Sociedad

Desde los 21 años trabaja en el transporte


Lectura 2 - 3 minutos
Desde los 21 años trabaja en el transporte
Desde los 21 años trabaja en el transporte
Sociedad
Lectura 2 - 3 minutos

Desde los 21 años trabaja en el transporte


Desde los 21 años trabaja en el transporte
Fotógraf@/ ANTONELLA LADINO
  • Like
  • Comentar

Confiesa que es víctima de discriminación y acoso por parte de los pasajeros.

Cristal Flores Rico tiene una carrera de auxiliar en enfermería, pero dijo que no ejerce porque su pasión es el volante, un oficio que aprendió de su padre.

A los 21 años de edad, antes de concluir sus estudios, empezó a trabajar como conductora en el transporte público en Acapulco, Guerrero, de donde es originaria, pero hace casi dos años emigró a Morelos por la situación de inseguridad que se vive en aquella zona.

“Llegué a la base de la Ruta y me atendió un señor. Le dije ‘vengo a buscar trabajo’, me dijo ‘es que de analista ya estamos completos y de limpieza viene una señora’; le dije que vengo a buscar trabajo de chofer; se sorprendió y me dijo ‘¿quién quiere trabajar; usted o su esposo?’ pero yo venía sola y me preguntó si tenía licencia de manejo y como tenía las dos, de Guerrero y Morelos, al otro día me mandaron a capacitar”.

Actualmente conduce una combi de la Ruta 18 y dice que es una labor que le apasiona, pues es herencia de su padre. Lamentablemente -acusa- ha sido víctima de discriminación por parte de sus colegas y ha sufrido acoso por parte de los pasajeros varones.

“Me ha tocado que los hombres se quedan viendo mis piernas y opté por mantener cerrada la puerta de adelante para que no se subieran, pero en la mesa directiva me regañaron y me dijeron que la puerta tiene que estar abierta. Aunque les dije que los hombres me molestan no lo entendieron; siento que me ven con morbo y por eso trato de que solo se suban mujeres adelante, porque aquí no cuenta mi opinión”.

Cristal aseguró que a la fecha ninguna mujer se ha quejado de su trabajo, aunque algunos hombres sí la han reportado a la base de la organización porque aseguran que no sabe manejar, lo que afecta en su labor, pues -sin tomar en cuenta su opinión- la castigan con hasta tres días de descanso.

Refirió que ser chofer es una labor cansada porque en ocasiones tiene que llegar a la base a las cuatro de la mañana para esperar a que le indiquen su hora de salida. También es estresante porque trabaja con el tiempo medido y lo que menos quiere es pagar “minutos quemados”, pero le gusta tanto su trabajo que prefiere ignorar esos temas.

Aunque poco a poco ha aprendido las calles de las colonias por las que pasan las unidades de la Ruta 18, admitió que en su primer día tuvo contratiempos para llegar a la base de Jiutepec, porque se perdió en el camino. 

Inicia sesión y comenta

Antonella Ladino

1,403 Posts 8,177,956 Views
Enviar mensaje Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Ant. No quiso continuar sus estudios
Sig. Tianguistas, afectados por delitos

Hay 6192 invitados y ningún miembro en línea

© 2024 LaUnión.News. All Rights Reserved. Design & Developed by La Unión Digital Back To Top

Publish modules to the "offcanvas" position.