×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 192

Jueves, 08 Noviembre 2012 07:20

Transparencia y cumplimiento de la ley para recuperar la confianza

Escrito por

Los gobiernos de la última década, fracasaron por la misma razón por la que llegaron al poder, los habitantes rechazaron el desempeño de las autoridades; desde su perspectiva, actuaron sin atender los más sentidos reclamos sociales, propiciaron la corrupción, la impunidad, y convirtieron al cinismo en una herramienta para desactivar las inconformidades sociales.

A partir del 24 de marzo de 1994, cuando el país despertó con la noticia de que el candidato presidencial del PRI, Luis Donaldo Colosio Murrieta, fue asesinado la tarde anterior, la capacidad de asombro en torno a los excesos del poder en México disminuyó considerablemente, el posterior asesinato de José Francisco Ruiz Massieu, y el desenlace de las investigaciones de los dos crímenes, confirmaron aquel sentimiento social.

Seis años después, y cuando se realizó la primera elección presidencial organizada por una autoridad ciudadana, el partido que se sostuvo 70 años dejó el poder, 12 años después, el que lo sustituyó también lo deja en condiciones de descrédito social, que merecen especial atención, así como el tema del efecto que los medios de comunicación tienen sobre la imagen que a la sociedad le proyectan los gobiernos.

En política no es suficiente ser decente, debe darse la imagen de decencia ante la sociedad, recomiendan los especialistas; en Morelos, de 2006 a la fecha, el gobierno logró mantener una “imagen de decencia” que no fue suficiente para mantener la simpatía suficiente de electores para conservar el poder, los propios panistas atribuyeron el fracaso de sus abanderados en Morelos a la percepción que la sociedad desarrolló sobre la “guerra contra el narcotráfico” que emprendió el gobierno federal que encabeza Felipe Calderón.

Al general colombiano, Óscar Naranjo, le preguntó el periódico el País de España: “la gente está hasta la madre de la palabra guerra aplicada al crimen organizado… en México estamos en una fase intermedia entre el enfrentamiento entre organizaciones y un afán de esas organizaciones por silenciar a la sociedad”; él respondió: “instalar la palabra guerra en el marco de una política de seguridad pública es un error garrafal. Por varias razones, la primera es que desconoce un principio elemental de un estado de derecho, donde el delincuente no es un enemigo a aniquilar; el delincuente es alguien al que el estado debe someter a la ley y re-socializar. Segundo, es un tema que polariza alrededor de la seguridad y la propia palabra no aparece como un valor, sino como un problema. Y tercero, es generar en la mentalidad criminal un estado de certidumbre de mientras me matan, yo mato. Por tanto, la gran oportunidad que hay hoy, y lo he discutido con el presidente Peña, es que buena parte de la política de seguridad debería legitimarse no a partir de la lucha contra el delito, sino a partir de la sensibilidad por las víctimas. La seguridad no es un fin en sí mismo, es un camino para generar convivencia y asegurar derechos y libertades”.

Otra pregunta fue: “ha mencionado a las víctimas, pero el Movimiento por la Paz que lidera Javier Sicilia no vio con buenos ojos su nombramiento, ¿qué mensaje les envía? A la que contestó: “esa actitud es consecuencia de un valor que está en crisis en México: la confianza. Todo está bajo sospecha, nadie cree en nadie. El mensaje que yo lanzaría a los mexicanos, y particularmente a las víctimas, es que pueden tener la certeza de que llegamos aquí con una convicción, pero también con resultados, y es que mi obsesión durante los últimos años fue disminuir la violencia, y en buena parte lo hemos logrado. Hace años, la tasa de homicidios (en Colombia) era de 78,80 por 100.000 habitantes, todavía estamos lejos de una cifra razonable, pero la dejamos en 32 por 100.000. Les diría a las víctimas que las entiendo, y sé de su frustración y de su tragedia, pero que hay que abrir un espacio para escuchar y para confiar”.

 

La prensa impactada

El instrumento básico para la reconstrucción de la confianza gubernamental son los medios de comunicación; en Morelos, existen una veintena de medios electrónicos, una infinidad de propuestas digitales a través de las redes sociales, y los tradicionales impresos; fue a través de estos que el gobierno de Marco Antonio Adame Castillo, perdió la simpatía de los votantes, la confianza de los contribuyentes y la observancia de los habitantes.

