Publicado en Política Viernes, 20 Marzo 2015 18:00

Caso Ayotzinapa no se debe olvidar: Rigoberta Menchú

Escrito por

“Un ataque como el de Ayotzinapa no se debe olvidar, porque olvidarlo significa permitir que vuelva a ocurrir”, advirtió Rigoberta Menchú Tum, ganadora del Premio Nobel de la Paz, en el marco de la conferencia magistral que impartió en el Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIM) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) con sede en Cuernavaca. Sostuvo que la lucha de la sociedad civil ha reflejado el valor del México que repudia la violencia.

“Esa energía con que condenan los mexicanos la violencia, es un ejemplo ilustrativo de que este pueblo tiene sentimiento por la vida y que respeta y exige el respeto a la vida”, manifestó al ser cuestionada su opinión sobre el caso.

La líder indígena guatemalteca, quien ha recibido múltiples reconocimientos y grados académicos honoris causa, impartió este viernes la conferencia magistral “Cultura, política y sociedad” en el CRIM, donde llamó a los investigadores a desarrollar su labor tomando en cuenta “los otros ojos”, los sentidos de los pueblos, no sólo aplicando un sistema metodológico, sino también recuperando y rescatando la sabiduría del pueblo.

Reiteró su llamado a la paz, a la equidad, a la tolerancia, la no discriminación y que el trabajo de los investigadores abone en este sentido de construcción social.

En el espacio de preguntas y respuestas, sobre el caso Ayotzinapa manifestó que jamás se cansará de repudiar todas las formas de violencia. Señaló que en la zona hay una “mafia corporativa” que ha intimidado a la población no sólo ahí, sino en otras zonas del país como Michoacán.

El tema, aseveró, es la verdad, el esclarecimiento de lo ocurrido, que es uno de los “alivios” para las víctimas. Recordó que desde hace décadas, en su lucha por los derechos indígenas, ésta ha sido una de sus principales demandas.

La consecución de la justicia es vital, no conforme a leyes o códigos, sino justicia plena, pues recordó que para los indígenas éste ha sido uno de los temas más castigados o contradictorios. Apuntó que en los pueblos indígenas es muy frecuente que el mayor castigo es la vergüenza, es decir, que los culpables tengan que dar la cara por lo que hacen.

Menchú Tum expuso en este punto otro de los aspectos que se han discutido en torno a la justicia, pues en el sistema judicial internacional se le da peso a lo que se le denomina “prueba” y si no hay pruebas, no se acusa, al grado tal que en algunos países como Guatemala se ha llegado al extremo. Por ejemplo, la ley decía sólo es posible probar el delito de violación a una mujer si prueba contundentemente que sí fue violada. “Es decir, como si había que tener un frasquito ahí antes de la violación para extraer muestras del hombre, para ver si se encuentran muestras de ese hombre y probar, es decir es brutal y así ha sido la ley durante muchos años.”

Consideró que hay tres tareas pendientes en Ayotzinapa: el esclarecimiento de la verdad; la impartición de justicia, pues desde su punto de vista no se ha cumplido; y destacó un tercero que no se ha tomado mucho en cuenta y que es el impacto psico-social.

“Es un gran trabajo que podemos hacer, porque esto no sólo es obligación del Estado, podría haber investigaciones sobre esto. Yo estoy segura que hubo un antes y habrá un después para toda la gente de Ayotzinapa, seguramente hubo un parteaguas en su vida”. Por lo tanto, expuso que la justicia no sólo se trata de ver si van a la cárcel o no los responsables, sino de ver los efectos de los hechos.

Subrayó la afectación de México como país, “todos tenemos conciencia de la consternación mundial que causa un hecho… éste es un tema de alto impacto que tuvo efecto”.

Modificado por última vez en Sábado, 21 Marzo 2015 07:12
Publicado en Política
Etiquetado como
Tlaulli Preciado

twitter.com/tlaorocio | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Tlaulli Preciado

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.