Se agregó el covid-19 como una de las causas de decesos.

Cuautla.- El año 2020 concluyó con un total de mil 954 defunciones en este municipio, entre las que destacan las enfermedades crónico-degenerativas como las principales causas de muerte, aunado a la pandemia por covid-19, que incrementó la mortalidad en los primeros meses de haberse declarado la contingencia sanitaria.

Así lo manifestó Emilio Celestino Mora, titular de la Oficialía Número uno del Registro Civil, quien destacó que las estadísticas corresponden a los decesos de personas que ocurren en el municipio, sin que necesariamente sean habitantes, pues se incluyen a personas de los municipios vecinos que acuden a los hospitales de esta localidad.

“Durante el año 2020 se registraron mil 954 defunciones por diversas causas; las más comunes, por hipertensión arterial, diabetes, ataque al miocardio y muertes violentas… Causas que siempre han prevalecido en años anteriores y a las que se sumó el covid-19”, indicó.

El funcionario dijo que en los primeros tres meses de la contingencia sanitaria el índice de mortalidad se duplicó para posteriormente bajar. “Desde cuando se declaró la emergencia sanitaria se observó un incremento en las defunciones; a partir de marzo, abril, mayo y junio, un aumento considerable casi del 100 por ciento en relación al año 2019. Principalmente estas defunciones ocurrieron en la población vulnerable, personas mayores de 60 años”, apuntó.

Celestino Mora manifestó que el municipio de Cuautla ocupa el segundo lugar en mortalidad después de Cuernavaca, debido a que en este municipio se concentra el mayor número de hospitales donde acuden a atenderse habitantes de todos los municipios de la región oriente.

“Posteriormente, en junio y noviembre, hubo un decremento en el registro de defunciones. Cabe destacar que son de aquellas personas que fallecen en Cuautla, no solamente es exclusivo de ciudadanos cuautlenses, sino de vecinos de los municipios como Ayala, Ocuituco, Axochiapan, Jonacatepec, Tepalcingo, Jantetelco, Temoac y los Altos de Morelos”, agregó.

 

Publicado en Cuautla

Trabajadores municipales de Tetecala y Coatlán del Río entregaron obsequios a niños, bajo las medidas necesarias; Mazatepec lo hará este jueves.

Zona poniente.- Los municipios de Tetecala y Coatlán del Río distribuyeron juguetes con motivo del Día de Reyes, mientras que Mazatepec lo hará hoy, jueves 7 de enero.

Al respecto, autoridades aseguraron que debido al semáforo rojo por covid-19, esta acción se llevó a cabo con todas las medidas sanitarias.

En el caso del municipio de Mazatepec, autoridades locales informaron que ante la emergencia de salud, la entrega de juguetes se realizará casa por casa este jueves 7 de enero, garantizando la desinfección de todos los paquetes que serán distribuidos entre los infantes que se encuentren en sus casas.

En lo que respecta a Tetecala, llevó a cabo su Caravana de Reyes Magos con los personajes caracterizados recorriendo distintas colonias para la entrega de juguetes y roscas de Reyes, que continuará durante este jueves.

A su vez, en el municipio de Coatlán del Río se realizó una rifa virtual de juguetes a través de la página de Facebook que lleva el nombre del alcalde de ese lugar.

La mecánica consistió en dividir los obsequios por edades de 0 a 4 años, de 5 a 8 y de 9 a 12. En total se rifaron 54 juguetes.

Por su parte, los municipios de Miacatlán y Coatetelco no llevaron a cabo ninguna actividad alusiva al 6 de enero, ante la emergencia de salud por covid-19.

 

Publicado en Zona Sur

La Secretaría de Salud continúa con la dinámica de informar a la ciudadanía sobre el avance del COVID-19

Publicado en Nacional

Las 53 mil 650 dosis serán distribuidas en Coahuila y la Ciudad de México, explicó el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell

Publicado en Nacional

La vacuna COVID-19 de AstraZeneca, ya avalada por la Cofepris, se une a la batalla contra la enfermedad en México

Publicado en Nacional

Jojutla tuvo el mayor número de decesos.