La mañana posterior a la rendición de protesta de la nueva administración, la Canaco Cuernavaca, colocó una serie de mantas con una réplica de una boleta de calificaciones, con la imagen del ya ex mandatario Marco Antonio Adame Castillo sobre una supuesta boleta de nivel básico y la leyenda “Reprobado”; las semanas previas, exigieron que se le negara el pago de la “seguridad personal” que por decreto se otorgó en las últimas semanas de septiembre.

Los medios de comunicación tuvieron un impacto en la percepción social que dejó el anterior gobierno, su intención de proyectar una imagen aprobatoria fue manifiesta, por la sobreexposición en espacios “novedosos” ajenos a los tres tradicionales, (prensa escrita, radio y televisión); durante los últimos dos años, todos los camiones de servicio público de pasajeros de la entidad, en algún momento exhibieron adhesivos de diversos tamaños, con la leyenda “Tierra de Libertad y Trabajo” y proclamando la realización de alguna obra o acción de aquel gobierno; especial atención recibió la política social del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia de la entidad.

Sin embargo, estas expresiones no fueron suficientes, una condición pudo ser que estos temas se vincularon en los mismos medios donde trascendieron los hechos violentos que se incrementaron contra la sociedad en los últimos seis años. Fue un proceso que con mayor o menor intensidad se inició hace décadas, algunos afirman que desde los años setentas.

Por ello es importante considerar lo que se expone en el siguiente documento: la cobertura de la prensa al interior del país sobre el fenómeno del crimen organizado, es esencialmente descriptiva de los actos violentos y la nota roja, por lo tanto menos analítica, señala Fernando Jiménez de la Universidad Carlos III de Madrid. En un ensayo titulado “Medios y crimen organizado”.

Donde agrega que, al igual que a la sociedad a la que informa, se encuentra atemorizada por las organizaciones criminales; a pesar de ello, del presente estudio se puede desprender que el crimen organizado se encuentra desarrollando una estrategia en contra de dos enemigos distintos que son los grupos antagónicos y el gobierno; las capacidades de ataque de dichas organizaciones, se caracterizan por tener un alto grado de movilidad, la habilidad para evadir controles a través de informantes, muchos de ellos miembros corruptos de los cuerpos de seguridad, así como por la utilización de una gran variedad de armas de fuego, conocimientos estratégicos de ataque y capacidad de comunicación.

En este documento que forma parte del libro “Crimen organizado e Iniciativa Mérida en las relaciones México y Estados Unidos”, que fue realizado en 2010 por el Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia, que preside Raúl Benítez Manaus y cuyo vicepresidente es Sergio Aguayo Quezada, se manifiesta también que: debido a que la guerra o los enfrentamientos cotidianos se dan principalmente en un grupo reducido de ciudades, es en ese nivel donde se observan las consecuencias sociales más graves del narcotráfico. En otras palabras, la prensa local sólo sirve como vehículo transmisor de temor y miedo, lo que genera un ambiente social favorable para los criminales, pues la gente está atemorizada, se reduce al mínimo la vida cotidiana en las pequeñas urbes, incluso se inhibe en forma notable la actividad económica. Los jóvenes en muchas de estas ciudades, como por ejemplo Juárez, tienen cada vez menos opciones, y el narco les va ofreciendo posibilidades en la vida ilegal.

El análisis de prensa también muestra que la información sobre ataques en los espacios públicos como ejecuciones y “levantones”, o secuestros transmite la idea de que las agencias de seguridad locales y los ciudadanos se encuentran en una clara desventaja que elimina la posibilidad de actuar en contra del crimen organizado. En síntesis, debido a que la prensa local carece de una visión nacional, y en general es descriptiva y no analítica, se consolida la percepción de que los cárteles avanzan exitosamente contra el gobierno y aterrorizan a la sociedad.

La dirigencia del Partido Acción Nacional, ha reconocido que la votación fue adversa para su candidata presidencial Josefina Vázquez Mota, porque, entre otros temas, existía el temor (entre un importante número de electores activos) de la posibilidad de que se continuara con la “guerra al narcotráfico” con los mismos métodos y la intensidad con la que se desarrolló la estrategia del presidente Felipe Calderón; durante la campaña fue uno de los argumentos que los aspirantes a todos los puestos de elección popular, de todas las fuerzas políticas ajenas al PAN, utilizaron con mayor recurrencia para motivar a los votantes a apoyar propuestas diferentes a la gubernamental.

 

Matrimonio, sociedad y gobierno

Para recuperar la confianza, hoy el gobierno dispone de una amplia gama de medios de comunicación y difusión de su obra, la anterior administración careció de imaginación para aprovecharlos, la mayoría le acompañaron y estuvieron en contra durante toda su gestión, por ello, quizá pueda servir entender la relación de pueblo-gobierno como la construcción de un vínculo matrimonial, donde los cónyuges se observan cotidianamente.

