Estancado, el conflicto por el agua en Cuautla

La Unión

Estancado, el conflicto por el agua en Cuautla

Cuautla.- Al atravesar la etapa más crítica de la temporada de estiaje, los campesinos de los ejidos de San Pedro Apatlaco, Gabriel Tepepa y Otilio E. Montaño empiezan a sentir estragos por falta de agua para riego, la cual dejaron de recibir en su totalidad, debido a la destrucción del cárcamo de la presa La Mora por parte de un grupo de campesinos que se oponen a la termoeléctrica de Huexca.

Escrito por 

Es por ello que los afectados, están exigiendo a la Procuraduría General de la República (PGR) una respuesta a la brevedad, pues aseguran que el conflicto se encuentra estancado, “no ha habido ningún seguimiento, todo está estancado, sólo estamos esperando que avancen las investigaciones, nosotros lo que pedimos es el seguimiento  para hacer respetar la ley”, manifestó Ranulfo Flores Benítez, presidente de la Asociación de Usuarios del río Cuautla (Asurco).

Dijo que es necesario que las autoridades den celeridad a las investigaciones para agilizar la reparación de daños causada por el grupo disidente en instalaciones federales, “estamos esperando el llamado de las autoridades para buscar una solución, ya sea por conciliación o continuación de la demanda, pero no nos han hecho ningún llamado”, insistió.

El dirigente campesino reconoció que también existen demandas en su contra que se tienen que resolver, “manejaron que yo puse una demanda por agua que les estaban quitando, eso es mentira. Ellos fueron a romper el cárcamo de La Mora, de agua que le corresponde a San Pedro Apatlaco, Gabriel Tepepa y Otilio Montaño, diciendo que esa obra la hizo la CFE, eso es mentira y ellos lo saben porque hace un año nos hizo la rehabilitación la Comisión Nacional del Agua”, destacó.

Manifestó que las demandas impulsadas por Asurco no son contra los ejidatarios que destruyeron la infraestructura hidráulica de la presa La Mora, sino contra sus líderes Wolfango Aguilar, Evaristo Genis, Armando Cervantes, Bruno Castro y otros, quienes los engañaron para cometer ese delito.

“Estas personas que con marros y uñas hicieron la destrucción fueron engañadas, las personas que los iban encabezando saben bien que esas obras son de la Comisión Nacional del Agua.  No culpo a los que hicieron la destrucción, ellos creyeron que solamente estaban recuperando el agua, pero no es cierto”, aseguró.

 

¡Escribe el primer comentario!

Mario Vega

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Cerrar