Zona sur. Al concluir la semana del 27de diciembre 2020 al 3 de enero, ya en año nuevo, se registraron 44 nuevos casos de covid-19 en los municipios de la región sur, 12 menos que la semana anterior, y hubo tres fallecimientos más; Zacatepec fue el municipio con más contagios, con 16, mientras que Jojutla el de más decesos, dos.

De acuerdo con datos oficiales de la secretaría de Salud, durante la semana que concluyó este domingo 3 de enero se registraron 44 nuevos contagios distribuidos de la siguiente manera: Por segunda semana consecutiva, el municipio de Zacatepec fue el que más casos presentó, 16; seguido de Puente de Ixtla, con 12; Jojutla, con 8; Tlaltizapán, con cuatro; Tlaquiltenango, con tres y Xoxocotla, uno.

Al iniciar el año 2021, Jojutla sigue a la cabeza de los municipios de la región sur, con 379 contagios; le sigue Zacatepec con 363; Tlaltizapán, con 27; Puente de Ixtla, con 189; Tlaquiltenango, 124 y Xoxocotla, 120.

En todo el estado, durante el mismo periodo, se contabilizaron 668 nuevos casos de covid-19, 308 más que la semana pasada, para acumular 10,025.

En cuanto a los decesos por la enfermedad, en este mismo periodo, a nivel estatal, se registraron 58 fallecimientos en total, 31 más que la semana anterior, para llegar a 1,658 hasta esta semana.

En lo que corresponde a la zona sur, se registraron tres nuevas muertes por covid-19, dos en Jojutla y una en Tlaltizapán. El resto de los municipios no tuvo decesos.

Con estas nuevas cifras, Jojutla se ubicó nuevamente como el municipio con mayor número de defunciones en la zona sur, con 66; seguido de Zacatepec, 65; Tlaltizapán, con 49; Xoxocotla, con 40; Puente de Ixtla, 37, y Tlaquiltenango, 30.

El gobierno de Morelos decretó que del 24 de diciembre y hasta el diez de enero, se aplicaría el semáforo rojo, por el creciente número de contagios, aunque posteriormente el gobierno federal también decretó semáforo rojo, hasta por lo menos el 15 de este mes.

 

Publicado en Zona Sur

Dormir adecuadamente es fundamental para el éxito de la vacuna contra el covid-19.  Expertos en sueño llaman a la población a hacerlo mínimo siete horas en los días previos y posteriores a la vacunación.  

Especialistas en Medicina del Sueño de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y del Centro de Sueño de Neurociencias que realizan investigaciones en coordinación con expertos de hospitales privados Star Medica explicaron en conferencia los resultados de un estudio en la materia. 

Con base en los hallazgos, hicieron un llamado a la población a dormir mínimo siete horas diarias antes y después de recibir la vacuna contra Sars-Cov-2 y exhortaron a las autoridades a que dentro del protocolo de vacunación masiva se informe respecto a los beneficios de este aspecto, para que la inoculación funcione adecuadamente.  

“El sujeto debe dormir bien antes y después de la vacuna, lo que implica al menos siete horas de sueño al día. Esta sencilla medida garantizará el éxito en una alta proporción. De lo contrario podríamos inutilizar todo el esfuerzo empeñado en este proceso y nos podría llevar a la errónea idea de que la vacuna es inútil”, explicó el doctor Javier Velázquez Moctezuma, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana plantel Iztapalapa y director del Centro de Sueño y Neurociencias. 

Detalló que desde hace décadas se han venido acumulando una gran cantidad de evidencias científicas que demuestran la estrecha relación entre la respuesta del sistema inmunológico ante agentes externos y la calidad y cantidad de sueño. “Repetidamente se ha demostrado y publicado que quienes duermen poco y mal son más susceptibles a padecer infecciones de toda índole”, dijo.  

