Zona Sur

Cocina tradicional, sabrosa pero cara


Lectura 2 - 3 minutos
La cocina tradicional requiere de paciencia y tiempo, por lo que al ponerse a la venta incrementa su precio en relación con los mismos alimentos que utilizan elementos modernos.
La cocina tradicional requiere de paciencia y tiempo, por lo que al ponerse a la venta incrementa su precio en relación con los mismos alimentos que utilizan elementos modernos.
Zona Sur
Lectura 2 - 3 minutos

Cocina tradicional, sabrosa pero cara


La cocina tradicional requiere de paciencia y tiempo, por lo que al ponerse a la venta incrementa su precio en relación con los mismos alimentos que utilizan elementos modernos.
Fotógraf@/ CORTESÍA
  • Like
  • Comentar

Los consumidores muchas veces no quieren pagarla.

Tlaquiltenango.- Aunque la comida tradicional es muy sabrosa, requiere de tiempo para cocinarse, lo que lleva a incrementar su precio, que la gente muchas veces no valora y no quiere pagar.

La restaurantera –tiene una palapa en Coatetelco– y cocinera tradicional Margarita Cárdenas Nava, quien también es representante del colectivo “Cocina morelense Los Tlecuiles”, reconoció que la cocina tradicional no es barata por el proceso que lleva.

“La cocina tradicional es de tiempo, de tiempo poco valorado, porque muchas veces con rapidez con la que se mueve la economía en el mundo no nos quieren pagar un platillo; por ejemplo, de mole, que hicimos a metate, en el comal de barro, poco a poco, que estuvimos preparando con el cariño y la comunidad familiar. No es lo mismo que si vamos a comernos un platillo de mole prehecho”.

Estimó que un platillo de este tipo, que requiere de cierto tiempo, duplica o triplica su precio en relación con un restaurante convencional.

Consideró que en la cocina tradicional las mismas cocineras deben darle ese realce y ese valor. “Tenemos que hacerles ver a todos los comensales, al turismo y a nosotros mismos, que debe ser valorado porque si estamos hablando de cocina tradicional y de gastronomía, estamos hablando de salud, porque nosotras no usamos conservadores, todo es natural”.

Manifestó su optimismo de que todo este proceso se conozca, se valore y se pague. “Depende de nosotros darla a conocer y que se valore”.

Por otro lado, interrogada acerca de lo grasosa o desbalanceada que puede ser la comida tradicional, hecha en metate o comal, reconoció que, en efecto, se requiere de capacitación para evitar grasas, sal o aceite en exceso, además de contar con los elementos diarios de la dieta.

“Es bien importante que la cocinera tradicional reciba preparación. Tenemos que cuidar el balance. Por eso invitamos a todas las cocineras que formen parte de ese colectivo, porque aquí recibimos capacitación”.

Dijo que lo ideal es combinar los alimentos para no cambiar nuestra gastronomía.

“Hay que aprender o reaprender a combinar. No cambiar nuestra gastronomía; solamente equilibrarla para cuidarnos y cuidar a los demás”.

“Nosotras no sabemos de gramajes; somos de pizcas y tantos, pero debemos capacitarnos para aprender a combinar”.

Margarita Cárdenas se autosuscribe de contar con el don de cocinar y cuenta con una certificación por el Conservatorio de Gastronomía Nacional.

Inicia sesión y comenta

Evaristo Torres

10,154 Posts 36,081,654 Views
Enviar mensaje Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Ant. Creció la población indígena de Tlaltizapán en años recientes
Sig. El alcalde de Jojutla solicitará licencia al cargo

Hay 5888 invitados y ningún miembro en línea

© 2024 LaUnión.News. All Rights Reserved. Design & Developed by La Unión Digital Back To Top

Publish modules to the "offcanvas" position.