Publicado en El Dificil Arte de Sobrevivir con Estilo Domingo, 29 Septiembre 2019 05:21

¿Quién te quiere más?

Escrito por

Uno de mis mayores placeres en la vida es tomarme un café por la mañana. Un solo sorbo hace que me despierte y que me ponga las pilas para empezar el día.

  Otra forma de consentirme es comerme unos chocoroles por la tarde; o bien cuando tengo mucha hambre y quiero romper la dieta comerme unas enchiladas de mole. O si tuve un día muy pesado, ver una de mis películas preferidas me relaja. Ir al cine sin duda me encanta y me lo doy como “premio”.

Porque es importante consentirte a ti misma? Pues porque lo merecemos! En mi caso porque me levanto temprano, hago ejercicio, porque soy productiva, porque sí está en mis manos hago el bien y por muchas cosas más… pero la razón más, más poderosa es porque alimento mi autoestima.

Esta autovaloración es la capacidad de quererme a mí misma, de darme aprecio y lo más importante de aceptarme a mí misma. Y me doy cuenta de que evaluarme me hace ser más valiosa porque me percibo como una mujer increíblemente capaz de lograr lo que me dé la gana…

Lograr una armonización del cuerpo y el alma lleva su trabajo. Este equilibrio lo logramos con ciertas actitudes, como por ejemplo perdonar.  Esta actitud  nos aporta paz interior, permitiéndonos estar sanos física y psicológicamente.

Centrar nuestra atención en las emociones y sensaciones positivas que vivimos, nos lleva a estados mentales y modos de comportamiento que nos preparan para enfrentar con éxito las dificultades futuras. Señores les recomiendo la meditación.

Cuando a prendemos a manejar la culpabilidad y logramos una negociación con nosotros mismos, nos liberamos. “Cuando hay culpa no se vive”

Cuando te sientes bien contigo mismo te conviertes en una persona de hábitos, porque sabes que estos te llevaran al éxito, es decir a la recompensa, a la auto recompensa, obviamente un punto muy positivo para lograr metas.

Aquí es importante mencionar que la recompensa debe ser en proporción de la meta cumplida, obvio  no?

Sé que la comida es una recompensa “peligrosa” más para las personas con sobrepeso, pero para mí que llevó como 20 años haciendo dieta y que mi deuda de hambre ya me rebasó… créanme que me lo merezco y lo más importante no abuso de esta recompensa. Es decir si no tienes la fuerza de voluntad para no pasarte de la raya con tu recompensa, mejor cámbiala por otra cosa; por ejemplo no sé, se me ocurre salir a patinar, o tirarte la siesta que nunca puedes hacer… algo así.

Otra recompensa que no debemos darnos a menudo y debemos de controlar son las compras. A verdad? esta bonita recompensa nos puede llevar a gastar más de lo que debemos. Así que ojo, aquí debe caber la prudencia al igual que la comida, mucho ojo.

En resumen les puede decir que: Date lo mejor de ti y del mundo ¿por qué?  Porque te tendrás sólo a ti por el resto de tu vida,  y muy probablemente a nadie más, tú eres tu mejor relación, tú eres lo mejor de tu vida, de tu historia… Ámate y consiéntete sin medida.

 


Hasta la próxima.

 


I Love Negrito <3

Publicado en El Dificil Arte de Sobrevivir con Estilo
Laura Medina

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Laura Medina

Más en esta categoría: « Un cariño al bullying Un cariño »
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.