Con relación al proceso de vacunación, señaló que se ha comprobado que dormir poco y mal antes y después de la aplicación de vacunas como la de la hepatitis A y la de influenza deteriora significativamente la respuesta inmunológica ante este estímulo.  

Velázquez Moctezuma puntualizó que lo anterior hace suponer que esta respuesta deteriorada podría ser muy alta ante la vacunación contra el Covid-19 para personas restringidas de sueño. 

 

 

Publicado en Sociedad

Entrevistado afirma que la inseguridad y la pandemia son otros factores de afectación económica.

La contingencia sanitaria por el covid-19, la inseguridad y el servicio de transporte privado que se ofrece por medio de aplicaciones de teléfono son los principales factores de la crisis económica, que han registrado los conductores de taxi en los últimos años.

David Rodríguez, quien trabaja como chofer de taxi desde hace 20 años, señaló que por la pandemia del covid-19 sus ingresos económicos disminuyeron en más de la mitad y al día con mucho esfuerzo logra reunir 200 pesos, los cuales deben alcanzar para comprar lo necesario para la alimentación de su familia.

Aunado a la crisis económica ocasionada por la emergencia sanitaria, este sector también ha sido blanco de violencia por lo que aseguró evita realizar servicios a colonias como Alta Vista en Cuernavaca porque en esta zona varios de sus compañeros han sido víctimas de asaltos, principalmente de robo de unidades.

“En estos 20 años que llevo trabajando como taxista no me ha pasado nada violento, pero a mis compañeros les han robado sus carros en algunas colonias que son muy inseguras, como Alta Vista”.

El entrevistado refirió que en los últimos tres años también ha registrado afectaciones económicas y disminución de hasta un 40 por ciento en los servicios por la competencia que tienen con los conductores de Uber y Didi, que ofrecen servicios de transporte privado por medio de aplicaciones de teléfono.

De su labor, dijo que en las últimas semanas tuvo que negar el servicio de taxi a algunas personas porque no llevaban puesto el cubrebocas, el cual es una obligación para disminuir contagios del covid-19.

 

 

 

Publicado en Sociedad

Los operadores del transporte público abandonaron su trabajo por la crisis económica y para evitar contagios.

El presidente de la Federación Auténtica del Transporte (FAT), Dagoberto Rivera Jaimes, señaló que por la crisis económica que ha dejado la pandemia del covid-19, pero también para evitar posibles contagios, al menos 300 operadores del transporte público abandonaron su trabajo y emigraron a otros estados.

Puntualizó que la FAT agrupa 900 unidades de diferentes organizaciones y derivado de la emergencia sanitaria, el 30 por ciento de los operadores del transporte colectivo manifestó su deseo de dejar el trabajo y buscar otras opciones de empleo en otros estados o intentar emprender un negocio familiar.  

“Algunos operadores han empezado a buscar otras vías de trabajo. Hay quien dice que buscará otro trabajo porque esto del volante es muy estresante y otros tantos porque dicen que es riesgoso andar arriba de las unidades por cuestiones de salud”, afirmó el líder transportista.

Rivera Jaimes también dio a conocer que por la crisis sanitaria del covid-19, el sector transporte no ha logrado recuperarse, por lo que actualmente solo trabajan con el 50 por ciento del total del parque vehicular, pues considera que no es rentable poner en circulación todas las unidades cuando no hay clases presenciales.

Dijo que los concesionarios del transporte público no han visto mejoría en sus ingresos económicos. Antes de la pandemia los choferes entregaban entre 800 y mil pesos diarios por concepto de “cuenta”, pero ahora con mucho esfuerzo reúnen entre 500 y 600 pesos, aunque tienen garantizado su salario de 300 pesos al día.

 

 

Publicado en Sociedad

El pasado 15 de diciembre, China inició una campaña más ambiciosa de vacunación a grupos de riesgo, y desde entonces se han inyectado otros 3 millones de dosis

Publicado en Internacional
Página 5 de 196
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.