Publicado en Andanzas en Femenino Domingo, 19 Junio 2016 05:01

Mochila al hombro y ¡a viajar con papá!

Escrito por

Si algo puede dejar una huella imborrable en la vida de las y los jóvenes es compartir aventuras con su primer héroe: su padre. ¿Un viaje en motocicleta juntos? ¿una escapada a una playa desierta? ¿un campamento de aventura? ¿una rodada en bici de montaña? Y para todo ello, ¿qué mejor que recorrer escenarios naturales, playas, montañas, cascadas y ríos? Por supuesto que para lograrlo hay que volverse un mochilero experto y para los aventureros que deseen iniciarse en el mundo del viaje de aventura, hoy les comparto algunos consejos básicos para que los mejores recuerdos de los padres con sus hijos e hijas jóvenes se queden siempre en su memoria.

1.- LA MOCHILA PERFECTA

Lo primero es que debe ser resistente, impermeable y ligera porque no es un mito, la vas a llevar a cuestas durante largos trayectos. Es muy recomendable que tu mochila tenga varios compartimientos y que los cierres tengan la posibilidad de cerrarse con candados. Debes elegir una de tamaño medio, para que quepa lo suficiente sin que parezcas una tortuga con caparazón. Si no quieres que te torture la espalda, recuerda que la mochila llena debe pesar como máximo un 25% de tu peso. Algo indispensable es elegir una mochila cuyas hombreras sean lo más anchas y acolchadas posible, cuyas hebillas y correas se puedan ajustar correctamente a la cintura. Algunas tienen una correa que une los tirantes a la altura del esternón, esas son muy buenas porque nos permite descansar el pecho y los hombros. Estas son ideales para largas caminatas.

2.-  PROTÉGETE DEL CLIMA

Lo primero que debes considerar para cubrir ante un clima lluvioso es a tu mochila. Sí, aunque no lo creas, es importante cubrirla pues una mochila mojada puede duplicar su peso fácilmente y será mucho más cansado llevarla a cuestas. Para eso existen en las tiendas de campismo cubremochilas, aunque algunas ya traen el suyo guardado en la base. Tú también debes protegerte del clima. Recomendamos comprar un impermeable ligero pero resistente, de esos que pueden doblarse y hacerse muy compactos. Este debe estar siempre a la mano, en los bolsillos exteriores de tu mochila. En el otro extremo, no olvides nunca el protector solar de factor elevado, y aplicarlo varias veces al día para evitar quemaduras y proteger a tu piel de los rayos UV.

3.- LA BOLSA DE DORMIR

Es muy importante elegir bien pues una mala decisión puede arruinar todo tu viaje pues de este elemento dependerá tu descanso. El primer y más importante elemento a considerar es el rango térmico de la bolsa. Revisa las etiquetas, por ejemplo si ves los números -5 +5. Esto significa que uno puede estar dentro de esta bolsa y no va a tener frío mientras la temperatura en el exterior de la bolsa no inferor a -5 grados, y que no vas a transpirar mientras en el exterior la temperatura no supere los +5 grados. El consejo es comprar una bolsa con amplio rango término. Estas bolsas las reconoceremos fácilmente porque su rango térmico está compuesto por 3 números en lugar de 2. Dos de ellos indican el "rango de confort", que nos indica que dentro de esa temperatura podremos dormir cómodamente y el tercer numero indica cual es la temperatura extrema a la que podremos estar expuestos sin riesgos de sufrir una hipotermia. Si tu viaje es a un destino cálido, como la playa, vale la pena comprar una bolsa especial para este tipo de clima. Pero cuidado, si viajas a climas extremos como el desierto, vale la pena invertir en una buena bolsa de amplio rango térmico.

