Sábado, 17 Octubre 2015 08:30

La debilidad institucional

Escrito por

Jiutepec y su precarismo

1.- Cuando Rodrigo Dorantes rindió protesta como procurador general de Justicia el 18 de enero de 2013, encontró una institución desmantelada, sobre todo con respecto a la investigación de delitos de alto impacto. Halló la unidad antisecuestros destruida, entre otros graves conflictos. 

Y Alberto Capella, al hacerse cargo el 6 de enero de 2014 de la otrora Secretaría de Seguridad, detectó a una policía preventiva estatal infiltrada por bandas criminales, lo cual se repetía en la mayoría de corporaciones municipales. Cómo habrá estado la debilidad institucional en Morelos que a comienzos de 2010 era un secreto a voces el pacto entre jefes policíacos estatales y capos del narcotráfico bajo el siguiente tenor: 1) Tú, autoridad, nos dejas vivir tranquilos en territorio morelense sin ser molestados; y 2) A cambio, nosotros “coadyuvamos” en la eliminación de criminales dedicados a delitos de alto impacto, sin que tengan relación con la comercialización de drogas. Y fue así como la sociedad morelense constató, entre 2009 y 2012, la frecuente aparición de cadáveres de presuntos secuestradores, extorsionadores, asaltantes y violadores, mientras paralelamente asomaban mensajes con datos precisos (números de expedientes) sobre los supuestos delitos cometidos por quienes sucumbieron a manos de grupos de exterminio que, en el mejor de los casos, nos recordaban las “favelas” brasileñas.

2.- Todavía a estas alturas de la vida nacional y estatal nadie ignora que la precariedad del estado, la debilidad institucional y el auge del narcotráfico se coludieron para configurar el complejo paisaje de la corrupción en México y Morelos. Por eso ha sido muy difícil controlar la situación. Un ejemplo reciente sobre lo anterior fue la fuga de “El Chapo” Guzmán. Cualquier mexicano sabe que el capo se coludió con autoridades penitenciarias, del penal y quizás externas, para evadirse. Al menos durante las dos décadas anteriores, el catalizador de los procesos fue el crecimiento de la economía criminal, sobre todo la inherente al narcotráfico. Charles Tilly (Chicago, 27 de mayo de 1929 – Nueva York, 29 de abril de 2008), brillante sociólogo e historiador norteamericano, consideraba que el estado tiene cuatro responsabilidades fundamentales: 1. Hacer la guerra para eliminar o neutralizar a posibles competidores, es decir, otros Estados que quieran apoderarse del territorio nacional. 2. Eliminar o neutralizar a posibles rivales que se encuentran dentro de su territorio; por ejemplo grupos subversivos que aspiran a tomar el control del Estado. 3. Proteger a la población eliminando o neutralizando a sus enemigos. Y 4. Extraer tributos para tener los medios para llevar a cabo las tres primeras tareas coercitivas. El Estado mexicano ha cumplido, de alguna forma u otra, con la primera, la segunda y la cuarta, pero no con la tercera, pues existen muchas evidencias de que no opera eficazmente a favor de los ciudadanos, no los protege. Esto es debilidad institucional.

3.- Cambiemos de frecuencia. El presidente municipal electo de Jiutepec, José Manuel Agüero Tovar, se reunió anteayer con Brenda Salgado, alcaldesa sustituta de la misma localidad. Ambos iniciaron el proceso de entrega-recepción, para lo cual el futuro edil nombró al ex diputado local Hugo Barenque Otero como coordinador de la comisión de enlace que se coordinará con los funcionarios comandados por doña Brenda. Sin embargo, a estas alturas de la etapa postelectoral, rumbo a la toma de protesta que habrá de efectuarse el 30 de diciembre venidero (la entrada en funciones será hasta el 1 de enero de 2016), Agüero Tovar tiene identificadas las fortalezas, pero sobre todo las debilidades del ayuntamiento, básicamente en el aspecto financiero. Por ejemplo, sabe que la administración actual no pagará más del 50 por ciento del aguinaldo. El pago de la otra mitad se lo dejará al ex diputado local quien, así las cosas, anunció la realización de una auditoría a las gestiones de Brenda Salgado, pero fundamentalmente a la de Silvia Salazar Hernández, otrora militante del PRD y hoy exponente de Morena en Jiutepec. Es importante subrayar que dichas investigaciones fiscales, la mayoría de las veces, sirven para maldita la cosa. Pretenden asustar con el petate del muerto.

4.- Pasemos a otro tema. Parecía que la izquierda se quedaría con el golpe de los derechistas que el martes de la semana anterior lograron aprobar la iniciativa preferente del gobernador Graco Ramírez sin ceder un ápice en cuanto al aborto, pero esta semana el tema escaló y no solo un grupo de féminas se apersonaron en el Congreso para protestar porque el Congreso dio su aval a reformas en materia de violencia contra la mujer y perspectiva de género, dejando de lado la posibilidad de interrumpir el embarazo en caso de violación, sino que la propia primera dama morelense, Elena Cepeda, se sumó a las críticas. Habría que decir, en embargo, que durante aquella sesión del 6 de octubre no participó únicamente la derecha panista, contra la que se han lanzados los críticos, sino que a final de cuentas la iniciativa graquista –con cambios propuestos por el PAN, eso sí- fue aprobada de manera unánime por los diputados de todas las fuerzas políticas, lo que incluye a los tricolores, los verdes y los turquesas, pero también a los amarillos, el naranja, el rojo, el moreno y los demás.

5.- La sociedad capitalina no termina de asimilar y aprovechar los cambios que en el Centro de Cuernavaca implica la creación de la llamada Ecozona, la cual incluye la peatonalización de un tramo de la calle de Guerrero, la presentación de espectáculos artísticos y culturales, el uso de otra calle para montar en bicicleta y otros atractivos que pretenden reactivar la visita de habitantes y visitantes para con ello beneficiar a sectores como el comercial. De acuerdo con líderes de comerciantes que ayer se reunieron con el diputado aliancista Francisco Santillán, quien representa al distrito que comprende al centro de la ciudad, el proyecto de la Ecozona no termina de despegar y ellos lo resienten en sus ventas. Esto impide que terminen de recuperarse de la afectación económica provocada por la remodelación de la propia calle de Guerrero. El diputado de Nueva Alianza se interesó por intervenir a favor de los comerciantes y reunirlos con las autoridades estatales a quienes compete entregar buenas cuentas en este proceso de transformación del centro capitalino. Por los comerciantes asistieron Ángel Adame Jiménez, Rosario Martínez Cué, Macario Delgado, Bernandino León y Vélez y Rodolfo Gutiérrez.

6.- Como parte de la remodelación del centro se proyecta la transformación de la Plaza de Armas Emiliano Zapata, en la que la Secretaría de Obras encabezada por Patricia Izquierdo no ha comenzado los trabajos por oposición de los comerciantes y a pesar del riesgo de perder recursos por casi 50 millones de pesos ofrecidos por la Federación para esta tarea, y de que el Gobierno estatal ya obtuvo todos los permisos del caso, incluidos los del INAH, el cual ha autorizado el proyecto de modificación a las fuentes y el abandonado reloj colocado en la torre que alguna vez hizo lucir a la plaza por iniciativa del entonces gobernador Sergio Estrada Cajigal, pero que al paso del tiempo, con la recurrente falta de mantenimiento, hoy afea el lugar y aparece, para propios y extraños, como evidencia de que en Morelos no abundan las autoridades eficientes y dedicadas. 

 

Guillermo Cinta

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.