Una agencia publicitaria imaginó la parte inferior...

Dime Más

"Juji", el perro gigante que encanta a Instagram...

Dime Más

Obra de Rulfo interesa cada vez más en Estados Uni...

Dime Más

¡Una delicia..! Platillos típicos mexicanos para estas fechas

Escrito por  Viernes, 15 Septiembre 2017 12:13

Sus platos regionales resultan sorprendentes para el paladar de los millones turistas que visitan el país

Desde la colonización europea, la gastronomía mexicana a fusionado junto con la inmensa diversidad de sus sabores, elementos e ingredientes de todas los lugares del mundo, debido a esto se han creado infinidad de platillos.

Los mismos que por supuesto son estelares en nuestras fiestas patrias en la Ciudad de México y en todo el pais.

Los platos principales de la gastronomía mexicana suelen ir acompañados de salsas, ya sea picantes o con otros ingredientes más suaves como el aguacate. Por su parte, la carne tanto de ternera como de pollo están muy presentes, al igual que los famosos frijoles y las tortillas.

Las enchiladas son similares a los tacos, pero con mucho picante, sin cereales dentro y con abundante queso. Hay quienes las gratinan al horno no solo por el queso que las cubre, sino también por el que hay dentro. Como suele ocurrir con este tipo de comidas, existen diferentes recetas dependiendo de la región.

Así, según el estilo de preparación, la enchilada puede acompañarse bien de carne de pavo, pollo o res, o simplemente de queso. También existen zonas donde se acompaña de una guarnición extra a base de cebolla cruda picada o en rodajas, crema de leche, queso y lechuga.

Por ejemplo, en Guanajuato se preparan las llamadas “enchiladas mineras”, mientras que en Monterrey es común rellenarlas de queso fresco y freírlas en un poco de aceite. Además, se suelen servir con patatas fritas, lechuga y tomate, como si fuera una ensalada.

Los populares tacos mexicanos son tortillas de maíz rellenas con pollo o cualquier otra variedad de carne, chiles rojos, verdes y amarillos, tomates y cebollas. Se puede decir que son un clásico en cualquier comida mexicana y, probablemente, uno de sus platos más conocidos internacionalmente.

El simple hecho de enrollar una tortilla sobre sí misma ya puede considerarse como “taco”. El consumo de las tortillas de maíz enrolladas de esta manera es muy habitual en México cuando se come sopa o algún otro plato de consistencia líquida.

Los tacos más elaborados y populares alrededor del mundo son los que se rellenan de algún aliño en su interior. De este tipo, se pueden encontrar tres variedades: los tacos al pastor, los tacos de salsa y las flautas, siendo esta última variante la más consistente dado que en este caso los tacos se fríen.

Las fajitas son uno de los platos más populares y consumidos dentro de la gastronomía Tex-Mex, lo que significa que es popular tanto en México como en el suroeste de Estados Unidos. Este plato consiste en tiras de carne asadas a la parrilla junto con una variedad de verduras, entre las que se suelen encontrar: cebollas, chiles, zanahorias, maíz dulce, etc.

En realidad, del este pozole blanco también existen versiones rojas (como la que se hace en Jalisco) y la versión verde (habitual en la Costa de Michoacán). Es una sopa hecha a base de un tipo concreto de maíz conocido como cacahuazintle, a la que se le añade carne de cerdo o pollo como ingrediente complementario.

La receta básica incluye como ingrediente básico granos de maíz del tipo cacahuazintle o cacahuacintle, esto es, una variedad de maíz originaria de México cuyo grano es más blanco, tierno y redondo de lo habitual.

La peculiaridad de este tipo de maíz reside en que, al hervir sus granos, se abren en forma de flor y sueltan una especie de espuma, y esta es la razón por la que se emplean en el pozole.

Las quesadillas incluyen también tortillas de maíz o de trigo y su ingrediente principal es el queso, de ahí su nombre. Se elaboran a la plancha o a la parrilla y se añade queso hasta que éste queda fundido. Si solo se emplea una tortilla, entonces se sirven plegadas.

Si se coloca una tortilla encima de la otra (de manera que el queso y el resto de ingredientes quedan de relleno), entonces se las denomina sincronizadas. Cuando se incluyen otros ingredientes aparte del queso, suelen llamarse simplemente dobladillas.

Este plato se denomina huarache porque la forma que tiene recuerda a las sandalias del mismo nombre que acostumbran a calzar los indígenas de México. Se hace con masa de maíz, más gruesa que la de las tortillas, y por lo general su forma es ovalada.

Se cocinan a la plancha y se cubren de varios ingredientes, entre los que se incluyen los frijoles, la lechuga, el queso fresco, salsas y el relleno principal, que suele ser carne de pollo, aunque también los hay de bistec y de chorizo.

El chile en nogada es, probablemente, el platillo más controversial entre los mexicanos, todos tienen una opinión acerca de él.

Y es que, algunos esperan ansiosamente su llegada durante la primera mitad del año, y otros se mantienen indiferentes a su paso triunfal por restaurantes tradicionales durante los casi 85 días que dura la temporada. Sin embargo nadie duda de su importancia y, mucho menos, de su valor gastronómico dentro de la cocina mexicana.

El polémico origen del chile en nogada

Son varias las versiones que se cuentan sobre el origen de este platillo. La más aceptada dice que las monjas de un convento poblano lo crearon para celebrar la Independencia en presencia del mismo Agustín de Iturbide; otras sostienen que fueron las novias de tres soldados del ejército Trigarante, que por cierto eran poblanas, quienes decidieron crear un platillo con los colores de la bandera de la nueva nación: el blanco en la nogada, el rojo en la granada y el verde en el perejil.

A pesar de la controversia que existe alrededor de su origen, en lo que todas las versiones coinciden es en que el chile en nogada nació en Puebla en los años posteriores a la Independencia de México.

Modificado por última vez en Viernes, 15 Septiembre 2017 12:25