Los diputados electos no llegan a acuerdos para designar al presidente del Congreso