Publicado en El Dificil Arte de Sobrevivir con Estilo Domingo, 16 Agosto 2020 04:03

¿Lo conoces?

Escrito por

Esto de la pandemia y la cuarentena me ha puesto quién sabe cómo… y hablando con un amigo, no sé ni cómo, ni por qué, salió al tema mi ex marido, porque ¿sí se acuerdan que estuve casada? (otra de mis grandes elecciones en la vida).

Y me acordé de todas las que me aplicó. Resulta que me dio un anillo de compromiso bonito: oro blanco con un diamante no muy grande, no muy pequeño; aceptable. Pero… me quedó grande. (Me dijo que se podía mandar a recortar y la manga del muerto). El caso y el cuento es que me lo quedé, pero por muy poco tiempo, ya que casi de inmediato apareció la dueña original del anillito; SU ESPOSA; así como lo leyeron. ¡Era casado el tipo! Y fue muy capaz de decirle a esta persona que iba a tomar el anillo para mandarlo a limpiar, ya que lo veía muy sucio, y vino y me lo dio a mí. Con razón no era mi medida. Y fue en ese momento que inició la telenovela en la que se convirtió mi vida.

En esta historia mi ex se lleva todas las palmas, pues no sólo me hizo esa (reconozco que todo lo que hizo fue por mi tontera, dicho de otra manera no toda la culpa es suya); me hizo varias. No terminaba de recuperarme de una cuando ya venía la otra.

Me pregunto cuántas historias como la mía, que parece sacada de la  pluma de Yolanda Vargas Dulché, no habrá en el mundo entero.

Lo más lógico es pensar que en una situación extrema como esta, uno dejaría al individuo. Lo verdaderamente inverosímil es pensar que alguien seguiría con una persona que sabemos que es un mentiroso, poco hombre, un patán. El hecho es que las dos cosas se dan. No vamos a juzgar a nadie, pero… si decides quedarte en una relación así,  vas a necesitar de un grupo de ayuda profesional y nutrido. Porque este tipo de hombre, con esta perversa personalidad, no va a parar ahí; va seguir mintiendo y haciendo cosas que te dañarán, sin duda.

Podemos llegar a pensar que si no es él, que nos ha llegado a aceptar con nuestras familias, con nuestras costumbres, con nuestros horarios, con nuestras vidas construidas, como este en ese momento, no va a llegar nadie más… pero este es un pensamiento equivocado… siempre hay un roto para un descosido ;)

Asi que si te vas BRAVO, si te quedas te deseo lo mejor. Cada quien aprende a su paso…

Lo que yo sí sé es que: “sabes con quien te casas, pero no de quien te divorcias”.

 


Hasta la próxima.

 


I Love Negrito <3

Publicado en El Dificil Arte de Sobrevivir con Estilo
Laura Medina

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Laura Medina

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.