Personal de Protección Civil mostró la peligrosidad de los artefactos que ha decomisado. Todos los objetos usados para la demostración terminaron rotos o en pedazos. Personal de Protección Civil mostró la peligrosidad de los artefactos que ha decomisado. Todos los objetos usados para la demostración terminaron rotos o en pedazos. Fotógraf@: Silvia Lozano
Publicado en Política Sábado, 16 Diciembre 2017 05:55

Piden a la población dejar de comprar cohetes

Escrito por

Con una demostración práctica, autoridades enseñaron la peligrosidad de los artefactos explosivos.

Autoridades de Protección Civil alertaron sobre los riesgos del uso de productos pirotécnicos que en estas fechas suelen tener mayor demanda. Advirtieron que dichos artefactos son cada vez más peligrosos por su alto poder explosivo y pueden provocar desde quemaduras y amputaciones de extremidades, hasta la muerte, especialmente en niños.

Este viernes, la Dirección de Protección Civil del municipio de Cuernavaca dio a conocer que se llevarán a cabo operativos de vigilancia y decomiso de esta clase de productos en los mercados municipales, así como los tianguis y otros puntos de venta.

El titular del área, Pedro Enrique Clement Gallardo, recordó que el almacenamiento y comercialización indebida de pólvora y otras sustancias explosivas están prohibidos, e incluso pueden constituir un delito, de acuerdo con la cantidad de que se trate.

Pidió a la población tomar conciencia sobre el peligro que implica el uso de cohetes y demás artificios, especialmente en menores de edad. Apuntó que cada vez llegan a los sitios de venta productos de mayor explosividad, muchos de ellos de fabricación extranjera que son introducidos al país de forma ilegal.

Insistió en que la gente debe saber que el comprar, transportar y detonar estos artículos conlleva un gran peligro. Refirió que hay algunos productos como los llamados “perros” o los “demonios” o “diablos”, así como los “huevos de codorniz”, entre muchos otros, cuyo efecto es capaz de hacer volar una llanta y destruirla.

La Dirección de Protección Civil hizo una demostración del efecto destructivo de la pirotecnia. Se hicieron detonar algunas de las piezas decomisadas debajo de una cubeta, la cual salió volando más de 15 metros de altura; en otro ejemplo se utilizó carne de pollo (un pollo entero de aproximadamente cuatro kilos), el cual explotó en pedazos, algunos de los cuales cayeron a más de diez metros de distancia. Finalmente se usó otro de los cohetones en un neumático, el cual, de igual forma, con la detonación se elevó varios metros y se deformó. En la parte interna de la llanta el material se desgarró.

“Ahora imaginen lo que puede suceder con la mano o la carita de un niño pequeño. Es real que pueden perder un dedo, la mano o resultar con quemaduras muy graves”, expresó.

Añadió que la quema de cohetes, “cebollas” y otros productos similares también es peligrosa porque pueden ocasionar que se incendie la ropa de los niños.

En cuanto a la comunidad, estas actividades suelen provocar incendios de terrenos baldíos, pues por el frío la hierba se seca y cualquier chispa inicia las llamas.

Agregó que los operativos de decomiso serán aleatorios durante todo el mes de diciembre y la mitad de enero del próximo año, pero reiteró que la única forma de acabar con esa venta es abatir la demanda, es decir que la gente deje de comprar y usar esos objetos. 

 

 

 

Modificado por última vez en Sábado, 16 Diciembre 2017 09:14
Publicado en Política
Etiquetado como
Tlaulli Preciado

twitter.com/tlaorocio | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Tlaulli Preciado

logo

Elecciones

Jornada electoral y día de votación.

Rumbo al 2018

Encuentra aquí temas de política y sociedad en el que colaboran editorialistas plurales, talentos de opinión, cartones y humor. Curamos las noticias más recientes y relevantes de la política para ser un referente del tema en México.

Ver Más
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.