John Gottman Mardoqueo es un profesor emérito de psicología en la Universidad de Washington, conocido por su trabajo sobre estabilidad marital y el análisis de la relación a través de la observación directa, estudios científicos publicados en revistas revisadas por la literatura. Las lecciones derivadas de este trabajo constituyen una base parcial para la terapia de pareja, movimiento cuyo objetivo es mejorar el funcionamiento de la relación, y la prevención de los comportamientos mostrados por Gottman y otros investigadores para dañar las relaciones.

Él señala que existen enemigos del matrimonio, entre los que destacan:

- Criticar a la pareja.

Si los cónyuges se critican, se ríen el uno del otro y usan el sarcasmo para ridiculizarse mutuamente, se han perdido el respeto. Una cosa es decir: "me enfadé porque dejaste los calcetines en el piso" y otra muy diferente: "no sé cómo puedes ser tan sucio".

- Despreciar al cónyuge.

El desprecio se basa en el resentimiento: en sentimientos de ira y frustración acumulados y no resueltos. Cuando una pareja se comunica con desprecio, la cosa va por mal camino. Si además esto se hace delante de otras personas, peor aún.

- Estar siempre a la defensiva.

No dar el brazo a torcer ni pedir nunca perdón, por principio, conduce al fracaso. Si uno ataca y el otro se defiende atacando también, no se llega a ninguna parte.

- Evitar al cónyuge.

Es casi lo mismo que el caso anterior, sólo que en lugar de defenderse abiertamente, la persona adopta una actitud pasiva. No responde a las preguntas del otro: "¿Dónde estuviste anoche?" "¿Por qué no me has saludado?" El silencio por respuesta o un "déjame en paz" es nefasto.

Establece como señales de que una unión sentimental no tiene futuro:

- Sentir tensión emocional y corporal en presencia del otro, sobre todo durante discusiones.

- Que uno intente aliviar la tensión durante una discusión y el otro no lo acepte.

- Tener más malos que buenos recuerdos de los años pasados juntos hasta el momento. No se trata de lo que pasó en realidad sino de cómo se recuerda.

Se siente que el final llegó cuando:

1. Uno o ambos sienten que el conflicto matrimonial es grave o insoportable.

2. Dejan de hablar. Cada miembro de la pareja procura solucionar las cosas por su cuenta.

3. Llevan vidas separadas. Pierden el interés en lo que hace el otro, no hacen esfuerzos por conectarse e incluso sienten alivio cuando están sin su pareja.

4. Cada cónyuge se siente más solo en el matrimonio que sin compañía.

Qué hace que un matrimonio funcione:

- Que ambos sean emocionalmente inteligentes: que se respeten, se apoyen, se admiren y que tengan sentido del humor. Deben estar dispuestos a utilizar una seña, una palabra clave, un gesto chistoso, para interrumpir una discusión sin salida.

- Deben basarse en la amistad e involucrarse en la vida del otro. Es saludable que tengan intereses e incluso trabajos diferentes, pero es vital estar pendientes el uno del otro y saber cuándo el cónyuge necesita apoyo, ayuda, o simplemente hablar.

- El matrimonio ha de ser un punto de apoyo y no fuente de angustia. Debe dar energía, no restarla. Un matrimonio sólido es aquél en que ambos apoyan los sueños del otro, se animan mutuamente y juntos sienten que pueden resolver cualquier problema.

Cómo mejorar una relación:

- Conocer y estar al tanto de lo que piensa el cónyuge. Interesarse por sus preocupaciones, miedos, sueños, anhelos y proyectos.

- Mostrar cariño y cultivar admiración y respeto por el otro.

- Avivar la pasión. Hay que encontrar tiempo y maneras de sentirse conectado emocional, mental y físicamente con el cónyuge.

- Resolver los problemas que tienen solución y aprender a vivir con los que no la tienen.

Las relaciones individuales y de grupo son humanas y ahí encuentran sus similitudes, los estrategas y operadores políticos son solteros, casados, divorciados o viudos, todos han mantenido relaciones individuales con alguna pareja o han desarrollado un vínculo matrimonial o de “pareja en convivencia”, entienden la importancia de ubicar la percepción del “otro” para poder decidir qué pasos dar; hoy el gobierno tiene que reconocer que “mantiene una relación” con los gobernados y que la misma es revisada de forma cotidiana, algunos de los conceptos anteriores pueden “tropicalizarse” para definir la relación pueblo-gobierno, sobre todo cuando los habitantes, no establecen parámetros distintos cuando los titulares de las áreas de responsabilidad son diferentes, para el pueblo “toda autoridad es gobierno” y es revisada bajo los mismos criterios.

