×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 879

Lunes, 29 Junio 2015 00:00

Persépolis Destacado

Escrito por

En alguna ocasión me he referido a la desgracia de la guerra, el terror de las armas y lo que trae consigo. No obstante, hablar sobre los niños y cómo repercute en sus vidas vivir en medio de los conflictos políticos entre las naciones es un tema aún más triste, pues la supervivencia es todo lo que queda.

Sin embargo, en algunas ocasiones ocurren casos de aquellos que logran escapar del conflicto, pero de alguna u otra forma no salen ilesos de lo que puede ocasionar la guerra.

Entre los años 2000 y 2003, Marjane Saratrapi, una joven de origen iraní plasmó de forma gráfica su historia a través de Persépolis, en  la que de una forma racional nos adentra en la guerra entre Irán e Iraq.  Narrada a manera de cómic, nos cuenta mediante cuatro tomos cómo este conflicto entre estos dos países marcó parte de su infancia, su adolescencia y su juventud.

Para el año 2007, poco después de la salida de su novela, en conjunto con el francés Vicent Paronnaud, plasmaron en la cinta con el mismo nombre, la historia de su vida. En planos blancos y negros, de forma casi igual que en su novela, Marjane nos cuenta las aventuras de una niña que se encuentra entre el conflicto de Irán e Iraq y la opresión de la que es presa al ser de una familia completamente occidental, que entre los embates de lo que es ahora el  Islam, se ven oprimidos por las imposiciones, así como la pérdida de su libertad.

Marjane, una niña de la época de los 70, es confinada en una escuela francesa desde muy pequeña, siendo hija única de un matrimonio costumbrista.

A la edad de catorce años y en vista de la imposición del velo y uno que otro artilugio más, es enviada a una escuela en Austria sin siquiera hablar alemán. Ahí es donde ella poco a poco va solidificando sus ideas de izquierda, entre la música popular y uno que otro gusto por bandas de rock y punk de esa época, como ABBA, Black Sabbath y demás. Marjane va adquiriendo poco a poco sus gustos y aficiones, sin olvidar que está en un mundo que le es ajeno (por lo menos para ella lo es).

Al paso de los años, casi en la edad adulta, con buenas y malas decisiones, la profunda tristeza de su vida e infancia le embargan sin que pueda hacer algo con ello; se siente incomprendida, desde lejos admira cómo su país va cambiando y se destruye al mismo tiempo.

El guión de la cinta es una adaptación de la autora, lo que le da esa certeza de credibilidad, pues de un momento a otro, el ritmo de cada una de las escenas nos va llevando a distintos escenarios, de la alegría a la tristeza sin profundizar demasiado, lo que le da un estilo variado, sin martirizar al personaje central de la historia. Lo que le da un éxito casi indiscutible a la cinta casi aún mayor que a la novela, pero sin restar importancia.

Sin embargo, el estilismo de los personajes indiscutiblemente lleva a la identificación con cada uno de ellos, aunque no puramente de una forma clara. Pero los planos en blanco y negro le dan el estilismo clave para admirar una obra de la cinematografía pura y de forma noble. Una buena película con tonos sociales y uno que otro simbolismo.

En el mismo año del estreno compitió por la Palma de Oro de Cannes, logrando ganar el Premio del Jurado; en las voces destaca la participación de la galardonada actriz francesa Catherine Deneuve, quien da voz a la madre de Marjene, así como también Simón Abkarian y Chiara Mastroianni, por mencionar a algunos.

Visto 3085 veces

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.