Publicado en El Dificil Arte de Sobrevivir con Estilo Domingo, 09 Agosto 2020 01:45

Chao Bye

Escrito por

Pasó años diciéndome que era yo la que tenía que cambiar…

En todas las ocasiones que teníamos problemas, estos empezaban y terminaban por mi culpa; como si los problemas de pareja solo fueran responsabilidad de una sola persona. La pareja es de dos y si hay problemas es por los dos. Pero siempre es mas fácil echar culpas que aceptar y enfrentar los errores propios.

He de reconocer que muchas veces acepte tener la culpa aun así faltándome a mi misma; ya que yo sabía que no era así, que no toda la culpa la llevaba yo. Pues aceptaba la culpabilidad porque alguien debía de cargarla: y hasta termina pidiendo disculpas y todo. Y claro la o las situaciones se volvían a presentar una y otra vez.

Siempre me decía que yo estaba mal, que imaginaba cosas, que era desconfiada, en pocas palabras que estaba LOCA, a lo que yo le respondía “patos con patos y jirafas con jirafas” o no? Aparte hasta grosero era el hombre.

Una vez más tuvimos un problema por una omisión de información. Y si hay algo que SI me pone loca es que me mientan, no puedo con la mentira; y peor me pongo si demuestro que me están  mintiendo con pruebas y sigan sosteniendo su historia. No soy una perita en dulce y también tengo lo mío, y también se ofender. Entonces se armaba la Dios es Padre.

Y para variar y no perder la costumbre pues en esta ocasión también me mandó a donde todos hemos ido alguna vez. Y como lo marca la regla después de unos 15 días me busco. En ocasiones pasadas cuando me manda a la china y me vuelve a buscar yo le contestó y hagan de cuenta que aquí no pasó nada.

Pero ahora no le tomé la llamada, es más lo bloqueé. Le mandé un mensaje:

No entiendo para me llamas; ¿quieres saber cómo estoy? (siempre que me vuelve a buscar me dice que me llamó para saber cómo estoy) pues te digo que estoy bien, ¡gracias! Aquí en la ch… se la pasa uno muy bien.. porque aquí sigo desde que me mandaste; ¿o ya se te olvidó?

Y que bloqueo llamadas, whats, mensajes, correos, punto final.

Tengo que confesar que lo había en la relación no era amor. En una ocasión me dijo que se le había descompuesto su computadora que no tenía dinero para arreglarla y que para colmo ya se le bebía el pago de su tarjeta y que no tenía dinero para cubrirla. Yo pensé “que bueno se lo merece, ojalá le pase más” neta! En lugar de mortificarme o quererlo ayudar le desee más mal. Era una relación de odio/amor, más rencor que amor obvio. Imagino que a él le pasaba igual.

Y saben le reconozco que siempre tuvo la razón. Soy yo la que debía cambiar, soy yo la que estaba loca. El cambio esta en mí y mi primer paso para cambiar es escupirlo de mi vida.

Para que quiero a mi lado un “hombre” que me insulta en lugar de decirme que me ama, para que quiero a alguien a mi lado que nunca se alegra de mis triunfos, en cambio siempre me critica, para que quiero a alguien que prefiere estar en donde sea y con quien sea menos  conmigo, para que quiero a alguien que solo me busca cuando se ve o se siente solo… pa´que

Lo que Yo necesito es un hombre de valores.

No soy plato de fonda, ni plan C de nadie.

Quítale dos puntos a los puntos suspensivos, marca el fin de esa historia tóxica que solo te quita vida.

 


Hasta la próxima.

 


I Love Negrito <3

Publicado en El Dificil Arte de Sobrevivir con Estilo
Laura Medina

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Laura Medina

Más en esta categoría: « Ladro por ti ¿Lo conoces? »
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.