La ciudad de Jojutla llega a dos años del sismo con un rostro cambiado, pero con pendientes en la construcción de viviendas. La ciudad de Jojutla llega a dos años del sismo con un rostro cambiado, pero con pendientes en la construcción de viviendas. Fotógraf@: CORTESÍA
Publicado en Zona Sur Jueves, 19 Septiembre 2019 05:01

Lenta, la reconstrucción de viviendas en la zona sur

Escrito por

En Jojutla incluso todavía se desconoce con precisión el número de casas afectadas.

Zona sur.- Con reclamos de parte de los damnificados por falta de apoyo para terminar de reconstruir sus viviendas, escuelas todavía sin terminar e inmuebles históricos aún en reconstrucción, hoy se cumplen dos años del sismo que transformó la vida de los municipios del sur de Morelos, especialmente el de Jojutla.

En este segundo aniversario vuelve a retumbar la tierra, por los recuerdos, la tragedia y una normalidad económica que no acaba de llegar a la región.

En Jojutla, el municipio más dañado por el sismo, donde hubo más de 25 muertos, no se sabe a la fecha con precisión, incluso, el número de viviendas afectadas.

El director de la Reconstrucción, creada por el actual gobierno, Geovani Romero, reconoció que no tienen cifras exactas de las familias damnificadas. El Fonden censó mil 754 casas dañadas, mientras que “Unidos por Morelos” tenía tres mil 454, aunque de este total, mil 657 ya estaban en el Fonden.

Con el nuevo gobierno federal y la intervención de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) se destinó nuevo presupuesto para los damnificados; sin embargo, a la fecha, sólo se ha entregado una parte del recurso y muchas casas están detenidas en su reconstrucción.

Griselda Contreras, representante de un grupo de damnificados, estimó que sólo se ha atendido al diez por ciento de los afectados que están pendientes, y todavía existen familias sin recursos.

Destacó que el asignar un asesor a cada vivienda ha resultado inconveniente porque en la gran mayoría de casos no se ha presentado el asesor, por lo que no hay proyecto, no hay asesoría ni hay dinero.

A pesar de que desde el sismo llegó mucha ayuda al municipio –a través de fundaciones, “Unidos por Morelos”, organizaciones civiles–, en especial a la colonia Zapata, llamada zona cero, aún hay personas que no han terminado de edificar su vivienda, otras no cuentan con apoyo y otras siguen viviendo en carpas.

En cuanto al sector educativo, en este municipio todavía está pendiente de terminar la Secundaria “Benito Juárez” y de entregar, la Primaria “Emiliano Zapata” de El Higuerón, que se espera se termine en los próximos días.

El comercio no se ha restablecido. Todavía hay varios predios baldíos en el primer cuadro de la ciudad. La cabecera, centro comercial por excelencia, resintió la baja en la economía y no ha podido recuperarse.

Actualmente el Ayuntamiento no cuenta con sede propia: sigue trabajando en el C-4 porque aún no definen ni el presupuesto ni dónde se construirá la nueva presidencia.

Pero, por otra parte, la ciudad se ha transformado. Con una inversión de alrededor de 200 millones de pesos, la Fundación Hogares reconstruyó el zócalo, el parque Ricardo Sánchez, la Alameda, y están en proceso la capilla de la Santa Cruz en la colonia Zapata y el santuario del Señor de Tula, así como otras obras.

Antes de terminar la administración del gobierno anterior, también se remodeló la avenida principal y cambió redes de agua y drenaje, pero todavía está pendiente el cableado subterráneo. La imagen de Jojutla ya es otra.

 

Zacatepec, también con pendientes

 

En Zacatepec tampoco se ha terminado la reconstrucción. El secretario municipal, Mauricio Dorantes López, aseguró que el padrón de afectados es del orden de mil 500 y durante el sismo hubo 12 fallecidos.

La directora de Obras Públicas, Nancy Guerrero, reveló que la administración anterior, a cargo de Francisco Salinas, no entregó ningún tipo de información acerca de los damnificados.

Señaló que de los mil 500, un 60 por ciento corresponde a pérdida parcial y el 40 por ciento restante, total.

Actualmente se han entregado apenas 326 apoyos de parte de la Conavi.

En ese municipio se dañaron inmuebles representativos: la Hacienda Vieja, que albergaba a alrededor de 30 familias y que ya están en proceso de reubicación; la parroquia de Santiago Apóstol, que se reconstruye con apoyo de la feligresía, y el mercado municipal, que también ya cuenta con un proyecto de restauración (aunque en la actualidad funciona provisionalmente en el estacionamiento del estadio de futbol), pero no se sabe cuándo se ejercerá.

Acerca del Ingenio “Emiliano Zapata” –que sufrió daños no sólo en la fábrica, sino en sus oficinas–, se dio a conocer que se construirán nuevas instalaciones en su interior.

 

Damnificados de Tlaltizapán, dolidos por falta de apoyo

 

En Tlaltizapán, el director de Obras, Manuel Urióstegui, lamentó que al asumir la administración actual no recibieron ningún tipo de información, por lo que tuvieron que realizar un censo con los ayudantes municipales.

“La gente está muy dolida porque no ha habido apoyos. Hemos tenido reuniones con la Conavi para lo que es la reconstrucción del gobierno federal y nos dijeron que primero van a apoyar a los municipios más dañados del estado y después irán con nosotros. Si no lo hacen a finales de este año, lo harían el próximo”, explicó.

El funcionario dijo que contabilizaron en la actualidad, 139 casas con daño total, 168 con daño parcial y 108 con daños superficiales.

Lamentó que todavía hay muchas personas que no han tenido apoyo.

Dijo que Ticumán fue la localidad más afectada, por sus casas de adobe.

Ahí mismo, en Tlaltizapán, está pendiente la reconstrucción total de la Primaria “Luis Donaldo Colosio”, de la que no se ha puesto ni una piedra.

 

No hay recursos para avanzar en Tlaquiltenango

 

En Tlaquiltenango también hubo muchos daños, pero han recibido muy poco presupuesto del gobierno federal, aseguró el presidente municipal, Jorge Maldonado Ortiz.

Señaló que solamente recibieron recursos para reedificar el puente de la colonia Manzanares; pero también se dañaron un museo, la presidencia municipal, los panteones y la Unidad Deportiva “Monito” Rodríguez, además de las viviendas.

En cuanto a las casas, estimó que apenas han avanzado en el 50 por ciento de la reconstrucción, ya que, después del sismo, las casas no reflejaron el daño sino hasta después.

“Hoy que se realizaron los censos están con la esperanza de tener respuesta a favor. Hasta ahorita tenemos 114 personas beneficiadas con el Programa de Reconstrucción, pero todavía hace falta un 40 por ciento para cubrir todas las necesidades”, señaló.

En cuanto a las escuelas, aún hay varias que no se han reparado al 100 por ciento, como la primaria de la colonia Plan de Ayala y la “Miguel Salinas”, entre otras.

Habitantes de las colonias afectadas se han quejado de la falta de apoyo y de que han tenido que improvisar viviendas. Actualmente hay muchas ya reparadas, pero están en obra negra por falta de recursos.

La gente de esta región, en particular la de Jojutla, no olvida. Es temprano para borrar aquel acontecimiento. Resiente, sufre y aún llora al recordar el sismo.

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Zona Sur
Etiquetado como
Evaristo Torres

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Evaristo Torres

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.