Publicado en El Dificil Arte de Sobrevivir con Estilo Domingo, 17 Julio 2016 05:56

Me das miedo Teresa

Escrito por

Me encanta el cine mexicano de la época de oro donde la mujer y el hombre no eran lo que hoy somos.

La mujer era sumisa y dedicada a su casa y el hombre el que trabaja y el encargado de llevar el sustento a la casa. Amo ese cine porque era limpio! Sin necesidad de escenas de sexo o de violencia máxima el director te lleva a vivir la emoción de la escena.

En estos últimos días he visto mucho de ese cine desde el clásico de "Bugambilia" con Dolores del Río hasta "Los problemas de mamá" con Amparo Rivelles.

Como han cambiado las cosas desde esos ayeres al día de hoy. La mujer de ahora ya no es tan sumisa y sale a trabajar y en muchos casos es ella la que mantiene la casa. El hombre ya no es tan responsable de los gastos de la casa ni de los hijos... quieren todo compartido. Pero lo que no ha cambiado es la mujer ¡abusiva! Este tipo de mujer sigue en su misma línea... sacar provecho de sus encantos de mujer para obtener lo que quieran del sexo "débil" masculino y vivir bien con el menor esfuerzo.

No puedo evitar ver esas mujeres en la pantalla y recordar a una que otra... ¡Ah caray! Les aviso que no son mis amigas... Son conocidas de conocidos.

Me pasa que cuando conozco alguna historia de este tipo de mujer tengo sentimientos encontrados. Primero siento coraje que no tengan respeto por el ser humano y que busquen su satisfacción monetaria sin importarle lastimar los sentimientos de alguien más. Y cuando se trata de algún conocido mi sentimiento de repudio se vuelve mayor. Y segundo, pienso ¡qué bien que haya quien les haga ver su suerte! refiriéndome  a los hombres "malos" lógicamente :( porque ya saben en la historia del mundo la mayoría de las veces es la mujer quien ha sufrido ya sea abuso físico o psicológico. 

Como ya es costumbre hablaré de una mujer abusiva (así la calificó yo) de la cual no revelaré el nombre pero que bautizaremos en este artículo como Teresa haciendo alusión a esa famosa telenovela que llevará como título el mismo nombre, y que sacó el mejor provecho que pudo de un mejor amigo mío. Digamos que es el caso más fresco que tengo en la cabeza y que es un buen ejemplo de lo que quiero hablar hoy este espacio.

Me encanta contarles cosas de la vida real! Esta vida está llena de sorpresas y por eso me encanta conocer las historias de otras personas porque aprendes de ellas y porque está bueno el chisme pues!

Arráncate verruga! :) empezamos con la historia, esta expresión la escuché en la película "La tienda de la esquina" y me pareció muy simpática. Reconozco penosamente que me acabo de sentir como si estuviera presentando un capítulo de "Mujer casos de la vida real" o un capítulo de "La rosa de Guadalupe".

Como todas muy inteligentemente se presentó como una mujer amable y para nada superficial, una mujer sencilla y muy de su casa y su trabajo. Mi amigo ingenuo, sí los hay, se lo creyó y la puso en un pedestal. Los primeros ocho meses de relación fueron más que maravillosos, todo era miel sobre hojuelas y mi amigo se comprometió con ella en cuerpo y alma. Entonces ella lo detectó y cuando lo sintió ya comiendo de su mano empezó a ser quien realmente era. Una  mujer que vio en mi amigo una oportunidad para mejorar su situación económica. Primero le ayudó con la persona del aseo, después con el jardinero y cuando menos se dio cuenta ya estaba pagando el súper de la semana, y no vivían juntos. Después lo hizo responsable hasta de su tinte! Bueno uno pensaría es normal cuando la pareja se está volviendo formal con miras a matrimonio o mínimo a vivir juntos, pero ella nunca mencionó tal cosa. Y como lo iba a mencionar si tenía su lista de espera, algo así como otras velitas prendidas. Muy inteligentemente mantenía una relación muy estrecha con diferentes hombres y a cada uno le sacaba algo. ¡Sí infiel! No quiero verme muy juzgadora pero sabemos que nadie da nada a cambio de nada...

Cuando mi amigo descubrió su juego lógicamente terminó la relación de dos años y le dejó el campo abierto a otro que tuviera menos escrúpulos que él. Ella al verse descubierta trató por todos los medios de lavar su imagen, nunca pidió disculpas o nunca dijo no quiero terminar, lo que le preocupaba era que mi amigo hablará mal de ella, cosa que no iba a suceder porque es un caballero. Imaginó que no quería que esto llegara a oídos de sus "velitas"

Mi amigo que no tiene problemas con el apego emocional, vivió su duelo muy rápido. Y ella esta vez creo que aprendió algo, porque después de algunos meses lo volvió a buscar para decirle que lo amaba y que quería otra oportunidad. Lo cual quiere decir que tocó fondo y al final, aunque tarde, reconoció que lo que había perdido era algo serio y formal. Vayan ustedes a saber quién la habrá ofendido para que ella llegara a pedir una oportunidad!

En esta historia no hay víctimas pero sí fue una relación manipulada en beneficio de una de las partes y es todo lo que no se vale! Es lo que me indigna que se juegue o se trate de jugar con los sentimientos de las personas. En este caso hablando de este tipo de mujer de moral distraída, ni se dan cuenta del daño que pueden causar. Están tan acostumbradas a conducirse así que lo ven de lo más normal, pasando por alto que todo ser humano es digno de respeto, pero aquí lo más importante a recalcar  a nosotros mismos, seamos hombres o mujeres, es que nunca se nos debe de olvidar que lo último que puede perder un ser humano es su dignidad.

 

Hasta la próxima.

Publicado en El Dificil Arte de Sobrevivir con Estilo
Laura Medina

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Laura Medina

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.