Publicado en Bajo el Volcán Domingo, 23 Noviembre 2014 18:00

Presentaron en la librería Gandhi de Cuernavaca, Como sombras y sueños, de Luis Zapata

Escrito por

“La depresión, una experiencia muy jodida que parece que no va, que no te aporta nada. Y en realidad no te aporta nada si no sabes cómo capitalizarla, que en mi caso la he usado mucho en lo que escribo, sobre todo en lo último que me han publicado.”

Como sombras y sueños(2014 - Ediciones Cal y Arena), es la novela más reciente del escritor Luis Zapata y fue presentada la tarde del pasado 21 de noviembre, en la librería Gandhi de Cuernavaca.

Las intervenciones para hablar sobre ese relato estuvieron a cargo de León Guillermo Gutiérrez, Dany Hurpin, Raúl Silva y el propio Luis Zapata.

Una sinopsis de la obra refiere: “Otra vez, inesperada pero siempre temida, llega la depresión a la vida de Orlando Barreto. Los primeros días, quizá semanas, sólo se manifiesta por medio de un ligero cansancio que no llega a ser alarmante: Orlando Barreto tiene más ganas de dormir, y busca la cama para hacer pequeñas y reparadoras siestas. Se dice que está recuperándose de la anterior temporada en que anduvo activo, entusiasta, acaso eufórico.

“Así es esto de la energía, se dice; es normal, son rachas, no se puede estar todo el tiempo arriba. Pero la verdad es que el sueño a veces se vuelve inoportuno, y Orlando Barreto cabecea incluso cuando se sienta a la mesa para comer (¿o eso fue antes?, sí, eso fue antes, durante los últimos días de la temporada activa/entusiasta/eufórica: mientras Orlando Barreto se movía, todo estaba bien, pero bastaba con que se sentara en una silla, en el asiento de un coche –afortunadamente él no maneja–, en el sillón de una sala en una fiesta, para que el sueño se apoderara de él, como si tuviera narcolepsia).

“Luego, la necesidad de sueño va en aumento, y ya no son suficientes las pequeñas siestas y los cabeceos: duerme una o dos horas en la mañana, una o dos horas en la tarde. Aún piensa que está reponiéndose y que pronto pasará esa etapa. Pero no pasa, y viene entonces el desaliento, las preguntas sobre el sentido de su vida, esas preguntas que no tienen respuesta, o sólo una respuesta que él no quiere oír, ¿o sí?, ¿sí quiere?”, expone el resumen literario.

Durante una entrevista publicada principios del mes de septiembre, Luis Zapata señaló a Bajo el volcán: “Yo sigo siendo muy vital, a pesar de que he sufrido cosas gruesas como la depresión, yo he sido depresivo, viví depresiones muy prolongadas y muy pesadas.”

*UNA EXPERIENCIA MUY JODIDA

-La depresión que aparece como un rasgo en algunos de sus personajes, ¿es un reflejo de Luis Zapata?, ¿qué es lo que provoca en su vida esta situación?

-La depresión es una crisis muy cabrona, que yo pensaba que era como la experiencia más inútil del mundo, porque no es nada fértil: no puedes producir ni hacer nada mientras estás deprimido, sólo puedes pensar en la depresión, al menos en mi caso.

Yo para acabarla de chingar soy bipolar. Antes me daba vergüenza admitirlo en público, me estoy volviendo un viejito cínico. Entonces ya lo digo, con todas sus letras.

El otro día lo puse en Facebook: “tengo una confesión que hacerles, en realidad soy bisexual”. Después lo corregí: “soy bipolar”.

Ya decidí quitarle el sambenito para mí y  hablar de eso, incluso hasta el cansancio. Entonces es, te digo, una experiencia muy jodida que parece que no va, que no te aporta nada. Y en realidad no te aporta nada si no sabes cómo capitalizarla, que en mi caso la he usado mucho en lo que escribo, sobre todo en lo último que me han publicado.

Modificado por última vez en Lunes, 24 Noviembre 2014 14:40
Publicado en Bajo el Volcán
Etiquetado como

Lo último de José A. Gaspar

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.