4.- HUYE DE LA LAVADORA

Es muy importante que nunca laves tu bolsa de dormir. No importa lo que te digan, si lo haces le quitarás todas las propiedades que permiten su aislación térmica. Si se ensució mucho, por ejemplo por lodo, antes de que se seque debes rociarla con una manguera, sin usar jabones o detergentes e impidiendo que el agua penetre en su interior. La recomendación es rociarla con un chorro débil y desde abajo. Si con el tiempo y el uso la bolsa comienza a oler mal, lo que te aconsejo es rociarla con un aerosol tipo “Lysoform” y no más que eso. Otra cosa importante es la mochila tampoco se debe lavar. Esto porque si la lavas muy seguido poco a poco le irás restando impermeabilidad.

5.- CUIDA TUS PIES

Lo más recomendable son unos buenos tenis tipo bota que protegen tu tobillo. Ocupan menos espacio en la mochila que unas botas tipo minero y dejarán respirar a tus pies. Aunque esto dependerá de cuál es tu destino porque si tu plan es ir a recorrer la selva donde deberás lidar con terreno incierto y con animales ponzoñosos, sí son mucho más recomendables las botas más resistentes, con muy buen dibujo en la suela y más arriba del tobillo para que puedas meter en ellas el extremo inferior de tus pantalones. Esto te protegerá de las serpientes, sobre todo. Si tu plan es mochilear en la playa, táchalas de tu lista y cámbialas por unas buenas sandalias de suela resistente que amortigüen tus pasos. Olvida los huaraches, las alpargatas y cualquier otro tipo de calzado delgado, a menos que sólo los uses para cuando haces una pausa en el trayecto y descansas un par de días en alguna ciudad. El mejor calzado justamente se conoce como “mochilero” y tienen tratamiento Gore-Tex. Son varias las marcas que lo tienen. Vas a distinguir fácilmente estos zapatos pues tienen menos costuras. Son prácticamente impermeables, pero a la vez permite, que tus pies respiren permitiendo salir el aire húmedo del interior del calzado. Eso sí, no son muy baratos pero créeme, tus pies te lo agradecerán.

6.- REGLAS DE VESTIMENTA

No escatimes en calcetines. Lo ideal es cambiarlos todos los días pero si te vas por un mes, no vas a llevar 30. Lleva cuatro o seis pares, y lávalos frecuentemente. Si vas a una zona muy fría, lleva un par de medias de lana, pero debajo de éstas usa calcetas de algodón. Esto para que la lana no se humedezca con el sudor y luego éste enfríe tus pies. Otro aspecto a cuidar es tu ropa interior. Si usas bóxers cuidado con los slips porque si transpiras mucho se puede rozar tu entrepierna y será un viaje arruinado. Lo aconsejable es ropa de algodón, muy cómoda. Aquí igual es recomendable llevar entre cuatro y seis piezas y lavarlas con frecuencia. Lo indispensable: playeras de algodón (al menos tres), una sudadera con capucha, un rompevientos impermeable y ligero y al menos dos camisas de algodón y manga larga, para protegerte del sol.  Si vas a clima frío es aconsejable llevar un sueter de tela polar. Para cuidarte del sol es mejor un sombrero que una gorra pues te cubre más. Un gorro de lana se aconseja no sólo si vas a un clima frío, sino para proteger tu cabeza de los cambios de clima en la madrugada.

7.- DALE DESCANSO AL CAMPING

Sabemos que parece una regla que los mochileros duerman en contacto con la naturaleza pero también hay mochileros urbanos y ahí puedes dormir en hostales muy económicos, en habitaciones compartidas donde además seguro conocerás a otros amantes de la aventura como tú. Por supuesto también está la opción de encontrar hospedaje de intercambio en sitios como coachsurfing.com con lo que además harás amigos a los que tal vez algún día también recibas en el sofá de tu casa. Dormir en una buena litera o un cómodo sofá de vez en cuando te hará recuperar energía para poder seguir acampando a la luz de la luna, mientras acumulas esos kilómetros de experiencia que no cabrán en tu mochila.

Publicado en Andanzas en Femenino

Lo último de Elizabeth Palacios

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.