Sociedad

Mujer: escribir cambia tu vida


Lectura 3 - 5 minutos
Mujer: escribir cambia tu vida
Mujer: escribir cambia tu vida
Sociedad
Lectura 3 - 5 minutos

Mujer: escribir cambia tu vida


Mujer: escribir cambia tu vida
  • Like
  • Comentar

El modelo didáctico llamado Mujer: escribir cambia tu vida, es muy importante para mí porque me dio otra perspectiva de la escritura y fue una red que me sostuvo cuando lo necesité.

Hay cosas increíbles que han llegado gracias a la recomendación de una amiga y con este proyecto sucedió lo mismo.

Tenía meses de residir en Cuautla, conocía a pocas personas y estaba pasando por un momento difícil. Mi única amiga en esa época era mi vecina, una brasileña que ya es más mexicana que yo. Nos acompañábamos mutuamente y me hizo sentir como otra de sus hijas. Ella escuchó algunos de mis poemas y me invitó al taller de escritura en el que participaba. Mi incorporé con mucha curiosidad.

Ya llevaban una clase de haber iniciado. Me encontré con un grupo de mujeres de ocupaciones y edades variadas, sociables y empáticas. Eso lo agradecí muchísimo y hasta la fecha conservo amigas entrañables de esa experiencia.

Comencé a escribir a los trece años por iniciativa propia; la muerte de mi padre fue el detonador. Este grupo de mujeres al que me integré en el 2011 me hicieron mucho bien sin que lo supieran; compartir experiencias escritas con ellas también me hizo más fuerte. Durante el tiempo que cursé la carrera de arquitectura le dediqué poco tiempo a escribir y eso fue asfixiante.

Cuando concluí, retomar la escritura fue una necesidad que imperaba. Quería escribir mejor, en el aspecto técnico, por eso cuando mi vecina me invitó yo no lo dudé ni un instante, y resultó que en ese aspecto el modelo no fue lo que buscaba sino lo que necesitaba.

No hubo mejor momento para que Mujer: escribir cambia tu vida, llegara a mí.

Durante las sesiones que duró el taller disfruté la metamorfosis en un ambiente seguro, cálido y feliz, todo gracias a mis compañeras y a la tallerista. La experiencia fue tan profunda y significativa que desee convertirme en tallerista. La necesidad de compartir estos beneficios con otras mujeres me inundó y lo sigue haciendo. 

Existen muchas situaciones que a las mujeres nos enmudecen y el silencio nos pone en riesgo; quebranta lazos con otras mujeres, principalmente con las de nuestra familia. Escribir las experiencias es dejar el vestigio de lo ocurrido para aprender de ello, para saber cómo y de dónde venimos, para protegernos.

Morelos me ha brindado maravillosos regalos y este modelo fue uno de los más grandes. Me hizo darme cuenta de la herramienta poderosa que tengo en la mano cuando sostengo una pluma y me expreso por medio de ella.

A las mujeres se nos separa y aísla para hacernos daño. Existen frases y designios que pretenden mantenernos así. Mantengámonos firmes en la certeza de que las mujeres unidas podemos mejorar y hacer reverdecer al mundo.

Después de atravesar la pandemia, con el terror de perder a alguien de mi familia, asistir este año al coloquio internacional de Mujer: escribir cambia tu vida, en sus quince años, fue como sentir un cálido sol en mi corazón.

La belleza, misticismo y monumentalidad del recinto en que este año se celebró (el Centro Cultural Teopanzolco) me confirmaron la grandeza del proyecto y el alcance que tiene y que tenemos las mujeres.

Utilizar estos lugares de gran peso cultural es una rica fuente de empoderamiento. Ojalá que cada año pueda realizarse el aniversario en sitios de tal importancia para que así se refleje, en equivalencia, el cambio que vivimos las mujeres en Morelos gracias a la escritura.

Siempre es un placer acompañar y formar parte de los festejos. Es un placer ver a las ponentes emocionadas por su labor y alegres de compartir sus conocimientos en esta comunidad que cada vez es más grande y con muchos otros proyectos gestándose en beneficio de las mujeres.

Agradezco la sencillez, la eficacia y cordialidad de todos los que se encargan de hacer llegar el modelo a más y más mujeres en todos los rincones del estado.

Quiero hacer una mención especial a quien me ha acompañado en mi desarrollo como escritora en Morelos y que se ha convertido en una figura imprescindible: Anita Morales, coordinadora operativa de los proyectos Mujer: escribir cambia tu vida y Escuela de Escritores Ricardo Garibay. Obviamente no podía faltar el agradecimiento al trato y la enseñanza franca de la escritora Ethel Krauze, también por su humildad y talento ante tan poderoso huracán que ha desatado.

Gracias al modelo didáctico Mujer: escribir cambia tu vida, mi vida sigue cambiando y mi escritura ha tomado vertientes alucinantes, como por ejemplo ser egresada de la E.E.R.G., ser mediadora del Programa Nacional de Salas de Lectura y, por supuesto, escribir en este periódico, que me ha impulsado y tratado con mucho cariño y profesionalismo.

En verdad muero de ganas de que esta valiosa herramienta llegue a todas las mujeres de México.

Tiktok: expedicion_nocturlabio

 

Inicia sesión y comenta

Arquitecta, escritora, diseñadora, amante de los animales, la naturaleza y la aventura.

Dayan Casaña

67 Posts 2,211,179 Views
Enviar mensaje Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter
Ant. ¿Nos lastima lo que nos hace bailar?
Sig. Haiku

Hay 4907 invitados y ningún miembro en línea

© 2024 LaUnión.News. All Rights Reserved. Design & Developed by La Unión Digital Back To Top

Publish modules to the "offcanvas" position.