Ciencia
Lectura 2 - 3 minutos
UNAM crea prueba para detectar la COVID-19 económica y confiable
TXT ADN40

UNAM crea prueba para detectar la COVID-19 económica y confiable

Fotógraf@/ Reuters
  • Like
  • Comentar

Egresados de las carreras de Física, Matemáticas, Biología y Química de la UNAM desarrollaron un biosensor que permite detectar la COVID-19, a través de pruebas PCR, de una manera más económica y la cual fue validad por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos “Dr. Manuel Martínez Báez” (InDRE).

A través de un video publicado por la Máxima Casa de Estudios, Tatiana Fiordelisio, de la Facultad de Ciencias, una de las diseñadoras del biosensor, relató que empezaron el proyecto pensando en las hormonas.

"Este proyecto lo empezamos desde unos 5 años más o menos 6 años y empezamos a trabajar para detectar hormonas, por ejemplo, insulina, glucosa. Entonces estábamos muy avanzados en estos sensores. Tenemos la patente, también metimos la patente internacional cuando se vino la pandemia de COVID-19", señaló la doctora Fiordelisio.

Agregó que esta prueba detecta hasta los niveles más bajos del virus en el ARN del paciente y tiene un margen de error de solo 2% de poder arrojar un falso negativos; mientras que los resultados cuentan con la validacion documental y de procedimiento por parte del InDRE.

Los científicos mencionaron que están en espera de la certificación necesaria para que los resultados tengan valor oficial para ingresar a países que solicitan como requisito una prueba PCR negativa.

El proyecto busca llegar a zonas de escasos recursos donde no hay laboratorios médicos.

Ante un repunte de casos de COVID-19 en México, la UNAM puso a disposición de alumnos y público en general la práctica de pruebas COVID-19, y actualmente realizan 500 pruebas diarias, pero durante los próximos días las aumentaran a 800 diarias.

Las pruebas tienen un costo de 500 pesos para la comunidad universitaria y 700 para el público en general.

¿Cómo funciona el biosensor que permite detectar la COVID-19?

Anteriormente, Tatiana Fiordelisio y Mathieu Hautefeuille explicaron que un biosensor es un dispositivo compuesto por dos elementos fundamentales: un receptor biológico (por ejemplo, proteínas, ADN o células) preparado para detectar una sustancia aprovechando la especificidad de las interacciones biomoleculares, y un sensor, capaz de interpretar la reacción de reconocimiento biológico que produce el receptor y “traducirla” en una señal cuantificable.

"Implementamos la técnica para detectar en ARN (ácido ribonucleico), lo que nos permitiría tener una gran especificidad de detección, pero de manera masiva. Entonces, la idea es combinar dos necesidades: especificidad y masividad, para poder salir adelante en el diagnóstico", detallaron.

El biosensor hace una detección específica del virus, con una carga viral menor, lo que se traduce en un diagnóstico temprano y oportuno, a diferencia de las pruebas rápidas que se utilizan para COVID-19, que detectan la cantidad de anticuerpos IgM e Igs; es decir, diagnostican una infección en etapas más avanzadas, cuando el paciente ya desarrolló anticuerpos, pero no detectan al virus ni al material genético.

Visto 7331 veces
Inicia sesión y comenta
Ant. Aplicaciones de Inteligencia Artificial en el sector energético
Sig. SpaceX quiere lanzar 52 misiones en 2022 y la NASA lo duda

Hay 6604 invitados y ningún miembro en línea

© 2024 LaUnión.News. All Rights Reserved. Design & Developed by La Unión Digital Back To Top

Publish modules to the "offcanvas" position.