Martes, 28 Junio 2016 05:16

Brexit: un verdadero desastre

Escrito por

El resultado del referéndum que se llevó a cabo el pasado 23 de junio pasa a ser un día fuera de lo común e inolvidable en la historia del Reino Unido (RU). No sólo causó consternación a prácticamente la mitad de la población británica sino al mundo entero. Barrió a la nación una ola de tristeza que será difícil borrar. No sólo por la determinación de una mayoría –no tan grande– de británicos que quieren salir de la Unión Europea (UE) sino por la inmediata crisis política británica y las repercusiones globales consecuentes.

El Reino Unido, una isla que forma parte de la Unión Europea desde 1973, ha mostrado su mentalidad insular y ha dado la espalda a los países con que forma una especie de matrimonio, a veces frágil es cierto, pero un estado de matrimonio a pesar de ello. Como miembro de la UE (en conjunto, un grupo de 28 países) el RU ha aprovechado acuerdos comerciales, ha trabajado con todos en el tema de la defensa, ha dado la bienvenida a mucha gente de 27 de otras nacionalidades, ha seguido esfuerzos por proteger el medio ambiente, entre muchas, pero muchas, otras cosas. Para fines de esta columna sólo quiero comentar este último tema: el medio ambiente. ¿Qué pasará ahora en el RU con este tema tan crítico?

Las organizaciones que se dedican a trabajar por el bien ambiental, como Greenpeace (www.greenpeace.org.uk), Friends of theEarth (www.foe.co.uk), entre otras, no tardaron en condenar el resultado, porque desde su punto de vista la lucha se volverá aún más retadora. Es como si estuviéramos hablando de un borrón y cuenta nueva en cuanto a temas ambientales.

Mucha gente que votó por salir de la UE no cree en el cambio climático. La UE obliga a los países miembros a implantar medidas para proteger el medio ambiente, reducir sus emisiones de carbono, invertir en energía limpia y renovable… la lista es larga. El resultado del referéndum provocó casi instantáneamente una crisis en los mercados financieros y esto, a su vez, resultará en la cancelación de inversión en la economía verde. Los jóvenes, quienes en su mayoría votaron por quedarse, entienden la importancia de una política verde, ya que con todo el derecho del mundo se preocupan por su futuro y el de las próximas generaciones. En cambio, millones de otras personas de mayor edad no contemplaron el futuro, ni siquiera el futuro de sus propios hijos. La contaminación del aire en el Reino Unido es un problema serio, como lo es aquí en México. Hasta 40 mil británicos al año están muriendo más jóvenes por respirar constantemente aire tóxico. Cuando sea un hecho que el RU ya no forme parte de la EU las leyes tendrán que ser re-escritas. ¿Serán igual de efectivas? ¿Habrá el tiempo necesario para crear un país digno, de una buena vida saludable para las futuras generaciones?

Es increíble cómo un país democrático, aparentemente estable, termina siendo destruido, desgarrado y deprimido después de un voto de sus ciudadanos, que mostró una señal de negatividad, de ignorancia, un voto basado en desinformación por parte de sus políticos… Por si no fuera suficiente, a mí me da mucha tristeza saber que más gente que uno pueda imaginar votó por salir de la UE sólo porque pensaron que se iban a quedar dentro. Qué tal…

Sin duda alguna, el pasado 23 de junio cambió el rumbo del Reino Unido para siempre. Tristemente, es ahora un país totalmente desunido y aislado.

Modificado por última vez en Martes, 28 Junio 2016 12:08
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.