 

Funcionarios abucheados

Durante la inauguración de la Conferencia Latinoamericana y Caribeña de Ciencias Sociales, organizada por la UNESCO, el pasado martes; la secretaria de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa Cantellano, fue abucheada por académicos y estudiantes de diversas universidades del país, luego de asegurar que en México, al igual que en la región, imperan "los valores de la democracia".

Mientras la funcionaria detallaba ante científicos sociales provenientes de los países de América Latina y el Caribe, el avance de nuestro país en la construcción de una región en democracia, los jóvenes gritaron: ¡fraude! ¡fraude! ¡fraude!.

La secretaria continuó su discurso para dar la bienvenida a 400 investigadores sociales y a más de mil 500 académicos y estudiantes que participaban en este encuentro, sin embargo, de nueva cuenta despertó el reclamo, particularmente de los jóvenes, al recordar que el ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Pablo González Casanova, fue el primero en describir la construcción de "la democracia en México", que es su mayor obra y por la cual, entre otros, recibirá un reconocimiento en este encuentro.

"No aprendiste nada" lanzó un joven desde el anonimato del auditorio, a lo que siguieron nuevamente gritos de ¡fraude! ¡fraude!, luego para intensificarse los señalamientos de "no al asesinato de migrantes"; que se transformaron en una voz al unísono de ¡asesinos! ¡asesinos!.

Ante tal situación, Patricia Espinosa pidió a los jóvenes acompañar el reconocimiento a González Casanova y ante la insistencia de gritos entre el auditorio, la funcionaria dio por terminada su intervención y salió de la sala sin realizar la ceremonia de apertura del encuentro de dos días sobre el análisis del estado de las ciencias sociales en la región.

Este es uno más de los señalamientos sociales que en todo el país realizan los habitantes para externar la inconformidad que tienen con los servidores públicos, los ciudadanos carecen de memoria histórica; Jorge Carrillo Olea, impulsó la creación del Instituto Estatal Electoral, que fue el primero en la historia de este país en realizar una elección ciudadanizada, que permitió que por la vía pacífica arribaran a las más altas responsabilidades públicas, incluido el gobernador, aspirantes de distintas fuerzas políticas, ahí se re direccionó la vida política que hoy se dan libremente un millón 800 mil pobladores de esta entidad.

Su nombre está asociado permanentemente a los cientos de secuestros que un importante grupo de delincuentes realizaron durante su administración, y que fueron la razón principal por la cual presentó su solicitud de licencia para separarse del cargo de gobernador, poca trascendencia mediática logró la propuesta democratizadora de su gobierno, ante el ímpetu con el que se difundieron los hechos violentos que “ensombrecieron” su administración.

A aquel gobernador le organizaron una “Consulta Ciudadana”, en una época en la que estos eventos democráticos no estaban reconocidos por la ley; en los primeros días de 1998, la participación de los habitantes fue superior a los 100 mil sufragios, más del 90 por ciento consideraron que era “indispensable, que presentara su solicitud de licencia al cargo”; el 18 de mayo de ese año, fue nombrado mandatario estatal por el congreso Jorge Morales Barud.

