Publicado en Justicia Jueves, 24 Septiembre 2020 09:14

Suman al menos 57 motociclistas y automovilistas muertos en la carretera libre a Cuernavaca

Escrito por Alberto Jiménez | La Prensa

Durante un recorrido, se contabilizó al menos 57 cenotafios, que son tumbas vacías o estatuas funerarias en honor a los fallecidos

En la ruta de la muerte se ha convertido el tramo carretero del pueblo de Topilejo de la Alcaldía de Tlalpan, a la comunidad de Tres Marías, municipio de Huizilac, Estado de Morelos, debido a que al menos 57 personas han fallecido en ese tramo de 26 kilómetros en accidentes automovilísticos, principalmente motociclistas.

Te puede interesar: BMW R18 - 1800cc Llegó a Cuernavaca

Durante un recorrido, se contabilizó al menos 57 cenotafios, que son tumbas vacías o estatuas funerarias en honor a los motociclistas y automovilistas que han pedido la vida en percances.

Las cruces colocadas al lado de la cinta asfáltica se aprecian desde la entrada al poblado de San Miguel Topilejo –en la parte sur de la Ciudad de México- hasta la entrada de la comunidad Tres Marías –en el municipio de Huitzilac, Morelos-.

La mayoría de los cenotafios fueron colocados para honrar a los denominados “bikers”, ya que en su estructura se aprecian los cascos de seguridad que portaban las víctimas y pedazos de las motocicletas en que viajaban.

En algunos de los epitafios, familiares y amigos de los accidentados intentaron describirlos en unas cuantas palabras: “Sólo se vive una vez”, “Siempre loco hasta la muerte”, “Siempre locos trilladores”, “Recuerdo de tus hermanos Bikers” o “Sonriendo viviste y sonriendo te fuiste”, fueron algunas de las frases que acompañan los mausoleos.

Fotografías en vida, motocicletas de juguete, botellas de cerveza, flores de plástico acompañan las cruces metálicas que tienen los nombres, fechas de nacimiento y fallecimiento.

Las ideas populares señalan que estas cruces y altares deben ser colocadas en el lugar más próximo a donde alguien murió, bajo el argumento que las almas de aquellos desafortunados “encuentren el camino hacia el descanso eterno” o para “no ser olvidados”.

Por la elevada cifra de accidentes en los mismos puntos, algunos de los cenotafios han sido destruidos o arrojados a barrancas por otros accidentes y terminan cubiertos por la maleza, tierra o rocas.

En una de las curvas más pronunciadas –ubicada aproximadamente en el kilómetro 37- fueron localizadas al menos ocho cruces, la mayoría de ellas para motociclistas y sus acompañantes.

A la altura del kilómetro 44 -ya en el estado de Morelos- construyeron un monumento de metro y medio de altura, donde fueron colocadas 24 cruces blancas, que posiblemente se accidentaron cuando viajaban en un camión de pasajeros.

 

La era tecnológica permitió que los motociclistas colocaran cámaras de video en sus cascos de seguridad y en varios casos, documentaran los choques vehiculares, que se reproducen masivamente luego de ser compartidos en redes sociales.

En los videos se aprecia a los autodenominados “Bikers” circular a exceso de velocidad, rebasar automóviles por carriles opuestos y tomar curvas pronunciadas sin contar con la pericia.

Luego de perder el control del manillar, los sujetos caen al pavimento, derrapan y chocan contra los muros de contención, algunos de ellos salen disparados por los aires y caen metros adelante.

Pobladores de Tres Marías afirmaron que cada fin de semana, cientos de conductores arriban a sus calles para consumir comida local y visitar sitios turísticos, como las Lagunas de Zempoala.

“De un tiempo para acá comenzaron a llegar muchos motociclistas prepotentes, que sólo venían a tomar alcohol y a correr como locos; ya después se fue corriendo la voz y ahora tenemos a cientos de esos tipos haciendo caballitos, y cerrando la carretera”, comentó un comerciante del poblado.

Presuntamente, los motociclistas que se accidentan en la carretera federal son aquellos que sólo acuden al poblado, para ingerir bebidas alcohólicas y en algunos casos, consumir drogas.

En agosto de este año, un motociclista atropelló a dos mujeres –una de ellas menor de edad- al realizar acrobacias en la carretera, frente a decenas de espectadores que no respetaron las medidas de sana distancia.

Enardecidos, los vecinos de la zona se manifestaron en las calles y exigieron apoyo a las autoridades locales para supervisar la venta y consumo de alcohol y evitar que se registrara otro accidente.

En redes sociales lanzaron una advertencia a los motociclistas para que ya no realizaran acrobacias en la vía pública; los conductores ignoraron el llamado y el fin de semana siguiente continuaron con sus rutinas.

Como respuesta, residentes y bikers se enfrentaron a golpes durante varios minutos y en el momento más álgido de la pelea campal, tiraron, golpearon e incendiaron una motocicleta.

Por estos hechos, autoridades de Huitzilac establecieron en la comunidad de Tres Marías la prohibición de venta de bebidas alcohólicas a partir de las cinco de la tarde.

El alcalde de este municipio, Ulises Pardo solicitó apoyo a elementos de la Guardia Nacional, Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, así como de la policía local para implementar operativos vehiculares.

Para el fin de agosto, los uniformados verificaron que se respetara el paso peatonal, se permitiera el libre tránsito, evitar la obstrucción de espacios comunes y modular la venta de alcohol.

 

Fuente: Prensa MX

 

 

 

Más temas:

Modificado por última vez en Jueves, 01 Octubre 2020 13:52
Publicado en Justicia
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.