El gobernador Cuauhtémoc Blanco encabezó la firma del convenio junto con el rector Gustavo Urquiza. El gobernador Cuauhtémoc Blanco encabezó la firma del convenio junto con el rector Gustavo Urquiza. Fotógraf@: TONY RIVERA
Publicado en Política Jueves, 25 Octubre 2018 05:33

Hoy la asamblea del SITAUAEM votará el fin de la huelga

Escrito por

El gobierno firmó el convenio que garantiza el pago de las catorcenas adeudadas.

Malestar del sindicato de trabajadores administrativos porque el arreglo de ayer no los incluye.

Este miércoles, autoridades de la rectoría de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), del Sindicato Independiente de Trabajadores Académicos y el gobernador del estado Cuauhtémoc Blanco Bravo firmaron un convenio por el que la administración estatal se compromete a adelantar las ministraciones correspondientes al 2018 y quedar como aval y deudor solidario de la casa de estudios, con lo que se espera que sea levantada la huelga.

Aunque resta la aprobación de la asamblea sindical a celebrarse esta mañana, el gobierno estatal finalmente aceptó firmar el referido documento.

En un acto protocolario, celebrado el miércoles en el palacio de gobierno, se concretó el multicitado compromiso con carácter legal.

En la ceremonia estuvieron presentes el gobernador del estado Cuauhtémoc Blanco Bravo, el jefe de la Gubernatura José Manuel Sanz Rivera, así como el secretario de gobierno Pablo Ojeda, entre otros funcionarios estatales, pero sólo hicieron uso de la palabra el rector de la UAEM Gustavo Urquiza Beltrán y el líder sindical Mario Cortés Montes, quienes acudieron acompañados de sus respectivos equipos de trabajo.

El rector destacó que dicho acuerdo debe pasar por la asamblea del sindicato –que fue convocada para las 10:00 horas de hoy- pero manifestó que para la institución el apoyo del gobierno estatal es un primer paso muy importante, ya que el objetivo es resolver a fondo el problema financiero de la casa de estudios y salir de la crisis actual.

A más de un mes de haberse colocado las banderas rojinegras, consideró que hay voluntad de las dos partes, tanto de la rectoría como del sindicato de trabajadores académicos, para concluir con este proceso de huelga y una vez que regresen a las aulas continuar las gestiones para encontrar una solución de fondo.

Mencionó que el compromiso con el gobernador del estado, quien aceptó firmar dicho convenio, es que a más tardar el próximo año se tengan finanzas sanas mediante una reestructuración, así como asegurar la transparencia en el manejo del dinero de la institución.

También hizo notar que se estableció el compromiso con el presidente electo Andrés Manuel López Obrador y con el Congreso de la Unión, en el sentido de que habrá apoyo para el rescate financiero de las diez universidades del país que están en condiciones similares.

Reiteró que con el próximo presidente y con los legisladores la promesa fue sanear las finanzas de la universidad.

Gustavo Urquiza subrayó que el gobernador Blanco Bravo –quien no aceptó en esta ocasión preguntas de la prensa- se reunió con el titular de la Secretaría de Hacienda federal el pasado martes y el Ejecutivo local ha expresado con hechos la voluntad de brindar acompañamiento a la universidad, a pesar de las condiciones económicas en las que recibió el gobierno.

De igual forma el rector insistió en que el objetivo primordial es levantar la huelga y que no se pierda el semestre, pero aseguró que eso no significa que no continuarán con las gestiones ante el gobierno federal, como lo hacen las otras universidades públicas.

Anticipó que se solicitará que en el presupuesto del 2019 se beneficie a la UAEM con mayores recursos y que se eleve el costo por alumno, acorde con el promedio nacional, con lo que se darían condiciones para llevar finanzas sanas.

Convocó a la comunidad universitaria a la unidad y reiteró que seguirán luchando por un presupuesto justo para la UAEM y agradeció al gobernador el apoyo para salir adelante en esta situación.

De igual manera Mario Cortés en el acto oficial –en el que se anunció la “firma del convenio para concluir el proceso de huelga en la UAEM- agradeció el apoyo del gobernador del estado y manifestó que seguirán impulsando el rescate financiero que requiere la casa de estudios.

Apuntó que con este convenio, en el que el gobierno del estado queda como aval, es decir como deudor solidario, cuentan con mayores garantías de que los trabajadores recibirán remuneraciones a las que tienen derecho.

“Hay cosas buenas en la universidad, la investigación, la docencia, la extensión, la cultura, el deporte. Hay mucho que se debe ponderar por parte de la sociedad, porque un sindicato académico que hace una huelga después de 18 años, solamente es un sindicato que ha privilegiado siempre el diálogo. Por eso queremos manifestarle, señor gobernador, que a nombre de mis compañeros, nosotros queremos establecer una correlación de colaboración, de respeto, de corresponsabilidad, porque ciertamente el sindicato ha construido un contrato colectivo de trabajo en el binomio importante del maestro-alumno y ha ganado esas prestaciones”, enfatizó.