El 28 de mayo de 1998, en la zona arqueológica de Teopanzolco, perteneciente a este municipio, el presidente Ernesto Zedillo acompañado del nuevo mandatario, dijo durante un mensaje que pretendió recuperar para aquella administración la confianza perdida a consecuencia de los hechos violentos de los meses anteriores que: “para mí esta es una visita muy especial a su estado. Hace rato el señor gobernador hacía mención de un compromiso que asumieron todas las fuerzas políticas de Morelos hace diez días, con el fin de lograr la reconciliación y sentar nuevas y mejores bases para el progreso de su estado”.
Hoy vengo a decirles a ustedes, que el presidente de la República quiere ser parte de ese acuerdo para lograr la reconciliación, la justicia y el progreso aquí en Morelos. ¡Acéptenme como su aliado en esta tarea!
Quiero decirles que mi compromiso se expresa con la confianza de que bajo el mando y el liderazgo de Jorge Morales, pero con la participación de todos los morelenses, con independencia de su militancia política, sí es posible que saquemos adelante a Morelos. Lo vamos a hacer, porque queremos que quede atrás esa época obscura, en que se señalaba a este estado como tierra de violencia, tierra de inseguridad, ¡eso no es justo!
Los morelenses son buenos mexicanos, los morelenses quieren trabajar, los morelenses lo único que piden son oportunidades, y por eso no se vale que personas que han venido de fuera vengan a manchar a Morelos.
Por eso, una primerísima y fundamental tarea que habremos de emprender en apoyo de ustedes, en apoyo de su gobernador, es el mejorar las condiciones de seguridad y de justicia aquí en su estado.
Ya lo decíamos hace rato, en el primer acto de esta gira: tenemos que limpiar a Morelos de ratas inmundas. Vamos a sacar de este estado a los narcotraficantes, vamos a sacar de este estado a los secuestradores, vamos a sacar de este estado a los asaltantes, pero no los vamos a llevar a otros estados, ¡los vamos a llevar a que se pudran en la cárcel!
Pronto y muchas veces regresaré a Morelos para seguir trabajando con todos ustedes. Con sus presidentes municipales y con su gobernador. Y yo les aseguro que lograremos que esta nueva etapa de reconciliación y progreso que nos hemos propuesto será realidad, será realidad para el pueblo de Morelos, será realidad por Morelos y por México”. Concluyó Zedillo en aquella ocasión.

 

Recuperar la confianza

La simpatía y comprensión de los habitantes para los gobernantes es un tema nacional, el gobernador Javier Duarte de Ochoa, al inaugurar la oficinas de Hacienda del estado de Veracruz, aseguró que en un acto de correspondencia a la confianza que los contribuyentes depositan en sus autoridades, se está modernizando su infraestructura hacendaría, ya que el manejo del patrimonio público merece la mayor transparencia y eficacia.

Dijo que su gobierno ha hecho un gran esfuerzo para dar un mejor servicio y atención a los trámites hacendarios, tributarios y fiscales. “Hemos elevado la eficiencia y, sobre todo, la transparencia, que es un tema fundamental”.

Mencionó que el manejo de los recursos de todos merece la mayor atención y una administración transparente “porque los ciudadanos deben saber hacia dónde estamos canalizando sus recursos, qué estamos haciendo con su patrimonio y cómo estamos logrando eficientar esta captación de recursos para beneficio de la sociedad”.

“Me congratulo por estar el día de hoy en la inauguración de estas oficinas en donde se dará una mejor atención a los contribuyentes, a los ciudadanos que responsablemente acuden a pagar sus impuestos”, destacó que, lo que se busca es depurar los procesos “y evitar que existan malos manejos, esas prácticas, y lo digo entrecomillado, que iban en detrimento de los contribuyentes”.

Con la implementación de un innovador modelo de atención al público, dijo el mandatario, se transforma la experiencia de realizar algún trámite oficial en esta dependencia, lo cual ha logrado que casi se triplique la recaudación diaria.

Además, se trata de la actualización respetuosa de un edificio que data del siglo XIX y atenta a las indicaciones del Instituto Nacional de Antropología e Historia, conservando en la fachada el rostro urbano del Centro Histórico de Veracruz, un ejemplo de la combinación de una nueva era y la preservación del pasado.

Al referirse a los ajustes que la federación prevé en el Fondo General de Recaudación Participable, Duarte de Ochoa explicó que estos mecanismos afectan a los estados cuando no tienen previsiones. “Nosotros hemos venido haciendo una previsión puntual. Sabemos cuáles son los meses de mayor recaudación, cuándo tenemos mayores ingresos y entonces nos prevenimos para enfrentar los meses en donde tenemos una menor recaudación de lo estimado”.

En Morelos, los gobiernos muncipales han emprendido campañas de descuento en los recargos a los contribuyentes morosos del impuesto predial, en la capital de la entidad, la recaudación disminuyó en los últimos meses por la pérdida de confianza a esta administración; el gobierno del estado que concluyó el último día de septiembre, también dejó pendiente la disminución en la captación tributaria, en todos los casos es un reflejo cuantificable de la pérdida de confianza de los pobladores; el pasado lunes el nuevo gobierno anunció una disminución del gasto público de 120 millones de pesos, que se logrará al eliminar los “excesos” que cometían los funcionarios de la anterior administración; la confianza de los contribuyentes a través de una transparente aplicación de los recursos públicos, es parte de las expectativas sociales para el futuro inmediato. En todos los niveles de gobierno, el primero de diciembre arranca el nuevo gobierno federal, mientras que el primero de enero, los 33 municipios de Morelos, empezarán con serios problemas financieros y de confianza.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.