Publicado en Vida y Estilo Lunes, 08 Febrero 2021 09:24

¿Duermes con la boca abierta? De caries a faringitis, estas son las consecuencias

Escrito por El País

Cuando se trata de salud, todos los esfuerzos cuentan; por eso es muy importante que prestes atención a todos los indicadores que puedan llevarte a concluir que duermes con la boca abierta.

¿La razón? Esta situación puede llevarte a padecer algunos problemas de salud importantes.

Gran parte de la población duerme de esta manera debido a que desconocen que su nariz no funciona de la manera correcta; de acuerdo con los otorrinolaringólogos esta condición podría ser la antesala a presentar alguna patología de carácter nasal o nasofaríngea.

Por ello, es muy importante mantenerse al pendiente si duermes con la boca abierta para acudir con un médico especialista y así darle seguimiento a tu caso; el cual podría ser desde una enfermedad alérgica, pólipos nasales e incluso tumores que se deben remover de la zona.

Quizá el menor de los problemas de dormir con la boca entreabierta o completamente abierta sean los incómodos ronquidos que harán que sientas la garganta reseca o incluso que incomodes a la persona que duerme contigo; sin embargo, hay consecuencias un poco más delicadas a considerar en medio de esta situación.

Así es como afecta a tu salud el no cerrar la boca al dormir

De acuerdo con un estudio del Instituto de Investigación Sr John Walsh en Nueva Zelanda descubrieron que las personas que duermen con la boca abierta tienen más riesgo de que el esmalte dental se erosione, lo cual da como consecuencia el desarrollo de caries. 

Paralelo a las caries, en la revista Journal of Oral Rehabilitation dieron a conocer que debido a que la boca se reseca, el pH cambia, lo que facilita que los gérmenes se instalen en la encías. Esto promueve la presencia de mal aliento.

Otras consecuencias de no dormir con la boca cerrada es la faringitis crónica, ya que por medio de los cornetes de la nariz se calienta el aire que ingresa a las vías respiratorias. Al respirar por la garganta no se hace el adecuado proceso de filtración de aire, lo que hace que los pulmones reciban la peor parte ya que el aire no está húmedo.

Los ronquidos no son lo más grave cuando se habla de dormir con la boca abierta, de hecho son las apneas las que pueden provocar problemas en la salud de las personas; principalmente en aquellos que son asmáticos pues pueden desarrollar hipertensión pulmonar o patologías más complicadas.

“Cuando respiras por la nariz, el aire que inspiras se llena de óxido nítrico, que además de favorecer el intercambio gaseoso para una correcta ventilación pulmonar tiene la capacidad de matar virus y bacterias. Pero si respiras por la boca no obtienes ese óxido nítrico, por lo que cuentas con más posibilidades de sufrir infecciones, ya que el aire está menos estéril”, explicó Marina Carrasco a “El País”.

¿Qué hacer en estos casos?

Lo principal es recurrir a un médico que te indicará los procedimientos necesarios para poder modificar la manera en la que duermes.

En métodos menos recomendables podrías usar unas famosas cintas que hacen que mantengas la boca cerrada durante el descanso, aunque no garantizan los mejores resultado. También sugieren que si eres fan de dormir boca a arriba te coloques una pelota de tenis en la espalda para promover una mejor higiene del sueño y así logres dormir de costado.

Con información de MedLinePlus, El Confidencial y El País

Publicado en Vida y Estilo
Etiquetado como
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.