El gobierno del estado manifestó -a través de un comunicado- que el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo instruyó que de manera inmediata, se pongan a disposición de la UAEM las ministraciones correspondientes al presupuesto ordinario 2018.
Dejó en claro que se suscribió el referido convenio porque “se habrá de dar por concluido el procedimiento de huelga en la universidad”.
“El gobierno a cargo de Cuauhtémoc Blanco manifiesta que respeta y respetará en todo momento la autonomía de la Máxima Casa de Estudios de los morelenses, a quien reitera su solidaridad”.
Asimismo, confirma su disposición y voluntad de continuar con el acompañamiento y seguimiento a la universidad, en las gestiones que en adelante continúe realizando ante las autoridades federales, en la búsqueda de una solución integral a la problemática por la que atraviesa esta institución”.

La administración estatal planteó en el referido documento que no escatimará esfuerzos “para que la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, siempre comprometida con el desarrollo de la sociedad morelense, continúe siendo un ejemplo por su calidad educativa.
Hoy más que nunca, se requiere de la unidad y compromiso de todas y todos, porque solamente de esa manera lograremos que nuestra entidad tenga la transformación que los morelenses anhelan”.

 

El gobierno queda como deudor solidario

Por su parte, el apoderado legal del SITAUAEM, Gustavo García Aragón, refirió que "aún nos falta acudir y someter a consideración de la asamblea general de todos los integrantes del sindicato, para que sean ellos los que determinen si se aprueba o no".

Explicó que en el convenio firmado hay una cláusula que implica que el gobierno estatal queda como aval y deudor solidario; de esa forma, si se registra ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCyA) dicho documento y posteriormente no se paga a los trabajadores, el sindicato puede solicitar un laudo por inejecución, por lo tanto se promueve la ejecutoria directa a bancos de las cuentas oficiales. Es decir, la instancia judicial ordenaría a la institución bancaria que libere los recursos del gobierno del estado para el pago correspondiente, pues queda como el aval formal.

Hasta ahora se planteó el depósito de 60 millones de pesos, que corresponderían a las catorcenas que restan del año; sin embargo y a decir del representante legal, con este documento quedarían garantizados los pagos de catorcenas y prestaciones, y dejó ver que incluso los aguinaldos.

El abogado reconoció que el acuerdo sólo beneficia a los trabajadores académicos; de aprobarse por el pleno sindical y por los tiempos, se estima que los universitarios regresarían a clases hasta el lunes próximo.

Por su parte Carlos Sotelo Cuevas, secretario general del Sindicato de Trabajadores Administrativos de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (STAUAEM), con una comitiva, llegó a Palacio de Gobierno y exigió una audiencia inmediata.

En el mismo lugar, horas antes se manifestaban estudiantes investigadores y estudiantes de diferentes facultades que reclamaban una solución de fondo, “no migajas”, pues consideraron que con un depósito parcial no se resuelve el conflicto y estarían en riesgo de que en enero o febrero, de nueva cuenta haya retrasos o suspensión de pagos.

Por la presencia de los manifestantes que bloquearon los accesos, el personal de seguridad del palacio de gobierno cerró las puertas e incluso se impidió la entrada al dirigente sindical de los administrativos que exigían diálogo con el rector Gustavo Urquiza y con las autoridades estatales.

"O hay pago para todos o no hay pago para nadie... no le puedes dar de comer a un hijo y dejar con hambre a cinco", anotó el líder sindical Carlos Sotelo Cuevas, quien expuso que no tenían conocimiento del contenido del convenio que firmaron los académicos.

Apuntó que habían sido convocados por el secretario de Gobierno Pablo Ojeda para una reunión de trabajo para hoy jueves, aunque está pendiente la hora.

Dejó ver que no permitirán que sólo haya un acuerdo de solución con el otro sindicato, al advertir que los administrativos necesitan arriba de 208 millones de pesos para cerrar este año y de igual manera están en su derecho de emplazar a huelga si no hay una respuesta.

“Quiero hacer mención de que lo que corresponde al aguinaldo de los administrativos, representa sólo 13 mil pesos por 90 días para cada uno de los trabajadores” aseveró, al exponer que su exigencia es igual de válida que la de los académicos.

Entrevistado a través de las rejas, dijo que desde su punto de vista “sería una gran responsabilidad del rector y del gobierno” sólo atender la demanda del sindicato “hermano” y a ellos no, puesto que los trabajadores de su sindicato han estado impulsando que se solucione el problema de forma integral para la UAEM. pero insistió en que no tenían conocimiento de lo que había ocurrido ayer en el Palacio de Gobierno y de los acuerdos a los que llegaron.

Los estudiantes mantuvieron cerradas las puertas de la sede del Ejecutivo hasta poco después de las 15:00 horas, pues no permitían la entrada ni salida de nadie. Accedieron a que saliera el personal y los visitantes ante la presión de las madres trabajadoras que debían ir a las escuelas a recoger a sus hijos, pero insistían en no dejar que saliera el rector y la comitiva de universitarios hasta que se les diera más información sobre el avance en las negociaciones.

 

 

Publicado en Política
Tlaulli Preciado

twitter.com/tlaorocio | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Tlaulli Preciado

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.