Diálogos de Hypatia Diálogos de Hypatia Fotógraf@: TOMADA DE LA WEB
Publicado en Sin embargo se mueve ... Miércoles, 26 Febrero 2020 05:28

Diálogos de Hypatia

Escrito por Karla Ricalde y Karla Cedano

En un lugar del ciberespacio, se reunieron feministas de todas las generaciones, con historias y edades distintas para compartir visiones sobre #UnDíaSinNosotras

  • Saben que me cuesta trabajo la idea de no ir a la oficina…
  • A mí me incomoda no dar clase, pero creo que muestra que pasa sin mujeres...
  • Yo pensaba organizar el tema en mi entorno, para además de ausentarme promover que los hombres sí vayan y suplan a las mujeres en lo que puedan (y por supuesto, documentar de alguna forma la experiencia)…
  • Algunas feministas descalifican el tema porque “las obreras no pueden parar” o porque “no es paro”...
  • El argumento de las obreras que no pueden parar justo es no entender la historia del 8 de marzo. Justo fueron las obreras las que empezaron esto y me parece que es una tristeza que el capitalismo haya ganado y que ahora las obreras no tengan protecciones sindicales, eso sí es una tragedia…
  • ¡Exacto! Y si ellas no pueden parar, entonces que paren las que si pueden, ¿no?
  • Pues yo creo que para que sea un paro exitoso y un movimiento genuino, no habría planes de contención y los hombres deberían hacerle como puedan. Aunque entiendo que si se hace sin “echar aguas”, se les cae el changarro porque son unos inútiles, ¡ja!…
  • Algo que sería bueno es parar pero también encontrar una manera de ser visibles, aunque no se me ocurre qué…
  • Para mí, el tiempo se debería usar para algo más que quedarse en casa, porque al final eso para muchas mujeres puede implicar hacer trabajo no remunerado de cuidado o limpieza que, obvio, no es la idea…
  • Parece muy cool que la autoridad represora diga “no habrá represalias”, if you ask me es porque no tienen miedo de nada y no piensan que las mujeres organizadas puedan hacer cosas. Lo toman como algo meramente simbólico. Algo cool sería que se tome tiempo ese día en el lugar de trabajo, se interrumpa un espacio en actividades regulares y se reúnan a hablar, en un espacio separatista seguro, de los problemas de género y sacar un comunicado de demandas…
  • ¡Me encanta! Es más, si se organizan para que sea a una hora cómoda, igual y mujeres que no pueden parar, por lo que sea, pueden tomarse una o dos horas y hacer cosas como infografías sobre la violencia de género…
  • ¡Claro! porque también está cool que sea un día de "donar" trabajo especializado a la causa, que se pongan a buscar en los expedientes indicadores de género…
  • Es genial que estas discusiones y toma de conciencia se estén dando en espacios que antes no se daban...
  • Sí, pero también es importante reflexionar por qué queremos parar, un examen profundo de qué estamos haciendo, o sería una acción vacía…
  • ¡Justo!, pues hacer esto solo sobre consumo (no comprar, o no usar internet) es no tomar en cuenta que el punto histórico de este paro no es la mujer como consumidora, ¡sino como productora y engrane de un sistema que la oprime!
  • Ahora, para las mujeres en puestos de privilegio hay otro punto: Una cosa es tener condiciones precarias de trabajo que no permiten parar; y otra muy distinta es tener mucho trabajo y elegir no parar. Definitivamente, ambas son válidas, pero hay que fijarnos en qué estamos diciendo con nuestras acciones, y reconocer nuestra posición y privilegios…
  • El punto es ocupar espacio de una manera distinta. Es hacer pausa en la vida diaria y dedicar un día a los movimientos y derechos de las mujeres. Todas estamos en diferentes momentos de nuestro aprendizaje y crecimiento en el feminismo y en nuestra “mujeridad”, y significa cosas distintas para cada una de nosotras. Quizá no puedo o no quiero parar, ocupar las calles, o quemarlo todo.

¿Qué sí puedo y quiero hacer? Algo que responda a mi nivel, mis capacidades y mis necesidades. Podemos usar el día, o dedicar una hora o dos, a:

  • Leer más sobre los feminismos, los derechos de las mujeres en mi país, las desigualdades, y comunicar lo que he aprendido;
  • Investigar qué prácticas, medios de comunicación, productos que realizo o utilizo oprimen y explotan a las mujeres. Y hacer difusión de lo que he encontrado;
  • Limpiar mis redes sociales ¿he dicho algo sobre mujeres que ahora me horroriza porque he descubierto nuevas maneras de relacionarme?, borrarlo, disculparme; ¿tengo en mis contactos personas que han sido denunciadas por violencia de género, hombres que han tratado mal a amigas en relaciones, que mantienen a mujeres en condiciones precarias de trabajo?, eliminarlos;
  • Hablar con nuestras hijas, madres, abuelas o amigas para introducirlas al feminismo, a la lucha de las mujeres. organizar un círculo de lectura, crear espacios colectivos separatistas y seguros para hablar de teoría y práctica feminista y de nuestros sentires, hacer comunidad;
  • Donar dinero o mejor aún, tiempo, habilidades, o algo que requiera más compromiso, que nos haga meter el cuerpo a una causa que apoye a las mujeres vulneradas;
  • Hablar con, o escribirle a, autoridades y representantes para exigir nuestros derechos, evidenciar las fallas, señalar aquello que están haciendo mal. No se trata de educar a los hombres, ese es trabajo que le toca a ellos; más bien, acercarles referencias, sin digerirles la información. Y es que, además de que nosotras somos las vulneradas, ¿tenemos que destinar tiempo, esfuerzo y ánimo a hacer el trabajo de sensibilización que les toca a ellos?;
  • Hacer un paro activo (ir al lugar de trabajo y organizar una asamblea con otras trabajadoras para hablar del tema y sacar un posicionamiento, o hacer una pequeña acción de protesta, como no hablar todo el día o a una hora determinada, vestir de algún color, colocar pancartas de protesta, etc.).

#UnDíaSinNosotras es una oportunidad para ser crítica con una misma, reflexionar, escribir lo que pensamos, pero también lo que sentimos; hacer un tiempo para estar enojada, triste con la situación del país, y ser amorosa con una misma. Para aceptar que se hace lo que se puede y eso es igualmente válido, el patriarcado y el capitalismo son suficientemente duros con una misma como para además cargar con culpas que no nos tocan.

 

Publicado en Sin embargo se mueve ...
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.