Viajeros de festival Fotógraf@: Cortesía
Publicado en Andanzas en Femenino Domingo, 18 Octubre 2015 01:00

Viajeros de festival

Escrito por

Los festivales culturales siempre son un buen pretexto para planear una escapada, y mucho más justo ahora que Morelos fue elegido como estado invitado del más importante festival del país, el Cervantino. Estoy segura que más de un morelense querrá ir a apoyar a los artistas que les representan, sobre todo porque dejan en claro que años de trabajo en la producción cultural, particularmente musical, han rendido frutos de alta calidad.

Sin embargo, viajar para disfrutar de un festival no suele ser asunto sencillo. El hospedaje se vuelve todo un tema, incluso en plataformas como Airbnb donde las habitaciones y renta de casas están a tope desde hace meses para el mes de octubre.

Y es que lo más interesante del Festival Cervantino es que es uno de los de más larga duración de todo México. Son tres semanas enteras de actividades culturales ininterrumpidas.

A pesar de ello, hay gente que de pronto siente el impulso de lanzarse a la aventura por lo que no es raro ver grupos, sobre todo de jóvenes, durmiendo en los parques y callejones de Guanajuato, o simplemente continuando la fiesta por tres días seguidos.

Durante mucho tiempo eso representó uno de los mayores problemas del festival. Recuerdo que a finales de los noventa viajé al Festival Internacional Cervantino y fue un desastre. Nos hospedó la familia de un colega y no entendían nuestra fascinación por el evento. Ellos decían que preferían quedarse en sus casas y evitar el caos de las calles del centro.

En efecto, Guanajuato es una ciudad hermosa, sin embargo en aquellos años carecía de la infraestructura que un evento de tal magnitud requería. Hoteles saturados, pocos restaurantes y una ciudadanía que no disfrutaba con la llegada masiva de visitantes. Y no los culpo, fui testigo de los desmanes de grupos de jóvenes lanzados a la aventura, llenando de  basura la ciudad y bebiendo en las plazas. ¿De cultura? no parecían entender mucho.

Otra cosa que recuerdo bien era lo inaccesible de los precios. Exhorbitantes costos para los espectáculos en los recintos cerrados y saturación absoluta de los espacios abiertos.

Por fortuna han pasado más de 18 años de aquel viaje y al parecer los organizadores del festival han aprendido algunas lecciones.

En primer lugar, el festival se amplió hacia otras ciudades del estado, como León o San Miguel de Allende, por lo que ahora los touroperadores no sólo pueden ofrecer paquetes mucho más atractivos para los visitantes, sino que también se ha relajado la presión sobre la infraestructura hotelera.

En los últimos años León creció de manera impresionante y ahora cuenta con un aeropuerto e infraestructura hotelera respaldada por las mejores cadenas, cosa que no ocurría antes en Guanajuato.

Para llegar también las cosas han cambiado, quienes deseen una escapada rápida pueden volar a León, pero quienes quieren probar nuevas alternativas pueden probar BlablaCar, una app móvil que permite a los usuarios realizar viajes en autos compartidos, donde también se dividen los gastos del viaje. La aplicación, de origen francés, es una revolucionaria forma de viajar de la que muy pronto les contaremos con más detalle. Lo que sí es que es cien por ciento segura y viajar de este modo resulta hasta 50% más barato que hacerlo en autobús.

Otra opción que antes no existía es Carrot, la opción de rentar autos compartidos por internet, desde una plataforma. Además de contar con uso por horas para la ciudad, ofrecen servicio por día y particularmente en este mes han reducido sus costos, pensando en el boom de viajeros que se dirigirán a Guanajuato. Un auto a través de esta plataforma resulta mucho más barato que rentarlo en un establecimiento tradicional, donde además los requisitos suelen ser inaccesibles para el viajero joven, uno de los perfiles más numerosos para estos viajes de festival.

La gente en Guanajuato también se ha puesto las pilas y hay quienes rentan sus jardines o patios para que los jóvenes coloquen tiendas de campaña.

Sigo pensando que la magnitud del festival sigue rebasando la infraestructura de la ciudad, pero su incomparable belleza lo vale. Jamás podría imaginar un Festival Cervantino sin la magia colonial de los callejones de esta ciudad.

La tecnología y las nuevas alternativas que ha puesto para los viajeros están revolucionando no sólo las rutas, sino las experiencias. Lo mismo para ir al Festival Cervantino en Guanajuato, que a las Jornadas Alarconianas en Taxco, o al Festival Internacional de Cine de Morelia, o a la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, aplicaciones como BlablaCar, Airbnb, Carrot, Booking.com, Hoteles.com, BestDay, TripAdvisor y un sinfín más se vuelvan tus mejores aliadas para seguir explorando los caminos culturales de México. Así que si todavía está entre tus planes ir a apoyar a los artistas morelenses que nos representan en esta ocasión, no lo dudes y lánzate a disfrutar del festival y de los caminos de Guanajuato.

Publicado en Andanzas en Femenino

Lo último de Elizabeth Díaz

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.