Jueves, 12 Noviembre 2015 01:00

La sociedad urbana y rural

Escrito por

Peligro en Cerritos García

1.- El bloqueo de la Autopista del Sol ocurrido el lunes de esta semana y que duró 11 horas, así como el de Amayuca, iniciado el mismo día pero levantado 30 horas después, tuvieron el mismo tratamiento político, jurídico y administrativo por parte de las autoridades federales y estatales, basándose en la Declaratoria de Desastre Natural en el sector agropecuario de Morelos, difundida este martes por el Diario Oficial de la Federación. Este será el mecanismo mediante el cual se pagarán las hectáreas de sorgo y maíz siniestradas durante el pasado ciclo agrícola. 

Desconozco si el flujo financiero ascenderá a los 150 millones de pesos exigidos por las organizaciones de productores involucrados, pero sí puedo asegurarles que más de un dirigente campesino deshonesto, entre quienes se frotaban las manos y ansiaban ver consumado un evidente acto de extorsión, se quedaron frustrados.

A las 11 horas comenzó la conflagración evidenciándose que la intencionalidad de sus respectivos promotores era proyectar a nivel nacional una ingobernabilidad en Morelos. Primero, a las 21:30 horas del mismo lunes, y un día después a las 17:30 horas, concluyeron los bloqueos carreteros Varias veces me he referido en las redes sociales a las movilizaciones como protestas estériles. En fin.

2.- Sin embargo, el activismo y liderazgo demostrado por varios personajes sobre ambos escenarios (Cuernavaca y Amayuca), en su mayoría insertos a la legislatura 53 de Morelos, me recuerda la polarización política que cada día se ahonda más entre lo urbano y lo rural. Antes de los comicios de 2012 me referí al tema, indicando que “lo urbano es el lado prestigioso de la aglomeración de viviendas y actividades humanas en un espacio preciso; la ideología de la civilización industrial una y mil veces renovada, remodelada, rehabilitada y vuelta al centro de su esencia”. “Urbanizar a alguien es adaptarle a las costumbres dominantes, propias de las convenciones burguesas en su aspecto más gratuito y convencional: besar la mano, ceder el paso, preguntar por la salud y comportarse en la mesa. Lo urbano es lo contrapuesto a la ciudad; si lo urbano es lo positivo, la ciudad es lo negativo: la ciudad mata, destruye, arrasa, causa infartos, cáncer de pulmón, stress y otras maldades físicas y psíquicas. La ciudad es el lugar de la delincuencia, del gansterismo, de la drogadicción y de todo tipo de desviaciones” (Jesús Leal Maldonado, doctor en sociología por la Universidad Complutense de Madrid).

3.- Y tocante a lo rural, una apretada definición señala que “es el territorio no urbano de la superficie terrestre o parte de un municipio que no está clasificada como área urbana o de expansión urbana; áreas no urbanizadas al menos en su mayor parte o destinadas a la limitación del crecimiento urbano, utilizadas para actividades agropecuarias, agroindustriales, extractivas, de silvicultura y de conservación ambiental. En cuanto a su concepción geográfica como paisaje, el paisaje rural estudiado por la geografía respectiva incluye también las zonas dedicadas a otros usos (residenciales, industriales, de transporte o de servicios) en los municipios clasificados previamente como rurales”. Conclusión: algo grave está gestándose en la sociedad rural de Morelos que no ha sido atendido ni comprendido en su exacta dimensión... desde las estructuras gubernamentales asentadas en el espacio urbano. Algunos de los actores políticos son los mismos de siempre, pero están capitalizando con fines partidistas y electorales un caldo de cultivo donde se reproduce la inconformidad social. Mucho cuidado.

4.- Cambiemos de frecuencia. El diputado priista Mario Chávez Ortega subió ayer al pleno del Congreso local un tema que no es cosa menor, al que le urge la toma de decisiones por parte de las más altas autoridades estatales y otras del gobierno federal, pero que de inicio no ofrece una salida fácil porque involucra no solamente el concurso de muchas voluntades, sino también una muy fuerte cantidad de recursos económicos. El legislador puso en la mesa el tema de la expropiación de una colonia completa, la Cerritos García, perteneciente al poblado de Ahuatepec y por la que hay un litigio ya de 15 años, el cual en cualquier momento podría derivar en el desalojo de 500 familias. Es evidente que detonará un conflicto social con graves repercusiones en el sector oficial respectivo, pues no se descarta un saldo rojo (toco madera). ¿Hasta dónde estaría dispuesta a llegar una familia para defender su casa cuando ésta, como es el caso de muchas de las 500 de Cerritos García, es la única posesión, el único refugio de sus seres queridos? Cuando logremos ser empáticos con esta gente que está en riesgo de ser desalojada por una orden emitida a través del Tribunal Unitario Agrario desde el 24 de septiembre de 2009, podremos entender la magnitud del riesgo que se vive en la colonia en cuestión. Por lo pronto el conflicto está detenido porque hay un juicio en curso por las mismas tierras (53 mil 125 metros cuadrados), promovido por el Comisariado Ejidal de Ahuatepec. Conclusión: es tiempo de que las autoridades pongan manos a la obra.

5.- Los diputados autorizaron descuentos en el pago del predial, servicios municipales y agua potable en Cuernavaca, pero les amarraron las manos a las autoridades de la actual administración. Al aprobar ayer reformas a la Ley de Ingresos para favorecer a jubilados, pensionados, adultos mayores y personas con discapacidad, los miembros de la legislatura 53 determinaron que ese dinero deberá ser depositados en una cuenta especial cuyo número se hará del conocimiento de la Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización encabezada por Vicente Loredo, la cual se ocupará de verificar que no se gaste y sea entregado al gobierno de Cuauhtémoc Blanco –hasta ahora considerado alcalde electo- en enero del año próximo. Los descuentos fueron iniciativa de la panista Norma Alicia Popoca pero también corresponden a una solicitud hecha por el gobierno de Jorge Morales Barud, además de que fueron avalados por todas las bancadas parlamentarias. Muchos de los contribuyentes que cumplen de manera religiosa con sus obligaciones en este renglón, están en esta época a la espera de estos descuentos que les permitan ahorrar un mínimo de recursos… La buena noticia para los jubilados del gobierno estatal es que ayer los diputados aprobaron el exhorto al Poder Ejecutivo para que se les incremente de siete a 12 millones de pesos el monto de los recursos destinados en 2016 al pago de sus vales de despensa. La noticia mala es que los exhortos, según han dicho los propios diputados, son como los llamados a misa y no nos hemos encontrado en los últimos años con autoridades muy religiosas, pues generalmente los llamados de atención del Congreso no tienen respuesta.

 

Guillermo Cinta

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.