El impacto local del cambio climático

Escrito por  Martes, 10 Enero 2017 05:33

¿Cuántos de ustedes han observado que hay árboles que ya están floreando en Cuernavaca? ¿Cuántos de nosotros hemos visto que están llegando diferentes especies de pájaros a nuestros jardines? ¿Te das cuenta que todo esto es el resultado del cambio climático?

 Vale mucho la pena desarrollar tu capacidad de observación. Tenemos el hábito de ver para abajo, de tomar en cuenta los obstáculos al caminar en la calle o andar en bici. Tenemos que levantar la vista y mirar todo lo que nos rodea, observar los cambios y tomar nota de qué está pasando, en dónde y en qué sentido. 

No entendía por qué las alergias me estaban afligiendo mucho más temprano de lo normal. Empiezo a estornudar del mes de febrero en adelante, además de sufrir todos los síntomas de la alergia a los árboles primaverales. No hay señal más fuerte que la primavera está por llegar cuando vemos las primaveras, los guayacanes y las jacarandas empezar a cambiar de color: a rosa, amarillo y morado respectivamente. Sin embargo, las primaveras y los guayacanes ya están en flor, desde diciembre, y por eso me encontré sufriendo durante las vacaciones navideñas. No entendía hasta inspeccionar los árboles que me rodean y, claro, están en flor actualmente.

Los cambios de temperatura, en conjunto con la cantidad de lluvia que recibimos en la temporada, han afectado el comportamiento de los pájaros: éste cambia de acuerdo a lo que el clima y la temperatura les avisan. Si tenemos parvadas de pericos, o parejas de loros, volando alrededor de nuestras casas, es porque encuentran la comida que más necesitan en nuestra zona, en los árboles altos que más les gustan, entre otras cosas.  De igual manera, las mariposas llegan más temprano; los insectos también sienten los cambios y se adaptan según sus necesidades; los pájaros migratorios inician su vuelo más temprano. Todo el planeta está actualmente en cambio y en movimiento.

He matado tres alacranes recientemente en mi casa. Normalmente por estas fechas se esconden debido a las temperaturas más bajas y nos dejan en paz. Sin embargo, este año no ha hecho frío aún. Dos de los alacranes que cruzaron mi camino eran de un tamaño sorprendentemente grande, según lo que he aprendido de ellos durante mis muchos años aquí en México, y me preguntaba si con el aumento en la temperatura promedio ya estamos viendo alacranes más robustos. No lo sé, pero todo puede pasar.

Cuando el ecosistema está bajo ataque por los efectos del cambio climático o por las actividades destructivas llevadas a cabo por nosotros, los seres humanos, la flora y la fauna tienen que adaptarse a su nueva realidad. Es por eso que estamos viendo cambios en la temporada de floración de los árboles o en el patrón migratorio de ciertas aves que llegan o parten más tarde o más temprano de lo que acostumbraban. Claro, esto afecta también su bienestar. ¿Encontrarán suficiente comida? ¿Aguantarán el viaje tan arduo que emprenden cada primavera y otoño? ¿Está en riesgo su población?

Es importante ser observador y tomar nota de lo que está pasando a nuestro alrededor. Mi propia alergia es algo reciente. Viví casi toda mi vida sin tener problemas, pero durante los últimos cinco años algo ha cambiado no sólo en mí sino en el ambiente. Mucha más gente hoy en día sufre de alergias y eso se debe al cambio climático. Existen numerosas consecuencias imprevistas y será necesario estar al tanto de ellas…