Integrantes del Foro Morelense de Abogados tomaron la tribuna del recinto legislativo para demandar a los diputados electos que reviertan todas las reformas que aprobó la presente legislatura. Integrantes del Foro Morelense de Abogados tomaron la tribuna del recinto legislativo para demandar a los diputados electos que reviertan todas las reformas que aprobó la presente legislatura. Fotógraf@: SILVIA LOZANO
Publicado en Política Martes, 28 Agosto 2018 05:46

Protestas dejan sin control la sede legislativa

Escrito por Ana Lilia Mata / Maciel Calvo

Las manifestaciones ciudadanas entorpecieron las acciones de los diputados encaminadas a elegir nuevos comisionados del IMIPE y titular del Instituto de la Mujer.   

Ciudadanos y un grupo de abogados exigen echar atrás reformas y nombramientos dañinos.

En protesta por los excesos cometidos por integrantes de la LIII Legislatura durante las últimas semanas, ciudadanos de diversas agrupaciones tomaron ayer la sede del Congreso del estado por varios minutos.

Cerca de las 10 de la mañana, los integrantes de la asociación cívica "Gustavo Salgado Delgado" fueron los primeros en inconformarse en la sede legislativa. 

"Rateros", gritaron en diversas ocasiones para exigir que los diputados salieran y "dieran la cara" por las reformas a modo y jubilaciones aprobadas en el último periodo ordinario de sesiones, y por haber colocado a familiares en el Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Poder Legislativo.

Reprobaron que la diputada perredista Hortencia Figueroa Peralta pretende ocupar la titularidad del Instituto de la Mujer sin cumplir con el perfil que se requiere para ese puesto.

Minutos después, integrantes del Foro Morelense de Abogados irrumpieron en el Congreso del estado. A la fuerza entraron al edificio y tomaron la tribuna en el salón de plenos para exigir a los diputados electos se ponga un alto a los excesos de los integrantes de la LIII Legislatura, los que calificaron como los peores de la historia reciente de Morelos.

Pedro Martínez Bello, presidente de la asociación, sostuvo que los diputados cometieron un desfalco mayor a 150 millones de pesos, aprobaron reformas a modo, sindicalizaron y jubilaron a sus familiares y amigos, y ninguna autoridad electa ha hecho nada para impedirlo.

El grupo de litigantes ingresó por la fuerza a las instalaciones legislativas después de un breve forcejeo con los elementos de seguridad del recinto, que cerraron las puertas y pretendieron impedir el paso.

Una vez adentro, los abogados se dirigieron al salón de plenos y, ahí, Pedro Martínez Bello tomó la palestra para hacer una serie de reclamos a los diputados salientes.

“Como ciudadano es difícil aceptar que cada tres años las legislaturas se superen como la peor que ha existido en la historia, pero ésta, la 53, rebasa todos los límites y explico por qué: Uno, esta legislatura aprobó sin el menor escrúpulo desaparecer la revocación de mandato, anulando así toda posibilidad de exigir la destitución de aquellos funcionarios al incumplir su trabajo.

“Dos, este Congreso autorizó al gobernador Graco Ramírez Garrido Abreu la solicitud de 13 créditos que rebasan 15 mil millones de pesos, endeudando al estado hasta el 2042, provocando con ello su quiebra financiera.

“Por autorizar estos créditos, los diputados recibieron cantidades millonarias en cheques que hoy circulan en diferentes medios de comunicación. Tres, la compra de los siguientes diputados. Esta legislatura compró a los siguientes diputados: Julio Espín Navarrete, Beatriz Vicera Alatriste, Silvia Irra Marín, José Manuel Tabla Pimentel y Edwin Brito. Estos diputados, como ustedes saben, pertenecían a diferentes fuerzas políticas y pasaron a pertenecer al PRD y, quienes de vivir en una situación precaria, hoy son los nuevos millonarios del estado de Morelos”, recalcó.

Además, resaltó que el Congreso local tiene un desfalco de más de 150 millones de pesos, provocado por el presidente de la Mesa Directiva y, de manera inaudita, ningún legislador inició ninguna acción legal por este delito.

A ello se suman los adeudos de salarios a trabajadores, mientras que los legisladores dispusieron de presupuesto para darse “finiquitos”.

Lamentó que ningún diputado haya querido escuchar los reclamos hacia sus excesos y que se les haya tratado de impedir su ingreso a la “casa del pueblo”.

Hizo un nuevo llamado a los diputados electos -que en unos días tomarán protesta- para que una vez en funciones, revoquen las reformas lesivas aprobadas por los diputados en ocaso y se inicien procedimientos administrativos y penales contra quienes han incurrido en delitos contra la administración pública. 

A las protestas desbordadas se sumaron supuestos extrabajadores del Poder Legislativo, quienes también lograron entrar al Congreso y bloquearon la calle Cerrada del Parque, para evitar la salida de los diputados locales que sesionaban en la Junta Política y de Gobierno.

El cierre de la LIII Legislatura se ha complicado, pues dichas movilizaciones sociales obligaron a que se pospusiera la pasarela de aspirantes a integrar el Instituto Morelense de Información Pública y Estadística (IMIPE), programada para la mañana de ayer en sesión de la Junta Política y de Gobierno.

Los coordinadores de los grupos parlamentarios intentarán retomar hoy la sesión de la Junta Política y de Gobierno, para convocar a sesión de la Diputación Permanente, en la que, a su vez, se convocaría a un periodo extraordinario para las próximas horas para concretar los nombramientos en el IMIPE y en el Instituto de la Mujer del Estado de Morelos.

 

 

 

Publicado en Política
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.