Ciencia
Lectura 3 - 5 minutos
Webb revela nuevas características en el corazón de la Vía Láctea
TXT NASA

Webb revela nuevas características en el corazón de la Vía Láctea

Webb revela nuevas características en el corazón de la Vía Láctea
Fotógraf@/ Credits: NASA, ESA, CSA, STScI, and S. Crowe (Universidad de Virginia)
  • Like
  • Comentar

El instrumento NIRCam (Cámara de Infrarrojo Cercano) del Telescopio Espacial James Webb de la NASA revela una porción del denso núcleo de la Vía Láctea bajo una nueva luz. Se estima que en esta imagen de la región de Sagitario C (Sgr C) brillan unas 500.000 estrellas, junto con algunas características aún no identificadas. Una gran región de hidrógeno ionizado, que se muestra en cian, contiene intrigantes estructuras en forma de agujas que carecen de una orientación uniforme. Credits: NASA, ESA, CSA, STScI, and S. Crowe (Universidad de Virginia)

La última imagen del Telescopio Espacial James Webb de la NASA muestra una porción del denso centro de nuestra galaxia con un detalle sin precedentes, incluidas características nunca antes vistas que los astrónomos aún tienen que explicar. La región de formación estelar, denominada Sagitario C (Sgr C), está a unos 300 años luz del agujero negro supermasivo central de la Vía Láctea, Sagitario A*.

"Nunca ha habido datos infrarrojos en esta región con el nivel de resolución y sensibilidad que obtenemos con Webb, por lo que estamos viendo muchas características aquí por primera vez", dijo el investigador principal del equipo de observación, Samuel Crowe, estudiante universitario en el Universidad de Virginia en Charlottesville. "Webb revela una cantidad increíble de detalles, lo que nos permite estudiar la formación de estrellas en este tipo de entorno de una manera que antes no era posible".

"El centro galáctico es el entorno más extremo de nuestra Vía Láctea, donde las teorías actuales sobre la formación de estrellas pueden someterse a sus pruebas más rigurosas", añadió el profesor Jonathan Tan, uno de los asesores de Crowe en la Universidad de Virginia.

Entre las 500.000 estrellas estimadas en la imagen hay un cúmulo de protoestrellas (estrellas que todavía se están formando y ganando masa) produciendo flujos que brillan como una hoguera en medio de una nube oscura en el infrarrojo. En el corazón de este joven cúmulo se encuentra una protoestrella masiva previamente conocida, con más de 30 veces la masa de nuestro Sol. La nube de la que emergen las protoestrellas es tan densa que la luz de las estrellas detrás de ella no puede llegar a Webb, lo que la hace parecer menos poblada cuando en realidad es una de las áreas más densamente pobladas de la imagen. Nubes oscuras infrarrojas más pequeñas salpican la imagen, pareciendo agujeros en el campo estelar. Ahí es donde se están formando las futuras estrellas.

El instrumento NIRCam (cámara de infrarrojo cercano) de Webb también capturó emisiones a gran escala del hidrógeno ionizado que rodea la parte inferior de la nube oscura, que se muestra en color cian en la imagen. Normalmente, dice Crowe, esto es el resultado de fotones energéticos emitidos por estrellas jóvenes masivas, pero la gran extensión de la región mostrada por Webb es una sorpresa que merece más investigación. Otra característica de la región que Crowe planea examinar más a fondo son las estructuras en forma de agujas en el hidrógeno ionizado, que parecen orientadas caóticamente en muchas direcciones.

“El centro galáctico es un lugar abarrotado y tumultuoso. Hay nubes de gas turbulentas y magnetizadas que están formando estrellas, que luego impactan el gas circundante con sus vientos, chorros y radiación”, dijo Rubén Fedriani, coinvestigador del proyecto en el Instituto Astrofísica de Andalucía en España. "Webb nos ha proporcionado una gran cantidad de datos sobre este entorno extremo y apenas estamos empezando a profundizar en él".

Los contornos aproximados ayudan a definir las características de la región de Sagitario C (Sgr C). Los astrónomos están estudiando los datos del telescopio espacial James Webb de la NASA para comprender la relación entre estas características, así como otras influencias en el caótico centro de la galaxia. Credits: NASA, ESA, CSA, STScI, Samuel Crowe (UVA)

A unos 25.000 años luz de la Tierra, el centro galáctico está lo suficientemente cerca como para estudiar estrellas individuales con el telescopio Webb, lo que permite a los astrónomos recopilar información sin precedentes sobre cómo se forman las estrellas y cómo este proceso puede depender del entorno cósmico, especialmente en comparación con otras regiones de la galaxia. Por ejemplo, ¿se forman estrellas más masivas en el centro de la Vía Láctea, a diferencia de los bordes de sus brazos espirales?

"La imagen de Webb es sorprendente y la ciencia que obtendremos de ella es aún mejor", dijo Crowe. "Las estrellas masivas son fábricas que producen elementos pesados en sus núcleos nucleares, por lo que comprenderlas mejor es como conocer la historia del origen de gran parte del universo".

Visto 2847 veces
Inicia sesión y comenta
Ant. El lejano cinturón de Kuiper: Un vistazo a nuestro rincón cósmico
Sig. Secretos cósmicos: Urano y Neptuno muestran sus verdaderos colores

Hay 5561 invitados y ningún miembro en línea

© 2024 LaUnión.News. All Rights Reserved. Design & Developed by La Unión Digital Back To Top

Publish modules to the "offcanvas" position.