Publicado en Vida y Estilo Miércoles, 29 Julio 2020 10:25

¿Conoces la Técnica Sándwich para decir que NO sin dañar al otro?

Escrito por Publiko

Para distintas personas resulta complicado, difícil y en ocasiones incluso imposible el dar un ‘no’ por respuesta, y aunque pareciera que para algunos decir que ‘no’ es pan comido, puede que no lo estén haciendo de la mejor manera.

La técnica del sándwich es utilizada en conversaciones en las que uno de los interlocutores tiene que dar una respuesta negativa, sin ser hostil y por el contrario, agradar al receptor del ‘no’ que estamos por emitir.

Dentro de la comunicación asertiva, es decir, en la comunicación en la que lo que dices te respeta y respeta al otro al mismo tiempo, surgen momento en los que tenemos que decir ‘no’ con tacto y de manera sutil o educada.

Cada que decimos ‘sí’ cuando en realidad no queríamos hacerlo, dañamos nuestro estado emocional. Pues, somos deshonestos con nuestros deseos, acciones o pensamientos.

Todos tenemos derecho a negarnos a lo que queramos, pero si queremos evitar dañar a quien recibe la negativa tenemos que seguir la siguiente técnica llamada ‘sándwich’

Aplicando la técnica del sándwich

Los emparedados o sándwiches cuentan con tres capas, que en esta analogía corresponden a tres fases bien diferenciadas, y todas importantes por igual para conseguir el objetivo final: decir que no de la mejor manera.

Primera capa: Pan

En el pan que conforma este sándwich tiene que ir un SÍ. Aquí debes introducir la frase de manera agradable y empática.

Por ejemplo: “Muchas gracias por la invitación, me encantaría ir con ustedes a tomar un café en la tarde”

Segunda capa: Queso y jamón

En el interior del sándwich, o sea, el jamón y el queso, debe incluir el NO. Esta parte de tu respuesta debe expresar de forma asertiva la negativa que quieres dar.

“…Pero hoy me apetece quedarme en casa y descansar”

Tercera capa: Pan

En la última corteza del sándwich tienes que volver a dar un SÍ. De manera positiva, despide la frase y cierra bien la conversación, sin dejar duda y tampoco resentimiento sobre el ‘no’ que respondiste.

“Muchísimas gracias igualmente. ¡Para la próxima vez espero poder apuntarme”

 

Publicado en Vida y Estilo
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.