de poner en "stand by" la base de datos; tiempo también de reprogramar la "fabrica de las emociones” a través de la reflexión, de la meditación, de la comunicación con nuestros seres queridos. Nuestro cuerpo necesita relajarse "de la soba", pero no por ello, mis brothers, decidan "embrutecerse", todo el "finecito".

Bueno, ya sabe como siempre muchos empezaron a "carburarse" desde el "juebebes" para bajar el tren de aterrizaje hasta el lunes-martes (y eso si no les ponen la pijama de triplay en cualquier "refuego").

Es evidente que se ha salido de control el uso y abuso de bebidas embriagantes, así como también el uso de drogas. ¿Pero cómo es que podemos contraatacar las adicciones? ¿Cómo podemos acabar con la dependencia a tales sustancias que tanto afectan el sistema nervioso central? Sustancias que atrofian las sabias funciones de la "víscera de las emociones", de la base de datos; alteran el comportamiento, la percepción, el juicio… ¡en fin! Los efectos ya los sabemos, ¿pa’ qué le hacemos al maje, "pa’ qué tanto brinco estando el suelo tan parejo?

Aunque por ahí habremos de recordar que algunas drogas exponencialmente pueden llevar al individuo al "manicure" a la casa de la risa (manicomio) con mayor felicidad. La dependencia a las drogas es física y psíquica o emocional; la dependencia física nos invita a seguir con el consumo porque de no ser así, sobrevienen trastornos fisiológicos "chanchos". El famosísimo síndrome de abstinencia o "malilla", como le titulan los usuarios de drogas en la subcultura , ¡la banda pues! quienes se quejan amargamente cuando les falta la "cachimba" "la moscaya",  dicen que no les calienta ni el sol; cuando andan "erizos" y no tienen droga que consumir , sienten que se "pelan de casquete corto" y cuando andan en la "eriza" dicen que los pies ya se les hacen como pantuflas , mi lector.

Pero eso no es todo; una vez que el adicto está enfrentando la dependencia física, cuando su propio organismo solicita el habitual consumo, viene lo "mero" bueno, ya la dependencia es emocional, es psíquica.

De alguna forma se podría justificar la dependencia física, ¡pero depender emocionalmente de una sustancia está más cañón, brothers! Dicha dependencia se vuelve tan "tosca", mi lector, que esclaviza la voluntad del individuo, llevándolo a "desplazar" otras necesidades básicas, como alimentarse o dormir; los adictos pierden toda noción de moralidad, brothers. Se les "brinca la cadena".

El adicto tiene conductas negativas; miente, roba se prostituye e incluso podría llegar a matar; conductas que probablemente no llevarían a cabo "sin andar pasados" o bueno bajo el efecto de una droga, pues, para que se lea adecuadamente.

Muchos son los factores que llevan al individuo al consumo, la adicción es multifactorial, brothers. No piense que la gente que no tiene "varo"  es la que más "se pachequea"; la diferencia es que el que el adicto el alcohol por ejemplo, si no tiene feria se queda tirado en la banqueta o en algún parque y el que tiene capacidad económica se queda tirado en la alfombra persa y bien "persa"… pero, bueno soluciones pide la banda ¿qué no?  AA doble A carnales. No hay más. Seguramente hay un grupo cerca de su localidad. ¡Busquen ayuda, carnales, antes de que sea demasiado tarde! Ahí se las dejo de tarea. Se despide de ustedes su reporñerazo favorito...

 

Modificado por última vez en Sábado, 20 Febrero 2021 09:56
Publicado en Sociedad
Etiquetado como
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.